Grandes inventos ecológicos

Muchos creadores o inventores han querido poner su talento y sus buenas ideas al servicio de la protección del medio ambiente. Aunque afortunadamente hay muchos más, hemos seleccionado esta lista de ingeniosos eventos ecológicos que posiblemente no conocías. Ideas geniales que suponen un pequeño paso en el gran camino que el ser humano aún debe de hacer para adoptar hábitos más verdes y sostenibles.

Cubiertos comestibles

Esta opción resulta, sin duda,, mucho mejor que usar un cubierto de plástico cada vez que necesitamos comer fuera o tomar aperitivos o comidas rápidas. Un ejemplo de ello son las cucharas para el helado en tarrina. ¿Te has parado a pensar la cantidad de cucharas de plástico que una heladería de ciudad utiliza en solo una hora sirviendo helados? Es un producto de vida muy corta, que está condenado a acabar en la basura tras haber consumido un helado pequeño. Un hábito por desgracia muy frecuente que tiene serias consecuencias para el planeta.
Seguir leyendo

Cómo calcular nuestra huella de carbono

Seguramente has oído hablar de la huella de carbono. Llamamos así al número de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero que una persona, empresa, evento, servicio o producto envía a la atmósfera, tanto de manera directa o indirecta. Aunque se la llame “carbono” de forma genérica, esta huella también mide otras emisiones como el metano, óxido de nitrógeno… etc.

Cada persona, según sus comportamientos o hábitos más o menos ecológicos, envía a la atmósfera una cantidad de gases diferente. Quizá te has preguntado alguna vez cuál es la tuya y, tras leer este post, sabrás cómo medirla. Conocer la huella de carbono individual (o de tu empresa) es muy útil porque nos permitirá concienciarnos de lo que nuestros hábitos suponen para el Planeta y, sobre todo, nos animará a intentar reducirla (y compensarla). Además, así sabrás cómo de ecológicos son tus comportamientos porque adquirirás unos índices de comparación (en tu país, en tu continente, etc).

Seguir leyendo

Descubre hoy si tu comportamiento es eco-responsable

Si todas las personas del mundo estuvieran concienciadas de lo importante que es tener un comportamiento eco-responsable, las cosas mejorarían mucho para nuestro planeta. Aunque cada vez hay más información disponible, quizá aún te preguntas si tus acciones diarias son suficientemente ecológicas o si todavía te queda mucho que mejorar en esta materia. Con este post, te despejaremos las dudas. El objetivo no es medir tu compromiso con el medio ambiente, sino invitarte a la reflexión y a comprender en qué áreas se puede mejorar gracias a una serie de consejos fáciles de adoptar.

Descubre hoy si tu comportamiento es eco-responsable

Seguir leyendo

10 documentales ecológicos que no puedes dejar de ver

La televisión y el cine pueden convertirse en importantes aliados a favor de la concienciación ecológica. Las poderosas herramientas de las obras audiovisuales son capaces de informar sobre la realidad actual, sensibilizar, explicar un problema y, por tanto, concienciar a las personas a que adquieran comportamientos más ecológicos. Entre las -cada vez más- numerosas películas, series y obras maestras que buscan este objetivo, se encuentran los documentales. Valiosos trabajos que hablan sobre varias de las problemáticas actuales que sufre el planeta: incluyendo las técnicas agrícolas destructivas, la deforestación, el cambio climático y un grande etcétera. De hecho, muchos de los documentales que vamos a presentarte a continuación ya forman parte de festivales ecológicos, como el Festival Internacional del cine de medio ambiente, y ya han conseguido concienciar a mucha gente.

Hay muchos y muy buenos documentales que cumplen este importante objetivo y que además te encantaría ver, pues son curiosos, entretenidos y muy muy interesantes, pero los diez que vamos a mostrarte a continuación nos parecen documentales imprescindibles.

“El síndrome del Titanic” Nicolas Hulot (2008)

Su creador compara el iceberg que arrasó al Titanic (mientras sus pasajeros comían y bailaban sin saber lo que se les avecinaba) con lo que está pasando en el mundo con la destrucción del planeta. Ahora estamos bien, pero un “iceberg” se aproxima. Es un grito de alarma sobre los desastres ecológicos que a la vez busca que el mundo entero despierte y encuentre una solución.
Seguir leyendo

Así será el resort más ecológico del mundo
Los Emiratos Árabes, concretamente el oasis de Liwa, al sur del país, acogerá la construcción de un resort impresionante. Será el más ecológico del mundo, afirman sus creadores pero, más allá de la veracidad de esta afirmación, que a buen seguro muchos discutirían, no cabe duda de que será todo un símbolo del turismo sostenible.

Aunque, desde un enfoque verde, el mejor turismo es el que se cancela o, si se quiere, la staycation, -stay (quedarse) y vacation (vacaciones)- en términos comparativos siempre hay opciones más ecológicas que otras.

