Casa junto a un lago, con la fachada plegable
Las casas que dialogan con el paisaje, que bailan lo mismo al ritmo del otoño, del invierno como de la primavera o el verano, que son camaleónicas y están hechas con materiales sostenibles son hogares verdes en el más amplio sentido de la palabra.

Esta curiosa casa, bautizada con el nombre de “Recreational Island House” es una construcción con forma de cabina, fabricada con cristal y madera junto a un lago de una pequeña isla en Loosdrechtse Plas, una región holandesa conocida por sus hermosos lagos, con una fachada que se pliega para ofrecer vistas panorámicas desde su interior, que en realidad es también parte del exterior.

La naturaleza en casa

Con sólo abrir las paredes como si fuesen ventanas, dejamos que la naturaleza entre y salga, pues además la casa tiene forma de caja, es decir, carece de tabiques. Sus 215 metros cuadrados son más que suficientes para que una familia pase unas vacaciones inolvidables, sobre todo porque nunca se quedan cortos gracias a su pared móvil.

Lejos de imponerse al entorno, el ladrillo desaparece, se convierte en cristal y madera reciclada, trasnparente aquel y abatible ésta, para hacerse invisibles. En lugar de ser un punto y aparte y buscar el aislamiento, es un punto y seguido con respecto al entorno. O, si se prefiere, unos puntos suspensivos que invitan a soñar… abiertos a lo que pueda surgir y brindarnos el entorno, una reserva natural.

Casa de cristal con fachada plegable 5
De hecho, su ubicación en una entorno protegido ha sido la que ha obligado a los arquitectos a ser creativos al máximo para así poder cumplir con las estrictas normas que prohiben toda construcción que no se integre en el paisaje. En esta ocasión, el resultado agrada tanto al entorno como a quienes tengan el privilegio de disfrutar de esta insólita casa de fachada plegable y que en una de sus esquinas puede abrise completamente, convirtiendo el comedor en una especie de mirador o muelle…

Arquitecto y crédito Fotos: 2BY4-architects