Bruselas fomenta el transporte urbano ecológico
Conseguir que las ciudades sean más verdes pasa, inevitablemente, por mejorar el transporte urbano, un objetivo que se ha propuesto Bruselas con la aprobación de un nuevo grupo de medidas de apoyo a la movilidad ecológica.

Medidas loables las que la Comisión Europea ha aprobado este martes, conformando un nuevo paquete de apoyo a la movilidad urbana para que las metrópolis de la UE promuevan el transporte ecológico. Lo hace, por ejemplo, con “apoyo financiero específico” a través de los fondos estructurales y de inversión europeos para que proyectos que ya están funcionando tengan continuidad o, por ejemplo, para la elaboración de planes de movilidad urbana sostenibles.

Por un lado, es fácil convenir con la Comisión Europea que uno de los más graves problemas de la movilidad urbana es la congestión del tráfico y la polución atmosférica y acústica que provoca.

Medidas puntuales

Pero, al mismo tiempo, se hace difícil entender que se pretenda solucionar tal problemón con inversiones puntuales que poco pueden en un entorno diseñado a golpe de política neoliberal, falta de políticas integrales, que no apoya en lo más mínimo todo aquello que se salga de lo convencional, es decir, de la polución a golpe de combustibles fósiles. Como tan a menudo ocurre, los grandes intereses mandan…

Las ayudas son parte del programa Horizonte 2010, de ayudas europeas a la investigación e innovación. Y será la Iniciativa Civitas 2020 la que apoyará a ciudades, empresas, universidades y otros interesados en proponer y poner en marcha nuevos enfoques que mejoren la movilidad urbana, con un presupuesto total de 106,5 millones de euros para 2014 y 2015.

Bruselas fomenta el transporte urbano ecológico
El presupuesto complementa al proyecto de Ciudades y Comunidades Inteligentes, que dispone de 200 millones para los próximos dos años, a través del que también se promueve el uso de coches ecológicos, con 159 millones.