Volver a la Naturaleza tras la muerte
Pasar a la otra vida de forma por completo ecológica es técnicamente imposible. Sin embargo, las prácticas funerarias pueden acercarnos más o menos a la Naturaleza, al tiempo que supondrán un mayor o menor impacto ambiental.

Como es bien sabido, el enterramiento convencional no resulta ecológico por distintos motivos. Entre ellos, el uso que se hace del espacio, los productos con los que se tratan los cuerpos y los materiales con los que se fabrican los ataúdes.

Aunque también es cierto que los ataúdes ecológicos están empezando a abrirse paso en el mercado, sigue siendo una opción muy minoritaria. Previsiblemente, en el futuro, el sector irá adaptándose a las demandas y mejorando estos aspectos.

En algunos países o, más concretamente, en zonas todavía no colonizadas por el mundo moderno, se entierra naturalmente. Ocurre, por ejemplo, en los cementerios bereberes, donde los cuerpos se soterran envueltos en un simple sudario en lugares naturales privilegiados. Como consecuencia de ello, se crean espacios de gran biodiversidad de forma espontánea.

La muerte como fuente de vida

El ciclo natural de la vida, en el que vida y muerte son las dos caras de una misma moneda, puede realizarse tanto a través de un enterramiento “natural” como a través de la cremación. Sin embargo, en ambos casos puede acabar suponiendo un problema de contaminación en lugar de lo pretendido.

Volver a la Naturaleza tras la muerte
Aunque el concepto del eterno retorno se encuentre en las bases de la cultura occidental, y el Antiguo Testamento también nos recuerde aquello de “polvo eres y en polvo te convertirás”, en la práctica las cosas son muy distintas.

Problemas de contaminación

El problema de la polución puede presentarse en situaciones que podríamos considerar eco amigables e incluso ideales. Se trata, lógicamente, de una cuestión estadística. Es así como se entiende la alarmante situación que podría provocar un enterramiento “natural” masivo en sociedades modernas. No en vano, éstas se caracterizan por un uso intensivo de químicos que llegan a nuestro organismo en forma de medicamentos y otros productos alimenticios o cosméticos, pogamos por caso.
Seguir leyendo

Los mil y un usos ecológicos del vinagre
El vinagre es un pequeño gran tesoro para tantos usos ecológicos que realmente resulta complicado tener una lista cerrada. Por larga que esta fuera, siempre habría nuevas aplicaciones que añadir.

Tarde o temprano surgirían nuevas necesidades y, con ellas, otras tantas soluciones aportadas por este producto natural casi milagroso, que además es una interesante alternativa ecológica por su doble calidad de accesible y asequible.

Incluso centrándonos en su utilización en el hogar, ya sea para la higiene doméstica, la cocina, la jardinería, el cuidado personal o la cosmética, puede afirmarse sin dudarlo que las posibilidades son casi infinitas. En este post vamos a hacer un repaso de algunos de sus principales usos caseros. A partir de ellos, apostamos a que la inspiración no tardará en llegar y conseguirás darle usos que ahora quizá ni imaginas.

¿Por qué el vinagre?

Además de ser un producto que no poluciona, tampoco es peligroso para la salud y podemos usarlo para tantas cosas que realmente puede considerarse un producto multifunción.

El secreto de su eficacia no es otro que una molécula conocida como ácido acético, obtenido mediante la fermentación del alcohol, que acaba convirtiéndose en vinagre gracias a la intervención de unos microorganismos conocidos como acetobacterias.
Seguir leyendo

La primera aldea del mundo construida con botellas de plástico
Es una aldea pionera, el primer pueblecito que se ha levantado botella a botella, reciclando envases PET de forma masiva como principales materiales de construcción. Bautizado con el elocuente nombre de Plastic Bottle Villae, esta comunidad eco amigable nos recuerda al concepto de ecoaldeas , entre otras razones por su apuesta por este material reciclado, pero también a consecuencia de su privilegiada ubicación, en plena naturaleza.

