Cargar teléfonos móviles con la energía de un rayo
Tal y como ocurrió con el pobre Frankenstein, que cobró vida con un rayo durante una tormenta, también podríamos cargar así nuestros móviles en un futuro próximo. Al menos, ya ha habido quien lo ha logrado. Ha sido Nokia, cuyo departamento de desarrollo ha innovado por todo lo alto, concretamente sustituyendo un cargador convencional por la increíble fuerza de un rayo.

El experimento se ha hecho con un Lumia 925. Al crearse un rayo de 200.000 voltios mediante dos electrodos y colocarse el teléfono justo en la zona que recibió la energía liberada, se consiguió una carga completa en tan solo dos segundos, ahí es nada.

Lógicamente, el proceso se llevó a cabo con todo tipo de medidas de seguridad para evitar accidentes, al tiempo que se pudo preservar la integridad física del teléfono. Por lo tanto, la moraleja es clara: no debemos intentar este experimento por nosotros mismos bajo ningún concepto, pues podría ser realmente peligroso.

Carga instantánea

Mejor contentémonos con ver el vídeo que incluimos al final de post, en el que se puede ver cómo un rayo de laboratorio carga el móvil de un modo casi instantáneo. En lugar de ser fulminado por su violenta descarga, el aparatito hace justo lo contrario, cobra vida de nuevo gracias a su ya rebosante batería.

Cargar teléfonos móviles con la energía de un rayo
El estudio de los rayos para la recarga de los móviles es un trabajo conjunto entre Nokia y la Universidad de Southampton. Por ahora, se necesitan las herramientas necesarias para tener éxito, pero es posible hacerlo, al menos con este Nokia, lo que no deja de ser sorprendente.

Este tipo de estudios todavía son anecdóticos, pero no cabe duda de que abren un camino muy prometedor en el aprovechamiento de las energías renovables. Quizás sólo sea cuestión de tiempo que acaben siendo una realidad cotidiana.