Guerra al aceite de palma
Los impactos del aceite de palma en la salud y el medio ambiente son dos poderosas razones para regularlo de mejor manera. ¿Y acabar con él, prohibir su consumo vetándolo en tiendas o con legislaciones restrictivas sería la solución?

La situación está al rojo vivo, con noticias tan impactantes como la reciente decisión que han tomado varios supermercados de vetar productos que contengan este ingrediente, y el anuncio de otros muchos que están planteándoselo hacerlo.

A su vez, la Unión Europea se encuentra en un momento decisivo con su votación hoy, 4 de abril, de un informe que aboga por la eliminación progresiva del mismo en los biocarburantes en 2020, así como un único sistema de certificación para avanzar en la tan necesaria sostenibilidad de su cultivo.

Los supermercados, en pie de guerra

Son varias las cadenas de alimentación que acaban de anunciar la retirada del aceite de palma. Primero lo hizo la cadena de productos ecológicos SuperSano, realizando una retirada completa, mientras otras como Alcampo lo retirará de sus marcas blancas y otras grandes compañías están valorando si hacerlo.

Guerra al aceite de palma
Además del problema ambiental que implica su cultivo en cuanto a emisión de gases de efecto invernadero y deforestación, sus propiedades son poco saludables para el consumo, puesto que se trata de un producto rico en grasas saturadas. Además, según un reciente estudio, publicado en Nature a finales de 2016 por el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB) concluyó que el principal componente de esta grasa (ácido palmítico) aceleraba la metástasis cancerosa.

En otras palabras, la proteína clave en la multiplicación de las células tumorales absorbe grasas y el ácido palmítico, en este sentido, pueden considerarse cancerígeno.
Seguir leyendo

Las petroleras amenazan la desembocadura del río Amazonas
Las petroleras son insaciables. Cuando el oro negro se convierte en un “tesoro” escondido bajo las aguas no miran nada más. Sencillamente, se busca cómo llegar a ellos perforando los fondos marinos con el fin de explotar los yacimientos.

Ni qué decir tiene que los ecosistema marinos están entre los más perjudicados por las prospecciones de crudo. En esta ocasión, los daños serían enormes, pues se trata de la biodiversidad única y tremendamente rica de la desembocadura del segundo río más grande del mundo: el río Amazonas.

Ese lugar donde el río Amazonas se encuentra con el océano Atlántico es ahora un área abierta para la exploración de petróleo, y el problema que representa dicha amenaza para el entorno ha hecho poner el grito en el cielo a los activistas ambientales.

Si ya vimos lo dañinos que eran las fugas de crudo en la selva amazónica peruana o en el Golfo de México, en este caso además de este riesgo se le suman todos los peligros a nivel ambiental que supone comenzar a extraer petróleo.

Las petroleras amenazan la desembocadura del río Amazonas
Tanto para el entorno como para la economía local, la salud de las personas y el planeta en general, pues además se trata de un enclave privilegiado como pocos e irreemplazable. Lamentablemente, estos aspectos podrían no ser decisivos a la hora de dar el beneplácito a las multinacionales que van a operar.

Concretamente, BP y Total, grandes multinacionales que podrían recibir las autorizaciones por parte del gobierno de Brasil para perforar el suelo en dicho territorio a un alto precio. Un coste invaluable, el de perjudicar el medio ambiente de forma irremediable.

Un tesoro ambiental que ayuda a almacenar CO2

Al margen de la importancia de salvaguardar los ecosistemas marinos, se trata de la desembocadura del río más caudaloso del mundo, un tesoro ambiental que atraviesa Perú (donde nace) y distintos países como Colombia, Venezuela y finalmente Brasil, donde desemboca formando un estuario.
Seguir leyendo

Doñana, un Patrimonio de la Humanidad en peligro
El parque nacional de Doñana es un paraíso natural que se encuentra contra las cuerdas. Como tantas veces ocurre cuando de naturaleza se trata, es el mismo ser humano quien lo hace peligrar, si bien el activismo en este caso habla bien alto y claro.

Se trata de un parque nacional enorme, de más de más de cien mil hectáreas, un refugio natural para cientos de miles de aves que migran cada año procedentes de Europa y África. Además de estas aves, este enclave privilegiado, creado en 1969 y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994, cuenta con una fauna y flora privilegiadas.

¿Acabará en la lista negra de la Unesco?

A diferencia de lo que pudiera parecer, este parque atraviesa un difícil momento. Del mismo modo que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, abreviado como Unesco, tuvo a bien otorgarle dicho título, podría incluirlo en la lista negra del mismo.

Doñana, un Patrimonio de la Humanidad en peligro
Sería el primer enclave europeo en formar parte de ella. De ser un lugar del planeta digno de asombro, de importancia natural excepcional para la herencia común de la humanidad, pasaría a estar catalogado como un lugar que, sin dejar de serlo, corre el riesgo de ser destruido.

