Casas naturales de madera, barro, paja o bambú
No es necesario ser un gran constructor para levantar una casa natural, basta con tener ciertas habilidades y pedir ayuda a asociaciones y colectivos que impulsan la construcción de estas viviendas ecológicas. Las casas naturales están fabricadas a base de madera, el barro, la paja o el bambú, todo tipo de materiales para reducir el impacto ambiental y económico de la construcción de viviendas convencionales a base de ladrillos y cemento.

Las principales ventajas de construir una casa de madera son bajo coste, requiere poca energía y unas herramientas sencillas para su producción, además de ser tener una estructura basada en un material natural pero que es más resistente que el acero y el hormigón. Cuando la tenemos lista, en su interior podemos observar ambientes más saludables y confortables puesto que la madera absorbe y expulsa la humedad.

Para muchos, las casas naturales son una vuelta al pasado, pero para otros consiste en una construcción sostenible. Desde tiempos inmemorables, las viviendas se empezaron a construir con barro y paja. Incluso en pleno siglo XXI, algunos países siguen utilizando estos materiales para construir casas habitables. En Reino Unido, se estiman unas 100.000 casas de barro y paja. Mientras que en Noruega ya se planea construir el rascacielos de madera más alto del mundo, con nada menos que 17 pisos.

Otro material cada vez más de moda es el bambú, ideal para construir un hogar natural y para luchar contra el cambio climático ya que puede absorber dióxido de carbono. Su crecimiento en plantaciones es rápido (4 años) y sus características son perfectas: duradero, flexible, fuerte y ligero. El uso en varios países orientales, lo convertido en uno de los materiales de construcción más utilizados en el mundo.