Frutas de temporada: cómo comerlas

Hay algunas acciones tremendamente ecológicas que no sólo no requieren gran esfuerzo, sino que además nos aportan un gran placer. Una de ellas es intentar siempre tomar las frutas de temporada, porque esto hará menos daño al planeta, además de favorecernos a nosotros.

Aunque hoy en día, con la globalización, hay frutas y verduras que nos la encontramos en cualquier momento del año, debes saber que las frutas y vegetales tienen su ciclo y que, por ello, sólo están en su mejor momento durante una temporada o estación concreta. Además, ¡estarán mucho más sabrosas si te los comes en el momento idóneo!

Hay frutas que han sido manipuladas para que duren todo el año, sobre todo aquellas que encontramos en grandes superficies, como es el ejemplo de las uvas sin semillas que vemos en el supermercado en pleno agosto. Esta manipulación ha hecho que se gastasen muchas materias primas como agua, además de pesticidas o aditivos. Además, un alimento de temporada conserva todos los nutrientes, es mejor para nuestra salud y, como hemos dicho, es mucho más fresco y delicioso. Un alimento manipulado que se vende a pesar de no ser su estación no puede ser natural.

Para ello, es una buena idea saber qué frutas están ahora de temporada (en los meses de verano: junio, julio y agosto). Te enseñamos cuáles son las mejores para comer y cómo puedes prepararlas y comerlas para un verano sano y fresquito plagado de alimentos naturales. Si tienes la oportunidad, cómpralas a un productor pequeño, intentando que sea local para que tu comportamiento sea aún más responsable y ecológico.

A la rica cereza

Como sabes, en verano la cereza recupera todo su esplendor. En esta época, son más rojas, grandes y brillantes que nunca. Se trata de una fruta dulce, jugosa, fácil de comer, bella y con un pequeño rabito. Las más dulces sólo tienen 63 kilocalorías por cada 100 gramos.
Seguir leyendo

Las 10 mejores playas españolas para un verano al aire libre

La estación del año recién estrenada nos da la ocasión de disfrutar al máximo las actividades al aire libre, potenciar nuestro contacto con la naturaleza y hacer gala de un comportamiento ecológico, evitando lugares artificiales para el baño. Afortunadamente, nuestro país nos ofrece más de 7.880 kilómetros de costa y más de 3.000 playas para disfrutar del mar y de la arena. Recordando siempre respetar y cuidar al máximo estos entornos naturales que nos da el Planeta, te presentamos algunas de las mejores playas españolas para veranear.

Playa de las Catedrales en Lugo (Galicia)

Se trata de una maravilla natural que conseguirá dejarte perplejo/a. Sus rocas erosionadas por el mar han dado lugar a un paisaje de ensueño, a una mezcla de tierra y mar increíbles y a cuevas y pasadizos para disfrutar al máximo el contacto con la naturaleza. Por eso, su entrada es limitada y restringida, así que si quieres ver esta maravilla natural tendrás que presentar una solicitud con, al menos, quince días de antelación, especialmente si te has planteado visitarla durante el verano.

Las 10 mejores playas españolas para un verano al aire libre

Las 10 mejores playas españolas para un verano al aire libre

Seguir leyendo

Fotodenuncia: denuncia agresiones al medio ambiente
Todos nos hemos encontrado con alguna agresión al medio ambiente, no todo el mundo respeta su entorno natural de la forma que merece. Es una pena y una desgracia, pero no por ello tenemos que resignarnos. Ha llegado el momento que entre todos alcemos la voz para denunciar actos contra el medio ambiente, y lo vamos a hacer desde aquí porque en Ecología Verde creemos que un mundo mejor es posible si pensamos en verde, el color de la naturaleza.

Greenpeace puso hace un tiempo en funcionamiento un proyecto llamado Fotodenuncia, un espacio en Internet dedicado a la participación ciudadana y la denuncia ambiental. En el que cualquier ciudadano podía denunciar las agresiones sobre el medio ambiente que se producían a su alrededor. Pero la organización ecologista abandonó el proyecto y ahora nosotros queremos tomar ese relevo.

Actualmente con una cámara o un móvil cualquiera puede fotografiar situaciones como la contaminación de mares, ríos o montañas, construcciones en espacios protegidos, incendios provocados, vertidos, etc. Todo eso es lo que conocemos como agresiones al medio ambiente que no se debían de producir. También vamos aceptaremos denuncias relacionadas con el maltrato animal. Seguir leyendo

Por qué empezar a beber vino orgánico

Tomar una copita de vino de vez en cuando no está reñido con hacerlo de forma ecológica. Afortunadamente, en alimentos, bebidas y bienes que usamos a diario ha proliferado bastante la industria eco y orgánica en los últimos años, lo que ofrece como resultado unos productos más naturales, saludables y más respetuosos con el medio ambiente. El vino es uno de ellos.