Seguir leyendo

Un sarcófago gigante evitará más radiación en Chernobyl
La Zona Muerta de Chernobyl es uno de los lugares más contaminados del planeta. La explosión el reactor número 4 de la central nuclear aquel fatídico 26 de abril de 1986 abrió la puerta al horror y, desde entonces, sigue abierta.

Ahora, cuando se cumplen tres décadas desde aquella tragedia, llega un remiendo en forma de nueva cúpula de contención de tamaño gigantesco, con el que se pretende evitar que el reactor dañado siga emitiendo radiactividad.

Se trata de un sarcófago descomunal que sepulta a la central nuclear siniestrada, cuya factura a nivel ambiental y humana es tan dolorosa que no admite cifras. Aún así, los muertos ocasionados por la toxicidad liberada se cuentan por miles, sin contar las deformaciones y otros problemas de salud que ha sufrido y sufre la población.

Financiada por la comunidad internacional, acaba de colocarse una estructura metálica de 108 metros de altura y 162 metros de largo, que pesará 36.000 toneladas cuando esté ultimada.

Un sarcófago gigante evitará más radiación en Chernobyl
Aunque los equipamientos no están totalmente colocados y tampoco estará operativa hasta 2017, Urania decidió inaugurarla esta semana, coincidiendo con su colocación, pues además como estructura está prácticamente finalizada. Y, en todo caso, los equipamientos que deben añadirse se utilizarán para las futuras operaciones de desmantelamiento del reactor.

100 años de seguridad

La cúpula metálica tiene forma de arco, como puede verse en las imágenes, y poniendo un ejemplo gráfico, sus creadores, los grupos franceses Boygues y Vinci afirman en un comunicado que podría cubrir la Estatua de la Libertad o el Stade de Francia”.

Más allá de comparaciones mediáticas, lo importante es la seguridad, lógicamente. Según los expertos, permitirá garantizar la seguridad de las instalaciones durante los próximos 100 años. De ser así, no cabe duda de que está justificada la alegría que mostró el presidente de Ucrania, Petro Porochenko, presente en la inauguración, cuando afirmó que “el mundo entero hoy (por el martes) puede ver lo que puede hacer Ucrania y el mundo cuando se unen”.

Seguir leyendo

Solo nos quedan 1.000 años en el planeta Tierra, según Hawking
La ciencia no deja de advertir el peligro que corremos de seguir polucionando el planeta al ritmo que lo hacemos. Según científicos de primer nivel de los cuatro rincones del planeta, estamos a punto de iniciar una extinción masiva de especies, entre otros dramas ambientales que acabarán provocando la extinción de la nuestra.

Son muchos los estudios que, sencillamente, consideran que es cuestión de tiempo que ello suceda. Una cuenta atrás para la que debemos estar preparados, tal y como aconseja Stephen Hawking, el famoso astrofísico.

Su propuesta es clara: la única opción que tendrá la humanidad entonces será salir afuera. Es decir, colonizar otros planetas, y es necesario hacerlo cuanto antes, pues a su juicio también se acerca el fin del mundo a pasos agigantados.

Solo nos quedan 1.000 años en el planeta Tierra, según Hawking
Según sus cálculos, el próximo milenio podría ser el de la extinción masiva, por lo que la única manera de evitar que la humanidad desaparezca se hace necesario tener un plan b o, mejor, un planeta alternativo como única esperanza.
Seguir leyendo

Dentro de un siglo podríamos quedarnos sin naturaleza virgen
En el mundo quedan pocas áreas vírgenes. La naturaleza que no sufre la presencia del ser humano, es decir, aquella que realmente hace honor a su nombre, resulta cada vez más difícil de encontrar. Un drama ambiental silencioso, que va mermando estos paraísos de biodiversidad, refugio de las especies clave para los ecosistemas.

De acuerdo con un reciente estudio australiano publicado en la revista Current Biology solo en los últimos 25 años se ha perdido buena parte de las áreas silvestres del planeta. O, lo que es lo mismo, nos las hemos cargado. Y seguimos haciéndolo…

Una destrucción que, según advierten los expertos, dentro de un siglo podría acabar definitivamente con ellas. Echando la vista atrás, desde 1993 se ha perdido un área equivalente a dos veces el tamaño de Alaska o a casi la mitad de todo el Amazonas.

Un 10 por ciento menos en 25 años

El estudio, por un lado, concluye que las áreas inalteradas por el hombre están desapareciendo a una velocidad que espanta. En concreto, casi un 10 por ciento de las zonas silvestres han desaparecido desde los noventa, y por otro el presente sigue la misma tónica. Por descontado, el futuro no es nada halagüeño.

Muy al contrario, los espacios vírgenes siguen desapareciendo a un ritmo acelerado. De seguir así en un abrir y cerrar de ojos tendremos que asumir una cuenta atrás que en tiempos geológicos será tan solo un suspiro.

Áreas vitales para los ecosistemas

Si bien los seres humanos han alterado los ecosistemas terrestres durante miles de años, -explican los autores en su artículo-, “las áreas silvestres siguen siendo refugios vitales para que se lleven a cabo los procesos ecológicos y evolutivos”.

