Castilla y León quiere acabar con las bolsas de plástico
Cada vez estamos más cerca del final de las bolsas de plástico de un solo uso. Esta vez es la comunidad autónoma española de Castilla y León la que comenzará a restringir a lo largo del primer semestre de este 2011 la utilización de este tipo de bolsas. Serán un total de 410 supermercados pertenecientes a nueve cadenas de distribución las que, con la medida, reducirán 300 millones de bolsas de plástico hasta 2012.

De esta forma, se intenta dar cumplimiento a al anteproyecto de la Ley de Residuos, la Planificación Regional de Residuos Urbanos y el Plan Nacional Integrado de Residuos (PNR). La medida forma parte de una campaña del sector de la distribución de la comunidad en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente llamada “La bolsa hola vida. Tú eliges”.

Con esta campaña se pretende sensibilizar a los castellanoleoneses para que reduzcan la utilización de envases. La iniciativa promueve, no sólo restringir las bolsas de plástico sin coste alguno, sino, además, incentivar a los consumidores para que usen bolsas reutilizables y de mayor capacidad. Además, se va a formar a los trabajadores del sector y se va a desarrollar una campaña de sensibilización enfocada en el consumidor.

Las empresas desarrollarán estas propuestas en función de sus objetivos y su política de empresa y pondrán en marcha otros planes en función de sus características particulares. Por ejemplo, potenciarán el uso de formatos de venta en los que no se necesite usar bolsas, como añadiendo asas a los envases de venta y productos suficientemente grandes.

Otra de las iniciativas que llevarán a cabo los comerciantes será habilitar espacios suficientemente grandes para que pueda pasar un carrito de la compra. También se promoverá el servicio de entrega a domicilio en compras superiores a un determinado volumen.

El objetivo de reducción es de un 20% de los plásticos a finales de 2011, de un 40% durante el primer semestre de 2012 y hasta del 60% a finales del próximo año. En total, se estima que se eliminarán 300 millones de bolsas hasta 2012 en la comunidad autónoma de Castilla y León.