Por qué empezar a beber vino orgánico

Qué es el vino orgánico

Se trata de un tipo de vino hecho a partir de uvas que han crecido sin ningún contacto con químicos artificiales y químicos, como las que se utilizan en el proceso de elaboración del vino tradicional, sirvan como ejemplo herbicidas y pesticidas. Para que las plagas no se extiendan y arruinen el proceso, los granjeros orgánicos lo que hacen es trabajar con la naturaleza, en lugar de contra ella, conociendo y aplicando la biodiversidad del viñedo. Por ejemplo, cultivan determinadas plantas para que sirvan de hábitat natural a los insectos y así estos no dañan las viñas, o ponen a pequeños grupos de ovejas en los viñedos para que se coman las hierbas. De esta forma, en el propio viñedo se crea un ecosistema natural que se regula autónomamente, combate sus problemas y elimina la necesidad de usar químicos y elementos tóxicos.

Por qué empezar a beber vino orgánico

Obviamente, este proceso 100% natural nos va a dar como resultado una materia prima, las uvas, mucho más saludable y con mejor sabor para la posterior elaboración del vino.

Por qué empezar a beber vino orgánico

Esto no significa, sin embargo, que el vino esté libre de conservantes. A veces, se usan algunos de ellos, incluso procedente de animales, por lo que, si estás leyendo esto y eres vegano, que elijas un vino orgánico no significa que éste sea apto para veganos, aunque la información la encontrarás en la etiqueta.

Por qué empezar a beber vino orgánico

Seguir leyendo

Películas ecológicas que no debes perderte

El cine nos ofrece una buena y cómoda manera de concienciarnos sobre la ecología, aprender a amar el medio ambiente e instruirnos sobre cómo podemos colaborar más y mejor en esta misión. A medida que las corrientes ecologistas han ido tomando fuerza, se han ido creando grandes obras de arte de la gran pantalla: películas que nos muestran increíbles paisajes naturales, animales en peligro de instrucción, que nos explican por qué nuestro comportamiento responsable individual es tan importante o que nos hacen ser conscientes de los peligros que entrañan fenómenos como el cambio climático.

En esta lista, hacemos un recorrido por algunas de ellas, para garantizarte una tarde de diversión con un tema ecológico de base. ¡Luces, cámara y acción!

Muerte en los pantanos (1958)

Hemos querido empezar esta lista de cine “eco-friendly” con una película antigua, de hace más de medio siglo, pero bellísima. El mensaje ecologista que deja es un lema que todos deberíamos sentir, al menos, una vez en la vida.

Es una historia que tiene lugar a final del siglo XIX, cuando un profesor de ciencias naturales llega a Miami para trabajar en una sociedad que protege a las aves que son torturadas para comercializar las plumas que se usa en vestimenta de mujer. Este profesor tendrá que enfrentarse a toda una mafia de maltratadores.

Es una película muy recomendada porque hay amor, principios morales, algo de suspense y, sobre todo, se nos ofrecen imágenes preciosas sobre entornos naturales. Sobre todo y ante todo, “Muerte en los pantanos” es una bonita llamada al ecologismo.

Películas ecológicas que no debes perderte

Erin Brockovich

Es una de las películas más conocidas de esta lista, pero no podía faltar este filme basado en una historia real a cuya protagonista da vida la célebre Julia Roberts.

Películas ecológicas que no debes perderte

Erin Brockovich, la protagonista, es una madre soltera de tres hijos que trabaja en una oficina y casualmente descubre clientes con enfermedades en circunstancias sospechosas. Investiga, hasta darse cuenta que está ante una trama de médicos corruptos y problemas de salud masivos por contaminación.
Esta historia de lucha y motivación está considerada de las mejores películas sobre activismo medioambiental, así que no pierdas la ocasión de verla.
Seguir leyendo

Un mundo conectado, y también más contaminado

Las nuevas tecnologías de la información pueden hacer grandes cosas por la humanidad, qué duda cabe, y entre esos avances encontramos un sinfín de ventajas relacionadas con las ciudades inteligentes, la investigación científica y, entre otros sectores beneficiados, también el medio ambiente. Sin negar las enormes posibilidades que ofrece un mundo conectado, en el que los sensores permiten alcanzar lo inimaginable, la polución es un capítulo negro que no debe pasar inadvertido.

En efecto, en un contexto de grandes datos, de aparatos domóticos y dispositivos móviles de todo tipo, a los que además sumamos la conectividad a nivel industrial y administrativa, la polución representa un grave problema asociado.

Un mundo conectado, y también más contaminado
Aunque es cierto que las tecnologías pueden evitar desplazamientos y ayudar a que el consumo energético o de otros recursos naturales sea mucho más eficiente, hay una serie de problemas o puntos negros que acarrean una dramática polución. Actualmente, al menos, como parte indisociable de esta locura imparable por los grandes datos en la que el mundo se encuentra inmerso.