Dentro de un siglo podríamos quedarnos sin naturaleza virgen
Las regiones del Amazonas y el África Central son las más castigadas, apunta el estudio, al tiempo que valora las acciones protectoras. Sin embargo, la tasa de destrucción dobla a aquellas. Por lo tanto, sin dejar de resultar muy útiles, puesto que de otro modo la pérdida aún sería mayor, en modo alguno lograr frenarla.

Sin vuelta atrás

“No podemos restaurar o compensar nuestra naturaleza. Una vez que se ha ido, se ha ido, es exactamente igual que en las especies en extinción”, advierte James Watson, líder de la investigación.
Seguir leyendo

Nuevos derrames de crudo en la selva amazónica peruana
La contaminación por fugas de crudo de la selva tropical del Amazonas no cesa. En el último año se han producido numerosas averías en la red de oleoductos de Petroperú, provocando dramáticos derrames que han contaminado los ríos con miles de barriles de crudo.

De nuevo, la noticia ha saltado. Otra vez hay que lamentar un desastre medioambiental en uno de los enclaves más privilegiados y valiosos del planeta. En lo que va de año, la empresa Petroperú ha tenido un total de 7 accidentes.

Demasiados, sin duda. Uno solo es ya un desastre cuya recuperación es casi una utopía. Así es, al menos, a corto y medio plazo, si bien el largo plazo podría ser o no ser sinónimo de recuperación. Ni siquiera la ciencia puede saberlo.

Nuevos derrames de crudo en la selva amazónica peruana
En esta última ocasión, dos derrames en la selva amazónica, concretamente en la ya castigada zona de Loreto, ha obligado a preparar un plan de contingencia en la zona afectada, por enésima vez, por un desastre ecológico.

Los indígenas se movilizan

Casualmente, -o quizá hubiera que decir todo lo contrario-, los nativos de la zona, comunidades autóctonas de indígenas peruanos asentados allí, denunciaron hace apenas unos días la polución que generan estos derrames de hidrocarburos.

Los repetidos vertidos suponen una serie amenaza para la supervivencia de estos grupos. Además de contaminar el entorno, la contaminación de la tierra y del agua con petróleo está poniéndolos contra las cuerdas.

Pueblos ancestrales, que están saliendo adelante a duras penas, cuyo único agarradero son los recursos que la naturaleza les brinda. Por pasiva, por lo tanto, cuando éstos faltan la subsistencia es un gran interrogante.

Nuevos derrames de crudo en la selva amazónica peruana
Sus protestas obedecían a sendos derrames que se registraron en la zona de Loreto, muy castigada este año por fugas. El petróleo se escapa de forma recurrente de las tuberías y contamina el ecosistema.
Seguir leyendo

Extinción masiva de grandes animales marinos por culpa del hombre
Los grandes animales marinos son especies que llevan en este planeta mucho más tiempo que nosotros. Especies ancestrales cuyo origen se remonta a la noche de los tiempos. Sin embargo, su futuro podría ser tan negro como incierto, según un nuevo estudio.

Aunque es una cuestión que no nos pilla de nuevas, cuando la alerta es general y, como en este caso, abarca a especies tan importantes como tiburones, ballenas, atunes y similares, es casi inevitable estremecerse.

Realmente estamos acabando con el planeta, borrando del mapa a animales que sobrevivieron a un sinfín de problemas. Hasta que llegó el hombre a este mundo y comenzó su cuenta atrás. Se trata algo tan sencillo y tan complejo como eso. Tan corto de decir, de escribir, de pronunciar, y tan duro de asimilar.

El problema, como es bien sabido, abarca tierra, mar y aire. Y es que nunca el planeta ha perdido especies de forma tan rápida y grave. No, al menos, después de la última extinción en masa acontecida hace 66 millones de años.

La mayor ola de pérdida biológica

Entonces les tocó a los dinosaurios, y a otras especies que formaron parte del ecosistema, del mismo modo que les llegó el turno a los mamíferos. Hasta hoy. Con ello, se inició el principio del fin, si nos atenemos al camino que llevamos, según nos advierte la ciencia.

Extinción masiva de grandes animales marinos por culpa del hombre
Actualmente, las extinciones se han disparado. Hasta superar una tasa mil veces superior a la considerada normal. Así las cosas, no extrañan las conclusiones a las que ha llegado este estudio de la Universidad de Stanford sobre el feo panorama que han encontrado en los océanos.

El trabajo demuestra que, en el océano, el ser humano es el principal culpable de las desapariciones. Por otra parte, una conclusión coherente con los constantes avisos que nos hace la ONU, normalmente aprovechando el Día Internacional de la Biodiversidad, alertando de que cada día se extinguen más de un centenar de especies animales.

Una situación dramática que, como hemos apuntado, nos alertan que constituye la mayor ola de pérdida biológica desde que desaparecieron los dinosaurios. En este trabajo estadounidense, el enfoque se pone en los océanos, y el resultado es para llorar mares.
Seguir leyendo