Cómo calcular nuestra huella de carbono

Seguramente has oído hablar de la huella de carbono. Llamamos así al número de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero que una persona, empresa, evento, servicio o producto envía a la atmósfera, tanto de manera directa o indirecta. Aunque se la llame “carbono” de forma genérica, esta huella también mide otras emisiones como el metano, óxido de nitrógeno… etc.

Cada persona, según sus comportamientos o hábitos más o menos ecológicos, envía a la atmósfera una cantidad de gases diferente. Quizá te has preguntado alguna vez cuál es la tuya y, tras leer este post, sabrás cómo medirla. Conocer la huella de carbono individual (o de tu empresa) es muy útil porque nos permitirá concienciarnos de lo que nuestros hábitos suponen para el Planeta y, sobre todo, nos animará a intentar reducirla (y compensarla). Además, así sabrás cómo de ecológicos son tus comportamientos porque adquirirás unos índices de comparación (en tu país, en tu continente, etc).

Qué tener en cuenta

Hay muchas maneras de medir la huella de carbono (no es igual para un particular que para una empresa y depende de las variables y el tiempo que quieres medir), pero los plazos habituales suelen ser mensuales o anuales. Todas las calculadoras y sistemas de medición que vamos a mostrarte a continuación contemplan una serie de variables que pretenden medir todas tus actividades como ser humano. Un ejemplo puede ser:

– Cuánto consumes en tu vivienda
– Cuánto consumes al transportarte
– Tus hábitos de compra
– Otros hábitos

Cómo calcular nuestra huella de carbono

Algunas calculadoras establecen una diferencia entre las emisiones directas (lo que gastas tú como individuo en casa o la gasolina que consumes) y las indirectas, que serían básicamente todo lo que compramos, ya sea alimentación, ropa, etcétera. Algunas calculadoras también pueden preguntarnos qué tipo de alimentos solemos comer porque consideran que hay un cambio en la huella de carbono indirecta si nuestra alimentación está más basada en carne o pescado que en fruta y verduras y por supuesto la frecuencia de consumo de alimentos envasados o de nuestra comunidad Autónoma.

Antes de comenzar a averiguar cuál es tu huella de carbono real, podrías necesitar tus últimas facturas de agua, luz, calefacción, etc, ya que te pedirán el número de Kwh que gastas anual o mensualmente. Recuerda siempre que el objetivo de este dato es ayudarte a reducir tu huella personal.

Carbon Footprint, una calculadora bastante completa

Tras haber estudiado a fondo las calculadoras más populares que podemos encontrar en la red, escogemos la de Carbon Footprint Ltd como una gran opción a tener en cuenta. La pone a disposición del público una compañía británica cuya función es luchar a favor del medio ambiente. Te permite escoger el plazo en el que quieres medir tu huella (lo normal es un año o al menos un mes). Aunque con una traducción en español algo incompleta, es bastante dinámica y fácil de seguir, además completarás todo en escasos minutos.

¿Qué tiene de particular? Para empezar, cuando hayas rellenado tus datos de consumo a través de siete pestañas (país de residencia, vivienda, vuelos, coche, moto, autobús/tren y emisiones secundarias), obtendrás el número total de tu huella (la de toneladas de carbono estimadas que envías a la atmósfera al año) y se te comparará con la de tu país, la de los países industrializados y además te indicarán tu objetivo, para que identifiques en qué áreas debes mejorar.

Cómo calcular nuestra huella de carbono

Otra de las grandes ventajas de esta herramienta de Carbon Footprint es que te propone inmediatamente diversas opciones que puedes adoptar desde hoy mismo para compensar esa huella, que puede ser superior a lo que deberías. Por ejemplo, pagar una cantidad a una asociación de plantaciones de árboles (eligiendo tú mismo/a la región), aunque lo más importante es empezar a adoptar los consejos para reducirla.

Puedes medir tu huella de carbono inmediatamente pinchando aquí: http://calculator.carbonfootprint.com/calculator.aspx?lang=es

La calculadora de EcoPetrol

La empresa colombiana EcoPetrol también ofrece un manera sencilla de medir (más o menos) nuestra huella ambiental. Es cierto que se trata de una calculadora un poco básica, que se deja fuera algunas variables que consideramos importantes, pero no está de más probarla para hacernos una idea de los problemas en nuestros comportamientos.

Cómo calcular nuestra huella de carbono

Lo positivo de esta calculadora interactiva, sencillísima y dinámica, además de estar en español es que nos permite evitar las variables que desconocemos. Por ejemplo, si no conocemos nuestra factura mensual, podemos seguir adelante y aún así obtener un resultado. Está, eso sí, adaptada al consumidor colombiano.

El resultado que muestra te permite saber cuántos planetas necesitaríamos si todos consumieran a nuestro ritmo y la cantidad de árboles que deberíamos plantar para compensar nuestro consumo.
Este es su link: http://www.ecopetrol.com.co/especiales/calculadoraAmbiental/co2.html

La calculadora de Just One Earth

Esta asociación irlandesa cuenta con una página web muy eficiente que incluye poderosas herramientas como su calculadora de huella de carbono. La desventaja es que está disponible sólo en inglés, pero a poco que controles el idioma (o con un traductor automático) lo entenderás en seguida. Cubre de forma rápida y efectiva todas las áreas de los hábitos humanos, así que el cálculo final es bastante certero. ¿Cuál es la gran ventaja de esta calculadora? Que no necesitas ir a buscar tus últimas facturas para ver los Kilowatios por hora o pensar en cuántos litros de gasolina gastaste en el último año (hay cálculos que podemos no saberlos exactamente). Simplemente te preguntará cosas como el tipo de edificio en el que vives, el número de habitaciones que tiene tu vivienda, con qué frecuencia te duchas o cuántas bombillas de ahorro energéticos hay en tu casa.

Como puntos flacos de esta calculadora elegimos dos: te compara tu huella a nivel general de los países industrializados y de otros países, como Irlanda, pero no aparece España en la lista. También deja fuera importantes emisiones secundarias como el consumo de libros, ropa y cosméticos.

Cómo calcular nuestra huella de carbono

Aquí podrás acceder a ella: http://www.foe.ie/justoneearth/carboncalculator/

Después de probar en estas tres calculadoras, ¿te haces una idea de cuál es tu huella y, sobre todo, de cómo reducirla y compensarla?