La Plastic Bottle Villae se autodeclara como una “comunidad eco residencial” diseñada para coexistir con la naturaleza, es decir, la selva tropical, pues está establecida en el corazon de la exhuberante selva tropical de la Isla Colón, en Panamá. Se trata de la isla principal del archipiélago de Bocas del Toro, situado al noroeste del país, en el mar Caribe.

El proyecto está diseñado para minimizar su impacto ambiental y, a diferencia de lo que tantas veces ocurre, no es un proyecto de ayuda a damnificados por un desastre natural. En esta ocasión, el proyecto se plantea como una inversión y, a su vez, como un ejemplo global de lo mucho que se puede hacer para ayudar al planeta mediante inversiones rentables gracias al bajo coste de sus materias primas.

La primera aldea del mundo construida con botellas de plástico
De hecho, este ecopoblado se halla en una de las propiedades más privilegiadas de la isla, una comunidad exclusiva gracias a esta particularidad, única en el mundo. Con este fin de distinguirla de las construcciones de salvamento que se hacen en barrios marginales, en esta ocasión a los compradores de la casa y el terreno sobre el que se edifica se les garantizará ROI positivo (rentabilidad o retorno de inversión), “mientras colaboran para cambiar el mundo en una dirección positiva”, apunta su impulsor, Robert Bezeau, un empresario canadiense reconvertido a ecologista.
Seguir leyendo

Los árboles se ayudan entre sí e intercambian carbono
La importancia de la biodiversidad y los ecosistemas va más allá incluso de lo que imaginamos. En esta ocasión la sorpresa la traen los árboles, su inteligencia para sobrevivir y cooperar entre sí, e incluso servirse de unos diminutos microorganismos que se encuentran en sus raíces para intercambiar carbono.

Nuestra historia es un hecho cotidiano, que hasta ahora desconocíamos, un hallazgo científico de esos que se hacen por casualidad, y el resultado no puede ser más sorprendente. Porque, aunque cueste de creer, los árboles cooperan entre sí sirviéndose de unos hongos para poder hacerlo sin necesidad de estar en contacto directo.

La inteligencia de las plantas

No tener movilidad hace que las plantas agucen en ingenio, y establezcan unas relaciones de solidaridad entre ellas que no abundan en el reino animal, explica Stefano Mancuso, director del laboratorio de Neurobiología Vegetal de la Universidad de Florencia.

Según relata el experto, recientemente en España para presentar su libro, titulado “Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal”, los casos que se conocen son impactantes tanto por lo inédito de la cuestión como por el desconocimiento que existe al respecto. Sobre todo, teniendo en cuenta el enfoque antropocéntrico que domina en todas las sociedades.

Intercambiar recursos vitales

El intercambio de carbono entre árboles lejanos o cercanos, con las raíces injertadas o no, es un hecho. Según un artículo publicado en la revista Science los árboles intercambian el carbono con sus vecinos, sean o no de la misma especie.

Los árboles se ayudan entre sí e intercambian carbono
No es un asunto baladí. Ni mucho menos. Se juegan el tipo, y ante eso solo cabe reaccionar. No en vano, el carbono, que obtienen a partir de la luz solar mediante la función de la fotosíntesis es esencial para sobrevivir. De no contar con suficiente dióxido de carbono y almidón las 24 horas del día no podrían sobrevivir, por lo que se trata de un asunto vital para ellas.
Seguir leyendo

5 usos prácticos del aloe vera
El aloe vera o sábila es un auténtico regalo de la naturaleza, que podemos tener a nuestro alcance de forma tan sencilla como plantándola en el jardín o balcón. Incluso puede crecer en interiores, pues se trata de una planta muy poco exigente, sobre todo si tiene cerca una ventana soleada.

Precisamente, uno de sus usos más sencillos consiste en aprovechar su gran poder purificador para sanear ambientes interiores. Eso sí, necesitamos tener más de una y más de dos para lograr resultados significativos.

