Cantabria es la región que más agua gasta en España
Con una crisis ecológica y económica como la que se vive en países como España, siendo, además, un país al que acecha la sequía, cabe preguntarse qué regiones son más ahorradoras y cuáles malgastan agua. Según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE), los habitantes de Cantabria, Castilla y León y Extremadura son los que más agua consumieron en España en 2010, mientras que los de Islas Baleares, La Rioja y el País Vasco fueron los que menos agua gastaron.

Los cántabros consumieron una media de 173 litros de agua por persona y día, seguidos de los castellanoleoneses (167 litros), extremeños (160 litros). Después, figuran los de Principado de Asturias (159 litros), Región de Murcia (158 litros), Comunidad Valenciana (157 litros) y Castilla-La Mancha (152 litros).

El octavo puesto es para los habitantes de Canarias, con un consumo por persona y día de 149 litros. A esta comunidad autónoma le siguen Aragón (144 litros), Andalucía (143 litros), la Comunidad de Madrid (140 litros), Cataluña (133 litros) y Galicia (132 litros).

Por fin, los habitantes del País Vasco consumen cada día una media de 122 litros de agua, igual que los de La Rioja. Finalmente, los consumidores de Islas Baleares son los que menos agua consumen, con una media de 121 litros por habitante.

El coste unitario del agua se situó, en 2010, en 1,51 euros por metro cúbico, lo que supone un ascenso del 6,3% respecto al año anterior. Por comunidades autónomas, los valores más elevados correspondieron a Islas Baleares (2,69 euros por metro cúbico), Murcia (2,17 euros) y Canarias (1,90 euros), frente a la Rioja (0,91 euros por metro cúbico), Castilla y León (0,98 euros) y Galicia (1,01 euros), las regiones más baratas.

La encuesta tiene como objetivo la cuantificación en unidades físicas de la captación de agua del medio ambiente, la potabilización, el suministro y el saneamiento (alcantarillado y depuración de aguas residuales).

En 2010, se consumieron un total de 2.413 hectómetros cúbicos de agua potable, lo que representa un descenso del 3,2% respecto a 2009. En cuanto a las pérdidas reales de agua en las redes públicas de abastecimiento urbano por fugas, roturas, averías, etcétera, se calcula que se perdieron 803 hectómetros cúbicos, lo que representa el 17,5% del total del agua suministrada a estas redes.

Por otra parte, un 8,4% del agua (835 litros) suministrada a estas redes no quedó registrada, por errores de medida, fraudes u otras causas.

El 71,1% del consumo provino de los hogares (2.413 hectómetros cúbicos), mientras que los sectores económicos consumieron 675 hectómetros cúbicos, un 19,9% del total y los consumos municipales gastaron 309 hectómetros cúbicos, el 9% del total.