Bolonia reduce su tráfico
El proyecto CIVITAS de la Unión Europea promueve un transporte urbano limpio y sostenible. Las siglas significan CIudad, VITAlidad, Sostenibilidad. Con esta iniciativa la Comisión Europea apoya y evalúa la implementación de estrategias de transporte urbano sostenible integradas con el objetivo final de contribuir a mejorar el bienestar de los ciudadanos europeos.

El proyecto Civitas se inició en 2002. La Unión Europea financia a través de Civitas el transporte limpio y sostenible de 36 ciudades de toda Europa. Una de las últimas ciudades en unirse al proyecto ha sido la italiana Bolonia. Entre otras medidas, ha restringido el tráfico en el centro de la urbe.

Bolonia es una ciudad que está aumentando rápidamente de población. El denso tráfico y la alta contaminación comenzaban a ser un problema para sus habitantes. Con la ayuda de la tecnología, han podido hacer frente a estos problemas. El tráfico en el centro de la ciudad se ha reducido drásticamente.

El plan ha considerado diferentes medidas: restricciones de acceso, impulso decidido del transporte público incluyendo mejoras en el sistema, proyectos para compartir coches, ayudas al transporte con bicicletas, incluyendo aparcamientos en el centro de la ciudad. Gracias a estos esfuerzos, en Bolonia se ha reducido un 25% el tráfico en el centro de la ciudad y sus ciudadanos pueden disfrutar de un ambiente más tranquilo y limpio. En definitiva, de una movilidad sostenible.

La tecnología se ha puesto al servicio de este plan. Un sistema de cámaras automáticas comprueba las matrículas de los coches para evitar que los vehículos no registrados accedan el centro de la ciudad. Bolonia espera una reducción combinada de un 50% en las emisiones de dióxido de carbono y de un 80% en la reducción de emisiones de partículas PM10. Además, se espera una reducción de un 20% de los accidentes de tráfico en las calles adyacentes a escuelas.

Otras ciudades que están llevando a cabo el proyecto Civitas Mimosa son Funchal, Gdansk, Tallin y Utrecht.