Brasil comienza la lucha contra las bolsas de plástico
Brasil se ha unido a los países que quieren desterrar el uso de bolsas de un solo uso, ya que, desde el 25 de enero de 2012, comenzó la retirada de este tipo de bolsas plásticas en los supermercados de São Paulo, la ciudad más poblada del país.

Bajo el lema “Vamos a sacar al planeta de su ahogo”, el Gobierno estatal colabora con la Asociación Paulista de Supermercados (APAS) con el objetivo de sustituir todas las bolsas desechables por bolsas reutilizables. Esta asociación tiene 2.600 locales.

Para aquellos compradores que lleguen sin su bolsa ecológica, las tiendas ofrecerán tres alternativas: llevar los alimentos en cajas de cartón, comprar una bolsa biodegradable por 0,19 reales (menos de 10 céntimos de euro) o comprar la llamada “ecobag”, cuyo precio fluctuará entre los 1,99 y los 13,90 reales.

Algunos clientes no conocían la medida y se llevaron la sorpresa. Muchos reclamaron por el precio de las nuevas bolsas. La protesta, de hecho, llegó a Internet, donde, a través de Facebook, miles de personas se manifestaron en contra de esta política. También han reclamado los fabricantes de bolsas plásticas, que verán afectados en sus ingresos por la ecológica medida.

Para poner fin a las críticas y lograr que el cambio sea aceptado por los consumidores, el Ministerio Público, la Fundación Procon y el APAS se reunieron para buscar una solución. Decidieron que, durante los próximos dos meses, los clientes que usen bolsas reutilizables tendrán derecho al servicio de embalaje de manera gratuita; además, las tiendas deberán ofrecer, al menos, una ecobag a 0,59 reales; y se va a prohibir cualquier tipo de envase desechable. La idea es que los consumidores se acostumbren poco a poco y que no tengan que sufragar el gasto de la compra de las nuevas bolsas.

Aunque, si se reutilizan las bolsas, como pretende la medida, el ahorro de dinero compensa con creces la inversión en la bolsa. Hay que mirar por el futuro… del planeta.