Hemos rebasado 4 de los 9 límites que regulan la estabilidad del planeta
No es necesario que la ciencia venga a decirnos que la contaminación y la explotación de recursos que sufre el planeta no puede continuar al ritmo actual durante mucho tiempo sin que sobrevenga, no tanto el fin del mundo, pero sí el acabose de este mundo que conocemos. En realidad, es algo de sentido común, que no necesita estudios para saberse con meridiana claridad.

Aún así, es importante que organismos como la NASA o reputados científicos de todo el mundo confirmen con estudios eso que es tan sencillo intuir, sobre todo si se busca una respuesta institucional que detenga la locura devastadora en la que nos hallamos por culpa de una desaforada actividad humana que está llevando al colapso irreversible de la civilización moderna.

Hemos rebasado 4 de los 9 límites que regulan la estabilidad del planeta

Tuve la gran suerte de visitar Valparaíso hace menos de un mes cuando viajé desde España a Chile y me enamoré del lugar. Su centro histórico, nombrado Patrimonio Mundial por la UNESCO, sus pintorescas calles empinadas de sus cerros, sus casas con las fachadas pintadas de infinidad de colores o subir al cerro Concepción y disfrutar de unas impresionantes vistas de la ciudad y el océano es algo que no tiene precio. Sin duda, el escritor Pablo Neruda supo elegir donde instalarse con sus enamoradas.

Nuevo incendio en Valparaíso: los cerros en llamas

En febrero de 2013, el incendio de Valparaíso destruyó 105 viviendas y afectó a 1200 personas. En abril de 2014, otro gran incendio arrasó Valparaíso dejando más de 2900 viviendas destruidas, 12 500 personas damnificadas y 15 muertos. En marzo de 2015 la tragedia se repite.

Nuevo incendio en Valparaíso: los cerros en llamas

Aviones que fumigan para cambiar el clima: ¿Leyenda urbana o realidad?
Los síntomas más habituales asociados al cambio climático, como los eventos extremos en forma de gotas frías o las largas sequías que se observan en buena parte de España, podrían deberse al uso y abuso de métodos de geoingeniería militar, como el chemtrail (estelas químicas visibles en el cielo) o la ionización de la atmósfera.

De confirmarse la realización sistemática de estas prácticas a nivel global, podríamos afirmar que el cambio climático estaría generándose artificialmente, poniendo en tela de juicio la verdadera causa del cambio en los patrones climáticos y el calentamiento global o aumento medio de las temperaturas.

Aviones que fumigan para cambiar el clima: ¿Leyenda urbana o realidad?

Río Ebro: Miles de animales mueren ahogados, atrapados en las granjas
Las trágicas inundaciones del río Ebro se han cobrado miles de víctimas no humanas, animales que han perecido ahogados en granjas, como vacas, cerdos o aves, así como perros, gatos y caballos. Si bien la riada ha sido un imprevisto, en gran medida, la muerte de estos animales ha sido la crónica de una muerte anunciada.

En efecto, para desgracia de los animales, los granjeros no han movido ni un dedo por ellos. Fieles a su lógica explotadora, han hecho cuentas y simplemente han dejado decidir a los números, por lo que salía más a cuenta dejarlos morir atrapados en las granjas, encerrados con llave, para así cobrar las polizas de seguro, según denuncian grupos defensores de los animales.

Río Ebro: Miles de animales mueren ahogados, atrapados en las granjas

Un falso anuncio de Doritos denuncia la deforestación (Vídeo)
El vídeo de la polémica se titula “A Cheesy Love Story” y cuenta una pastelera y divertida historia de amor de una pareja que va quemando las etapas típicas: conocerse, hacerse novios, boda y luna de miel. Todas las escenas demuestran que están locos el uno por el otro. Sobre todo, les une su pasión por Doritos, un amor que acabará en tragedia, una tragedia ambiental

Además de ir quemando etapas, sin ser conscientes de lo que están provocando, dorito a dorito van contribuyendo a la destrucción del medio ambiente. Su locura por Doritos es un empezar y no poder parar de comerlos a todas horas, en todas partes, una locura que simboliza su producción y consumo masivo en todo el mundo.

Un falso anuncio de Doritos denuncia la deforestación (Vídeo)

Ciudades que desaparecerán bajo las aguas por el deshielo mundial
El mundo entero se enfrenta a grandes desafíos. Los humanos somos los únicos responsables de cuidar el planeta y parece que no lo venimos haciendo muy bien. El calentamiento global es una realidad. Los veranos son cada vez más calurosos y los inviernos más templados. El clima está cambiando a lo largo y ancho del globo terráqueo a un ritmo frenético cuyas consecuencias van a ser devastadoras para la humanidad entera. No estoy hablando del apocalipsis, me estoy refiriendo al deshielo mundial.

En efecto, el aumento del deshielo mundial amenaza seriamente la costa del planeta, lo que se traduce en que a efectos prácticos una subida del nivel del mar llegaría a sumergir a algunas de las ciudades más importantes de cada continente. Esto es un grave problema que tendrá un impacto brutal en la vida de todas las personas, de todos los rincones y de todas nacionalidades. Por supuesto, la economía también se verá gravemente mermada y las catástrofes medioambientales serán más frecuentes y severas.

Ciudades que desaparecerán bajo las aguas por el deshielo mundial

La humanidad, en peligro de extinción
Los científicos nos advierten sin ambajes sobre lo cerca que estamos de una extinción masiva de especies. La sobrepoblación y las prácticas explotadoras del entorno serán decisivas y nos llevarán en breve a un fin del mundo que acabará con el planeta tal y como lo conocemos.

No se trata de un visto y no visto, lógicamente, sino de un declive paulatino, como una puesta de sol que acaba extendiendo su manto negro, trayendo desgracias con forma de eventos extremos (sequías interminables, inundaciones catastróficas, olas de calor frecuentes y cada vez más intensas, etc.) que serán el final para buena parte de las especies animales y vegetales, incluyendo la humana.

La humanidad, en peligro de extinción

Greenpeace, Repsol y la Armada: ¿Quién miente? (vídeo)
Son las operaciones “Sandía”, “Chirimoya” y “Zanahoria”, pero no se trata de tres misiones del agente 007 en versión vegana, sino de algo mucho más serio. Son los nombres de los sondeos que Repsol ya ha iniciado en aguas de Canarias, a profundidades distintas, de hasta 3.000 metros.

El objetivo no es obtener zumos vegetales, lógicamente, sino otro tipo de jugo, más conocido como oro negro: petróleo. Encontrarlo sería “una gran suerte”, asegura la petrolera, pues se traduciría en una “mayor autonomía energética” para España o, traducido al lenguaje de Greenpeace, en un “desastre ambiental sin precedentes” en la zona.

Greenpeace, Repsol y la Armada: ¿Quién miente? (vídeo)