Big data, big pollution

Sin ir más lejos, como grandes consumidores de energía, las infraestructuras asociadas a las tecnologías de Big Data tienen un impacto ambiental que no tiene nada de virtual. Aunque puedan servir de herramienta para favorecer la sostenibilidad en los más diferentes ámbitos, e incluso acabar siendo el petróleo del siglo XXI, también este oro negro supone un desfalco ambiental.

Un mundo conectado, y también más contaminado
Las infraestructuras necesarias para recolectar, almacenar, analizar y visualizar los grandes datos requieren de arquitecturas faraónicas que . Es tal la avalancha de datos que provienen de todas partes que los grandes centros de datos se han convertido en grandes emisores de gases de efecto invernadero.

Sin ir más lejos, Google indexa billones de documentos para facilitar y acelerar su búsqueda, y a su vez esos datos se analizan de mil y un modos, volviéndose a almacenar en la nube o en instalaciones locales. Igualmente, el Internet de la cosas (IoT, por sus siglas en inglés) o el M2M conecta dispositivos con personas o máquinas entre sí, respectivamente.
Seguir leyendo

Día de la Tierra: qué es y cómo surgió

Hoy, 22 de abril, se celebra en el mundo el Día de la Tierra. Se trata de una jornada muy importante por su valor simbólico, ya que invita a una reflexión acerca del medio ambiente, de nuestros comportamientos sostenibles y de la forma en la que estamos tratando al planeta. Es un día para rendir homenaje a la Madre Naturaleza, ya asumido por muchísimos países. Vamos a conocer más acerca de este día y la importancia que tiene.

Día de la Tierra: qué es y cómo surgió

Origen del día de la tierra

Comenzó hace relativamente poco, en 1970 y, en su primera participación, logró reunir a 20 millones de personas, hasta llegar a ser la tradición mundial que es ahora. Hay que tener en cuenta que la década anterior, los años 60, fueron años importantes para el ecologismo, en los que se empezaron a concienciar de la importancia de respetar el planeta más que nunca antes. La espesa contaminación empezaba a hacer mella en muchas de las grandes ciudades y la gente estaba enfadada con esa realidad. El medio ambiente estaba sufriendo. Fue la época del activismo y de la indignación generalizada, lo que propició movimientos como el pacifismo, naturismo y ecologismo de los hippies.

En los años 60-70, además, tanto las grandes empresas como los políticos no prestaban mucha atención a la ecología, sino que las cuestiones como la economía o las finanzas eran mucho más importantes. Aunque aún queda mucho por mejorar, hoy en día muchas empresas y gobiernos incluyen importantes propuestas ecológicos y ya en muchos estados o regiones gobiernan partidos ‘verdes’.

Día de la Tierra: qué es y cómo surgió

El Día de la Tierra (‘Earth’s day’) comenzó en Estados Unidos, de la mano del senador Gaylord Nelson de Wisconsin, que hacía continuadas campañas y llamadas a la acción durante la década de los 60 sin que nadie le hiciera mucho caso. Por eso, en 1969, organizó una protesta masiva de defensa al media ambiente, recogiendo la idignación de los manifestantes que se lanzaban a la calle para quejarse de la guerra de Vietnam. Un año después, el 22 de abril de 1970, junto con el activista Denis Hayes (una importante figura del movimiento ecologismo), organizó una protesta en la que participaron 20 millones de personas.

Día de la Tierra: qué es y cómo surgió

Seguir leyendo

Rascacielos eco amigables coronados por jardines
Sin duda, una de las grandes obras arquitectónicas urbanas son los rascacielos, y también su diseño va adaptándose a los nuevos tiempos. De ser odiosas torres de cemento, el símbolo de la jungla de asfalto que son las megalópolis, podrían transformarse en todo lo contrario.

De hecho, los nuevos proyectos están demostrando que pueden convertirse en toda una apuesta por la arquitectura sostenible. Entre otros métodos, mediante techos verdes, jardines verticales, la instalación de paneles solares en sus tejados, en sus fachadas acristaladas o, pongamos por caso, mediante la recogida y almacenamiento de agua pluvial.

Las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías y el hambre de naturaleza reinante en la gran ciudad, sobre todo en los lugares más estresantes, como son los centros de negocios, podrían dar la vuelta como un calcetín a su tradicional concepto.

Más rascacielos, más verde

Vestir de verde los rascacielos se ha convertido en tendencia y un buen ejemplo de ello es la transformación que va a sufrir la torre de negocios Toranomon Hills, el rascacielos más alto de Tokio y uno de los más emblemáticos del mundo.

Rascacielos eco amigables coronados por jardines
Si ya vimos cómo los techos verdes podían mejorar la biodiversidad en las ciudades, así como las nuevas políticas que obligan en muchas de ellas a llenar de verde un porcentaje mínimo de las cubiertas, los rascacielos también se apuntan a esta iniciativa global. Sobre todo, tienen un gran papel en los enclaves más polucionados.
Seguir leyendo