Cambio climático en vez de calentamiento global
El “cambio climático” se suele alternar con el término “calentamiento global”. Sin embargo, solamente el primero es el término generalmente aceptado por la comunidad científica para referirse a los cambios de temperatura. Para poder entender el cambio climático, primero debemos comprender el clima global y cómo funciona el medio ambiente. El clima no es otra cosa que la interacción existente entre la atmósfera, los océanos, las capas de hielos (criosfera), los organismos vivientes (biosfera), y los suelos, sedimentos y rocas (geosfera). Cuando analizamos todo esto, podemos entonces comprender la gran influencia que tiene el clima en nuestra propia vida, y en la de todos los seres vivos del planeta. Precisamente por eso consideramos que el cambio climático es uno de los factores que está acelerando la pérdida de biodiversidad en nuestro planeta.

Los investigadores nunca dejan de buscar respuestas a nuevas preguntas. Intentar encontrar soluciones para frenar ese cambio climático que puede cambiar el mundo tal y como lo conocemos. De todos los estudios, una cosa es segura sobre el clima y es que cambia constantemente: empezando por las estaciones del año. Además, la tierra ha estado sujeta históricamente a periodos cálidos y fríos. Los más graves siempre han sido los periodos fríos llamados glaciaciones en los que muchas especies se han extinguido y la superficie de los continentes se ha modificado debido a descenso del nivel del mar.

Las variaciones del clima pueden sucederse por varios factores, por ejemplo la radiación solar, la tectónica de placas y la construcción de montañas, modificaciones en la órbita de la tierra o aumento en la concentración de gases de invernadero en la atmósfera (eso da origen al término de “calentamiento global”). En el último siglo, la temperatura del mundo se ha incrementado sin parar y son muchos los que relacionen esta elevación al resultado de las actividades humanas.

Las afectaciones de este aumento de temperatura ya se han empezado a manifestar de diversos modos, pero el que más preocupa es el incremento del nivel medio del mar, ya que ante un calentamiento global inminente, se espera que el nivel del mar se eleve debido, acelere el deshielo de glaciares y de las capas de hielo polares. El resultado puede ser catastrófico tanto para muchos animales como para ciudades costeras que podrían quedar inundadas.

Por otro lado, los cambios en las lluvias serán una realidad debido a una mayor capacidad de contener vapor de agua, por una temperatura más elevada, permite el desarrollo de nubes más profundas, lo que implica tormentas más intensas en regiones donde regularmente se tienen lluvias suaves. En regiones áridas o semiáridas también se están presentando un mayor número de tormentas intensas, afectando así a grandes sectores de la población.