Purificador ambiental

Tendremos aire limpio dentro de casa gracias a la fotosíntesis que realiza. Como cualquier otra planta oxigena el aire, pero no solo eso, porque en concreto el aloe vera nos ayuda a acabar con partículas nocivas que se encuentran suspendidas en el aire. Según un estudio de la NASA sobre componentes orgánicos volátiles (COV) es una planta purificadora de interiores que tiene como propiedad característica absorber las radiaciones de ordenadores, televisores y demás aparatos eléctrónicos.

5 usos prácticos del aloe vera
Por lo tanto, nos ayuda a purificar el ambiente del hogar descargándolo de un tipo de polución conocida como nube electrostática. Además, se incluye en la lista de las especies y variedades, ordenadas por su poder purificador y facilidad de mantenimiento, de B.C. Wolverton, que menciona en “Plantas amigas de interior: 50 plantas que purifican el aire del hogar y de la oficina”. Eso sí, el aloe vera se encuentra en el número 45, con lo que pese a incluirse no es de las primeras.

En este caso, la areca (Chrysalidocarpus lutescens), la palmerita china (Rhapis excelsa), la palmera bambú (Chamaedorea seifrizii), gomero (Ficus robusta) y la drácena (Dracaena deremensis ó Janet Craig) ocupan las cinco primeras posiciones.

5 usos prácticos del aloe vera

Usos culinarios

En zumo de aloe vera puede tomarse de forma pura, para lo cual será interesante adquirir el zumo, idealmente bio y en botella de cristal. O, por ejemplo, es perfecto para combinar con otros ingredientes.

Aunque se trata de un producto al que se le reconocen multitud de propiedades y beneficios, tengamos presente que hay que tener en cuenta algunas recomendaciones. Entre otras, por ejemplo, no usarla en el embarazo ni durante la lactancia, y tampoco si se están tomando corticoides. En todo caso, consultar al especialista, sobre todo si se padece alguna enfermedad, se está convaleciente o se sufren patologías crónicas.
Seguir leyendo

Todo lo que has de saber para cultivar hierbas aromáticas dentro de casa
Las plantas interiores pueden tener uso culinario y terapéutico, además de aromatizar, oxigenar, purificar nuestro hogar y darle un aspecto mucho más verde y natural. Y lograrlo es más fácil de lo que pueda parecer. Bastará con poner el foco en un tipo de plantas que son muy accesibles y de fácil cuidado.

En efecto, si queremos sacar todo este partido de las plantas que tenemos dentro de casa, habremos de mirar hacia ese lugar maravilloso en el que se encuentran las hierbas aromáticas. Entre otras, el perejil, el tomillo, el romero, la albahaca, la salvia, el estragón, el cilantro, el eneldo, la hierbabuena, el cebollín, la menta…

En este post vamos a hacerlo, y además desde un enfoque práctico. Veamos qué cosas básicas hemos de saber para poder cultivar con éxito nuestras hierbas aromáticas. Desde dónde ubicarlas o qué tipo de macetas, tierra o abono necesitan hasta, por ejemplo, el mejor momento del riego y cuáles elegir, entre otros trucos y consejos prácticos.

¿Qué plantas elegir?

Empecemos por la elección. Será importante elegir plantas que nos gusten, tanto a nivel estético como anímico y también para hacer nuestros platos. Y es que a la hora de optar por unas o por otras las preferencias personales son importantes, qué duda cabe, pero también es clave tener en cuenta si son plantas vivaces, con duración solo estacional.
Todo lo que has de saber para cultivar hierbas aromáticas dentro de casa
En cuyo caso será necesario plantarlas de forma periódica, lo que también puede ayurdarnos a decidirnos por hacer nosotros mismos plantones en micro invernaderos caseros a partir de las simientes.
Seguir leyendo

¿Qué es la seguridad ambiental y por qué es importante?
La seguridad ambiental es uno de esos conceptos que no tiene sentido sin su antónimo. O, lo que es lo mismo, hablando de seguridad ambiental estamos intentando protegernos de la inseguridad que crean las amenazas que enfrenta el medio ambiente y, por supuesto, también nosotros como especie que depende de su entorno para la supervivencia.

