Bosques prehistóricos emergen tras fuertes tormentas en Reino Unido
La leyenda de un reino perdido bajo las olas que resurge es noticia de interés mundial estos días. En Reino Unido, un par de bosques milenarios que dormían un sueño que parecía eterno han vuelto a despertar, pero lo más probable es que sea sólo por un breve tiempo.

Los biólogos creen que estos bosques -descubierto uno en la bahía de Mount, en Cornualles y el otro en la bahía de Cardigan- datan de hace unos seis mil años, y aunque su existencia es más bien testimonial, pues simplemente son troncos muertos, también es cierto que esos vestigios constituyen una auténtica maravilla de la naturaleza.

Hasta ahora habían estado enterrados, reapareciendo tras las fuertes tormentas que ha sufrido el país durante los últimos meses. Y, del mismo modo que han reaparecido, serán de nuevo sepultados bajo las aguas en apenas unos meses, cuando el mar vuelva a anegar la zona.

El legendario Cantre’r Gwaelod

Los restos de este naufragio, de lo que un día fue un hermoso bosque formado por imponentes árboles, no son sino pedazos de robles, hayas, arbustos de avellanas, así como raíces de castaños y pinos prehistóricos cuya edad milenaria, de 4.000 a 6.000 años, se ha averiguado con la aplicación de pruebas de carbono.

Bosques prehistóricos emergen tras fuertes tormentas en Reino Unido
El bosque descubierto en la bahía de Cardigan, ubicado entre las penínsulas de Lleyn y Pembrokeshire, podría ser el mítico bosque conocido como Cantre’r Gwaelod, que se extendía decenas de kilómetros por la costa galesa antes de ser engullido por el mar.

La recuperación de estos bosques ha sido la cara amable de un invierno muy lluvioso en el Reino Unido, en el que las tempestades han provocado destrozos y grandes pérdidas. Si bien en estos casos se ha ganado espacio terreno al mar, en otros las aguas han recortado hasta cinco metros de costa.