Un canguro herido entra en una farmacia
La farmacia del aeropuerto de Melbourne recibió una visita inesperada, pero no por ello menos oportuna. El sorpresivo cliente entró dando saltitos que no eran precisamente de alegría y aunque llevaba un buen bolsillo, no estaba lleno de dólares australianos…

Ocurrió este miércoles, cuando la presencia de un animal que resultó ser un canguro herido desconcertó tanto al personal aeroportuario como a los pasajeros que transitaban por la terminal de este aeropuerto australiano.

La razón por la que irrumpió en la farmacia del aeropuerto fue un hecho fortuito. Según se supo después, ocurrió a consecuencia de un accidente, tras ser golpeado por un vehículo a pocos metros. Fue entonces cuando entró en el establecimiento aturdido, tremendamente asustado y con una pata rota, según pudieron averiguar los veterinarios que lo atendieron.

Rescatarlo y curarlo

De la sorpresa inicial se pasó a un aparatoso rescate del animal. No es la primera vez que un canguro se cuela en el aeropuerto, pero en este caso ha sido curioso que lo hiciera en la farmacia y que estuviera herido.

Más allá de la anécdota, personal del aeropuerto ha subrayado que lo extraño ha sido que encontrara el modo de acceder a la terminal de vuelos nacionales de Qantas Airways, algo que no había ocurrido hasta ahora, si bien el año pasado otro canguro fue encontrado paseando por el aparcamiento del aeropuerto.

Un canguro herido entra en una farmacia
El rescate tuvo su miga. Para atraparlo fue necesario la colaboración de empleados del local y de policías federales, encargados de mantenerlo localizado en el interior del a farmacia hasta que llegaron agentes especializados. Por suerte, la historia tuvo un final feliz tras aplicarle un dardo tranquilizante y trasladarlo a un centro veterinario para curarlo. Toda una experiencia, sobre todo para el pobre canguro.