California se enfrenta a su peor sequía en décadas
La desesperación por la sequía que se vive en California está obligando a tomar medidas a toda prisa que están costando un auténtico dineral y azuzan la eterna polémica de las prioridades del uso del agua.

El que es el estado más poblado de la nación se enfrenta a su peor sequía en décadas. Si 2013 fue el año más seco en la historia de California y el 2014 no se prevé mucho mejor, la situación lleva siendo catastrófica desde hace años, con racionamiento de agua en las ciudades y grandes problemas de abastecimiento en granjas y cultivos.

Años atrás la cosa no iba mejor. Recordemos el estado de emergencia declarado hace un lustro por el entonces gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, sus peticiones a la población para que redujeran su gasto de agua y hasta los racionamientos obligatorios.

Ayuda urgente

Las cosas no van a mejor. De hecho, el mes pasado fue obligada otra declaración de emergencia, en esta ocasión por el gobernador demócrata Jerry Brown, una medida que permite recibir ayuda federal.

Ahora se está a la espera de que se ultime el trabajo que lleva el líder del Senado de California, un proyecto de ley que entrará en vigor el 1 de julio de este año para responder con medidas por valor de 644 millones de dólares a esta emergencia por sequía.

California se enfrenta a su peor sequía en décadas
El dinero se destinará a financiar sin demora un sinfín de proyectos que permitan salir de la situación del modo más rápido posible. Se subvencionarán con prioridad los que estén listos para combatir la sequía, según un borrador del proyecto de ley. Se busca, sobre todo, lograr el abastecimiento rápido, así como promocionar proyectos que hagan uso de agua reciclada o de las aguas pluviales. También se apoyarán sistemas que mejoren la supervisión y gestión de los recursos hídricos subterráneos.