Entre ellas, están las opciones de lujo bajas en carbono. Eso, contando con la huella del desplazamiento, que no siempre lo es. Muy al contrario, tomar un avión o tirar de coche siempre resulta caro para el planeta. Un lujo que, simplemente, no puede permitirse el medio ambiente, sobre todo teniendo en cuenta el uso masivo de aviones que se hace a nivel turístico.

Hecha esta salvedad, también hay que reconocer que un resort es sinónimo de relax y de planes bajos en carbono relacionados con meditar, pasear, contemplar paisajes, pasear y contemplar amaneceres, puestas de sol y, cómo no un cielo estrellado que, en este caso, ilumina un oasis en medio de un sugerente desierto. El desierto de Rub al-Jali, a 150 kilómetros de Abu Dabi, capital del emirato homónimo, así como capital y segunda ciudad más populosa del país.

Así será el resort más ecológico del mundo
El proyecto es una iniciativa de la empresa Eco Resort Group, con sede en esta misma ciudad del Oriente Medio, si bien su diseño se ha encargado a Baharash Architecture, un estudio londinense que tiene la difícil misión de hacer realidad la idea sin defraudar.

Ya están en ello, y buena prueba de ello son las imágenes que ilustran este post. Ofrecen una idea bien clara de lo que será este seductor enclave, bautizado con el nombre de Oasis Eco Resort.

Seguir leyendo

10 pequeños gestos para pasarte al verde sin esfuerzo
La buena predisposición para ser más ecológicos no siempre se concreta en hechos porque, entre otras cosas, parece complicado cambiar los hábitos, sobre todo si ello implica esfuerzo y renuncias.

En este post vamos a intentar darte una visión diferente de la ecología, con el objetivo de animarte a dar pequeños pasos, sencillos pero no por ello menos efectivos a la hora de contribuir a cuidar nuestro planeta.

Son sugerencias para mejorar tu vida de uno u otro modo, ya sea ahorrando, mejorando tu bienestar y confort de tu hogar o simplemente poniéndotelo muy fácil para que tu gesto aparentemente insignificante sea efectivo gracias a su repetición diaria.

1. Bolsas reutilizables

Una manera de evitar residuos consiste en tener a mano bolsas reutilizables de tela u otros materiales ecológicos. Además, nos ahorramos tener que comprar las bolsas de plástico, así como tener que tirarlas al contenedor amarillo para reciclarlas.

10 pequeños gestos para pasarte al verde sin esfuerzo
Para que no suponga un esfuerzo, lo suyo es tener una o varias en el coche o hacernos con un modelo plegable para llevarlas en el bolso sin ocupar apenas espacio.

2. Usa el termostato

Además de ayudarnos a bajar el consumo energético, el termostato supone un plus de comodidad y confort en el hogar, y lo mismo cabe decir de los sistemas domóticos de última generación, que permiten mantener la casa a la temperatura idónea de forma selectiva.

Tengamos en cuenta que la calefacción representa alrededor del 60 por ciento de nuestro consumo de energía, y el aire acondicionado también supone un enorme gasto energético.

10 pequeños gestos para pasarte al verde sin esfuerzo
Para hacernos una idea, cada grado por encima de 20 grados centígrados consume un 5 por ciento más de energía. Por el contrario, solo con disminuir 3 grados durante 8 horas por la noche ahorraríamos un 6 por ciento.
Seguir leyendo

Hábitos ecológicos que harán mejores tus mañanas

Es difícil acostumbrarse a levantarse pronto para ir a trabajar. Todos conocemos ese momento de pereza cuando suena el despertador y debemos abandonar nuestra placentera cama. Sin embargo, hay dos maneras de enfrentar el nuevo día: con prisas y estrés desde por la mañana o con un mínimo de organización para empezar la jornada con alegría. Si tus mañanas suelen ser algo desastrosas, te enseñamos sencillos trucos para que eso cambie. ¿Sabías que el ser humano se despierta pronto una media de 25.000 veces a lo largo de toda su vida?

Hábitos ecológicos que harán mejores tus mañanas

La planificación empieza la noche anterior

Te sorprendería comprobar lo rápido que preparamos las cosas por la noche en comparación con lo que cuesta hacerlo por la mañana. Cuando tenemos que realizar hábitos tan sencillos como cortar el pan para el desayuno, elegir la ropa o recoger un poco la casa con el ojo pegado y el mal humor que nos produce no poder dormir tanto como quisiéramos, todo esto combinado con la ansiedad que nos produce la certeza de que llegamos tarde, parece todo un mundo. Antes de sentarte a relajarte o a dormir por la noche, realiza una lista de hábitos que ayuden a dulcificar tus mañanas. Son fundamentales las siguientes:

Hábitos ecológicos que harán mejores tus mañanas

– Ordena la casa. Eliminar el montón de ropa apilada o disponer los objetos de tu dormitorio en tu sitio es fundamental para lograr un buen descanso. Aunque no nos demos cuenta, los psicólogos aseguran que se descansa mejor cuando el entorno está correctamente ordenado. Por lo cual, mantén cierto orden antes de meterte entre las sábanas y la mañana siguiente te recibirá en un entorno mucho más agradecido.