Una primera aproximación al concepto obliga a hacer un pequeño repaso histórico de la perspectiva internacional en la que se engloba. No en vano, la idea de seguridad ambiental está relacionada con la forma en la que vivimos a nivel geopolítico. Básicamente, partiendo de la división del mundo en países que, como es bien sabido, históricamente han hecho girar su política militar en los conflictos armados, así como en la protección frente a distintos peligros.

En la actualidad, el enemigo ha cambiado y, sobre todo, se ha multiplicado. Tanto porque se tienen más recursos para combatirlos como por el surgimiento de nuevos objetivos, acordes con los nuevos tiempos.

¿Qué es la seguridad ambiental y por qué es importante?
Por lo tanto, la seguridad ambiental puede considerarse un problema global que se aborda tanto a nivel institucional siguiendo políticas nacionales como desde un enfoque internacional. Es inevitable que así sea, y no sol porque las amenazas que sufre el medio ambiente también lo son, sino también porque la perspectiva de seguridad militar ha dado paso a una visión más amplia que, junto con la necesidad de seguridad ambieintal, se suman otros temas relacionados con la pobreza, la inseguridad alimentaria, la inestabilidad social.
Seguir leyendo

La fotosíntesis podría generar la energía del futuro
La energía solar podría ser el biocombustible del futuro. O quizá una fuente inagotable de electricidad verde y económica, pero no a través de paneles solares fotovoltaicos ni similares. En particular, si la recién descubierta fotosíntesis inversa da los resultados esperados, las expectativas podrían superarse hasta llegar a convertirse en el santo grial de la energía limpia del mañana.

La fotosíntesis ha inspirado a la ciencia y, en muchos sentidos, la biomimética se ha convertido en la gran esperanza de una sociedad moderna baja en carbono. Veamos tres avances recientes en este campo, proyectos científicos que andan a vueltas con la fotosíntesis, confiando ciegamente en ella y logrando grandes avances.

Los tres son tan sorprendentes como prometedores. Las preguntas ahora son: ¿lograrán optimizarse, estallarán? ¿Dejarán obsoletos los combustibles fósiles e incluso otras energías verdes?, ¿Realmente conseguirán cambiar el mundo, se convertirán en energías revolucionarias salvadoras del planeta? Muchas preguntas, cuando además son experimentos muy nuevos. Solo el tiempo tiene la respuesta…

Fotosíntesis inversa como biocombustible

La propuesta de científicos daneses, cuyo resultado han publicado en la revisa Nature Communication, consiste en darle la vuelta a la tortilla. En lugar de reproducir el mecanismo de la fotosíntesis en el laboratorio siguiendo las leyes de la naturaleza, lo han hecho a la inversa.

No puede negarse que la idea es ingeniosa. El proceso mental que ha inspirado esta idea está lleno de lógica. A saber: si las plantas fabrican su alimento a partir de sustancias inorgánicas (razón por la que se les llama seres autótrofos) mediante la fotosíntesis, en la que se utiiza el sol como fuente de energía, nosotros vamos a ponernos como objetivo convertir aquella en generadora de energía.

La fotosíntesis podría generar la energía del futuro
¿Pero, cómo hacerlo? Responder a esta pregunta del millón ha sido posible tirando de biomimética, la apasionante ciencia que se inspira en la naturaleza para encontrar respuestas increíbles a preguntas que parecían no tenerlas. En este caso, la tecnología de la fotosíntesis inversa es capaz de obtener energía verde.

En concreto, se ha conseguido utilizando la biomasa procedente de las plantas, pero entenderlo requiere partir del concepto de fotosíntesis. Bastará con recordar que la clorofila les ayuda a captar la luz del sol, y es a través de su captura las plantas pueden llevar a cabo el proceso que les permite alimentarse.
Seguir leyendo