Casas con ladrillos de plástico reciclado
Este invento colombiano no es algo nuevo, pero sí constituye una iniciativa novedosa como proyecto solidario. Su materia prima, ladrillos fabricados a partir de plástico reciclado, podrían crear casas para millones de personas sin hogar.

No son tan económicas como las que realizan las impresoras 3D, tal y como vimos en un anterior post, pero su precio es asequible en términos comparativos. Es decir, frente al precio habitual de una vivienda. Y los resultados tienen un aspecto fantástico, es durable y permite realizar construcciones muy similares a las convencionales.

Mutatis mutandis, se construyen como si de un juego tipo Lego se tratase, sin siquiera necesidad de cemento, pero la cosa es mucho más seria. No en vano, estamos hablando de crear moradas dignas que solucionen uno de los problemas más importantes que tienen las personas. Fundamentalmente, por sus precios prohibitivos, imposibles de asumir para los colectivos más humildes de la población mundial.

¿Seguro que es el cambio climático?

Conceptos Plásticos es el padre de la criatura, unos ladrillos de plástico reciclado que se realizan tras pulverizarlo y compactarlo para que adopten la forma que se puede ver en las imágenes. A continuación, se ensamblan formando las distintas partes de la casa.

Casas con ladrillos de plástico recicladoEn la Es la solución a un problema creciente, hasta el 40 por ciento de la población de zonas de África, Asia y América Latina no tiene hogar. El coste de la vivienda se calcula por kilo de plástico procesado y no por metro cuadrado. Una de 40 metros cuadrados costaría unos 4.500 euros.

¿Seguro que es el cambio climático?

Por lo general, una casa media necesita alrededor de 1.300 ladrillos, todos ellos enteramente de plástico. Según explican sus creadores, Cristina Gámez, Óscar Méndez y Fernando Llanos, el plástico debe atravesar un proceso de transformación que incluye su molienda, el aglutinamiento, fundición y extrusión, por este orden.

Aunque su colocación es sencilla, se precisa de elementos intermedios que hagan la función de viga, así como distintos remates para la fabricación de las ventanas. Por lo tanto, se evitan muchos gastos, ya que únicamente se recurre al plástico reciclado, abaratándose el precio final.

Casas con ladrillos de plástico reciclado
Si bien la fabricación en sí de los ladrillos resulta compleja y costosa. El balance final, sin embargo, realmente merece la pena a nivel económico y ambiental. Sobre todo, en países como Colombia, donde se necesitan con verdadera urgencia este tipo de soluciones para ayudar a personas que carecen de vivienda.

En concreto, están haciendo casas para organizaciones solidarias (ONGs o fundaciones) o viviendas por encargo de personas que quieren donarlas. Igualmente, ayudar en la recogida de plástico también es otra manera de ayudar a construir casas, sin necesidad de aportar dinero.

Casas con ladrillos de plástico reciclado
Entre otras ventajas, son viviendas muy durables, con una vida estimada de alrededor de 400 años, que asilan del exterior a nivel térmico y acústico, además de resulta resistentes a terremotos de hasta 9,5 grados, a los destrozos que puedan hacer los roedores, al agua y al fuego, explica Méndez.

Casas con ladrillos de plástico recicladoSu precio ronda los 4.500 euros y su construcción es factible en menos de una semana por 4 personas, sin necesidad de tener conocimientos especializados. Otra razón por la que el coste final es más asequible.

El proyecto acaba de recibir un premio que supone mucho más que un reconocimiento, ya que el concurso The Venture de Chivas ha considerado que es una de las mejores ideas de negocio, capaz de hacer un gran cambio en el mundo, apoyándolo con 1.000 millones de dólares.

En un futuro, ser plantearán aplicar el modelo en otros países. Por lo pronto, el objetivo es centrarse en su país, donde ya se han construido unos 1.500 metros cuadrados, aunque ya han surgido empresas de construcción interesadas en aplicar el proyecto en otros países.

Ahora, con la inyección de dinero que supone el galardón podrán acelerar el trabajo. Un objetivo factible, siempre y cuando cuenten con el necesario apoyo de las industrias plásticas y de la ciudadanía, pues se precisa de un constante acopio de material. En este sentido, también se está incentivando a la gente a través de distintos puntos de recogida repartidos por Bogotá.

Ecoinclusión: ladrillos de PET y cemento

Como indicábamos al inicio del post, hay otras iniciativas similares. Entre ellas, la llevada a cabo por la fundación Ecoinclusión para su uso en Argentina. Pese a sus diferencias, también tienen mucho en común.

Concretamente, en el municipio Alta Gracia para arreglar desperfectos en casas precarias o hacer remodelaciones que ayuden a sus habitantes a mejorar su calidad de vida. Por lo tanto, también se busca beneficiar a familias que no pueden hacer frente a los gastos que supondría hacerlo por otras vías.

En este caso, además, se realiza una labor ecológica. Puesto que para su fabricación se utilizan residuos PET que proceden de envases no retornables recolectados a través de contenedores especialmente pensados para tal fin.

Casas con ladrillos de plástico recicladoSegún explican desde la fundación, para la fabricación de un ladrillo se necesitan 10 botellas de plástico de dos litros, que tras triturarse se mezcla con cemento, y su coste es algo superior al del ladrillo convencional.

Sin embargo, se valora el beneficio ambiental, puesto que evitamos un daño al entorno (el PET tarda alrededor de 500 años en descomponerse) al tiempo que se ahorra en materias primas que resultan contaminantes. Por último, el proyecto también recibió un premio. La concesión del galardón al mejor proyecto latinoamericano sustentable de la red de universidades Ilumno reconocío su doble lado solidario, tanto con las personas necesitadas como con el medio ambiente.