ordenada

– Prepara la ropa para el día siguiente. Incluyendo el abrigo que vayas a ponerte, los complementos y zapatos (asegúrate de que estén bien limpios para no perder tiempo el día siguiente haciéndolo deprisa y mal). Olvídate de ese momento en el que se nos han pegado las sábanas y buscamos medio a tientas en el armario cualquier cosa que ponernos y acabamos enfadados vistiendo una camisa arrugada o una falda que deja ver una pequeña mancha. Te ayudará muchísimo tener un mueble destinado específicamente para ello, como un galán o incluso una silla donde tu ropa pueda estar esperándote por la mañana. Además, los expertos han demostrado que las personas que preparan su ropa por la noche suelen ir mejor vestidas a trabajar, por lo que de esta forma te estás garantizando verte siempre atractivo/a y elegante.
Seguir leyendo

Respetar la naturaleza para crear un mundo mejor
Crear conciencia sobre la importancia de cuidar la naturaleza implica también aprender a disfrutarla como a obtener de ella beneficios no destructivos. Lógicamente, a hacerlo con respecto, conectando con ella de un modo inteligente, en las antípodas de la filosofía de vida capitalista, basada en la explotación tanto a la hora de su disfrute como de su aprovechamiento.

¿Una utopía, una visión demasiado bonita para ser verdad, o simplemente fuera de la realidad? Si tenemos en cuenta la gran necesidad de ser utópicos, la importancia de poner en tela de juicio el estatus quo y de dar alas al tan necesario espíritu crítico, el cristal con el que se ve esta cuestión da la vuelta como un calcetín.

Donde antes veíamos utopía, gracias a ese cristal, ahora vemos una apuesta por un mundo mejor. Y, tal y como están las cosas a nivel ambiental, también encontramos una puerta abierta a la esperanza para la viabilidad de la especie humana a medio y largo plazo.

Además de soñar este modelo de sociedad respetuoso con el entorno podemos pensarlo, así como darle un enfoque académico realmente interesante, como el que le ha dado un reciente estudio llevado a cabo por Irene Comins, profesora del departamento de Filosofía y Sociología de la Universitat Jaume I, en Castellón.

La naturaleza no es un objeto

En un claro intento por conseguir un modelo de sociedad menos instrumental con el entorno, el trabajo aboga por una sociedad muy diferente a la actual. Para llegar a ella, lógicamente, es necesario replantearse muchos paradigmas y, en general, mirar de igual a igual a nuestro alrededor, al otro.

Respetar la naturaleza para crear un mundo mejor
Se trata de una apuesta por un mundo más solidario en lo que respecta al trato del individuo y también del medio ambiente, demostrando sensibilidad hacia flora y fauna. Es decir, la investigación propone olvidar jerarquías y antropocentrismos. O, al menos, dejarlos a un lado para que no impidan que el ser humano y el medio ambiente estén a un mismo nivel a la hora de relacionarse.

Además de olvidar la pretendida superioridad del ser humano, causa de tantos desmanes, Comins critica que justifiquemos un uso utilitario de los recursos, hasta el punto de haber acabado legitimando esa “manipulación instrumental de los recursos naturales, a la vez que la naturaleza se ha convertido en un objeto más del capitalismo”.

El camino a seguir

Partiendo de estas premisas, el estudio considera deseable caminar hacia una nueva autoconciencia ecológica. Para ello, se apoya en las contribuciones de la filosofía relacionadas con este pensamiento ecológico conservacionista.

Respetar la naturaleza para crear un mundo mejor
Conseguirlo no es fácil, lógicamente. Cambiar las cosas nunca lo fue, y en este caso a nadie se le escapa que están en juego grandes intereses económicos. Sea como fuere, la investigadora señala que es fundamental partir de una revisión de “centrismos excluyentes y reduccionistas de la realidad, como por ejemplo la jerarquía de superioridad del ser humano por encima del medio ambiente”.

El punto de partida sería, a su juicio, construir una ecosofía o filosofía ecológica capaz de producir ese gran cambio de ideas que sería necesario para transformar nuestra forma de relacionarnos con la naturaleza. Y, lógicamente, hacerlo de forma contraria a la que históricamente ha tenido lugar, causante del deterioro del medio ambiente.

El ser humano no es superior

El estudio, publicado en Daimon, Revista Internacional de Filosofía, también cita la Carta de la Tierra de las Naciones Unidas como ejemplo de declaración internacional que participa de esta filosofía orientada a la protección ambiental, los derechos humanos, un desarrollo equitativo y la paz.

Respetar la naturaleza para crear un mundo mejor
Yendo en busca de esa nueva conciencia ecológica, por lo tanto, la Carta sería un buen marco para su construcción. Habida cuenta de que la historia del pensamiento occidental sobre todo “se ha caracterizado por el antropocentrismo, es decir, por situar al ser humano en un plano superior al de la naturaleza”.

Naturaleza: madre viva que nos alimenta

Comins considera que el ser humano es individualista. “Ha olvidado su terrenalidad, su conexión íntima con el entorno” y el resultado es cosificarla, entenderla como un objeto:
Seguir leyendo