Los corales, cada vez más cerca de la extinción
Los corales marinos y el cambio climático son un binomio imposible. Básicamente, porque, más temprano que tarde, éste acabará con aquel a consecuencia del calentamiento global y de la consiguiente acidificación del océano.

Los expertos no cesan de advertirlo, aunque siempre se espera que estos ricos ecosistemas puedan acabar adaptándose o recuperase con el tiempo, cuidados y, sobre todo, tras una reducción de emisiones de efecto invernadero. Pero el tiempo pasa sin los necesarios avances, y la cuenta atrás del cambio climático no se detiene. Resultado: la situación no mejora, es decir, la degradación de los océanos sigue avanzando y, con ella, el declive de los corales.

Como es bien sabido, los corales son claves en el ecosistema marino. Podemos definirlas como el equivalente oceánico a las selvas amazónicas, cuyo equilibrio, así pues, supone la conservación de una rica biodiversidad. Su deterioro y extinción, por su parte, implica justo lo contrario.

Es decir, cuando los corales mueren, con ellos lo hace todo un ecosistema: fauna y flora, o sea, plantas y animales que encuentran en estos hábitats alimento y refugio.

Los corales, cada vez más cerca de la extinción
Su desaparición, por lo tanto, puede llevar al colapso de ecosistemas enteros. La Gran Barrera de coral australiana, el Triángulo del Coral entre Indonesia, Malasia y Filipinas, así como la región del Caribe, son puntos del planeta especialmente vulnerables.

La amenaza del cambio climático

En estos enclaves encontramos la mayoría de las especies de coral amenazadas, si bien la acidificación del océano es un problema global que provoca el fenómeno de la decoloración de los corales, un problema latente o manifiesto, que les afecta en mayor o menor medida.

No olvidemos que la acidificación de los océanos es un proceso que está acelerándose con la emisión de gases de efecto invernadero. De forma natural, dentro del ciclo del carbono, el océano actúa como sumidero disolviendo el CO2 de la atmósfera en sus aguas, lo cual provoca un aumento de su acidez, puesto que la concentración de este gas de efecto invernadero también aumenta.

Los corales, cada vez más cerca de la extinción
En último término, esta mayor acidez desencadena una serie de consecuencias que acaban dejando a los corales sin una de sus principales fuentes de alimento, unas algas microscópicas que viven en el mismo tejido del coral.

Son estas algas simbióticas las que, como resultado del aumento de las temperaturas, se separan de ellas, dejándolas sin nutrientes y también sin su característico aspecto colorido.

Un negro futuro

Las previsiones de futuro son pesimistas. Según se deriva de la documentación del Quinto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el 74 por ciento de los corales estarán blanqueados para el 2045, según un artículo publicado en la revista Nature Climate Change.

Los corales, cada vez más cerca de la extinción
Se trata, por lo tanto, de un blanqueamiento masivo que, sin embargo, no es sinónimo de muerte de estos valiosísimos parajes naturales.
Seguir leyendo

Más árboles en nuestro entorno, más vidaTener una vida más larga y una mejor calidad de vida es uno de los efectos positivos que nos aporta un entorno verde, en el que estemos rodeados por árboles. En este post daremos un repaso a interesantes investigaciones que llegan a esta conclusión, de uno u otro modo.

Un trabajo publicado en la revista PNAS es una de ellas, pero lo hace yendo lejos, perdiéndose en la noche de los tiempos, en los inicios de nuestra evolución. Eso sí, revela que vivir no solo cerca de los árboles, sino en los árboles mismos permite tener una vida más larga.

Científicos de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos demostraron que volver a los árboles, yendo en contra de la evolución, podría ayudarnos a soplar más velitas.

El estudio llegó a la conclusión de que, tanto en los primates como en otros mamíferos arbóreos este hábitat reduce la mortalidad, retrasa el envejecimiento y, en fin, aumenta la longevidad. Se trata de un fenómeno similar al que la ciencia detectó aves y murciélagos, más longevos que otros animales no voladores de un tamaño parecido.

Del mismo modo que la vida en los árboles resulta protectora en muchos sentidos, se considera que el vuelo reduce la exposición a patologías, depredadores y otros riesgos.

Más árboles en nuestro entorno, más vida
La investigación analizó 776 especies de mamíferos, concluyendo que los animales capaces de trepar a los árboles viven más, hasta el punto de duplicar la esperanza de vida de mamíferos terrestres de tamaño equiparable que no pueden hacerlo. Una conclusión que, según los científicos, explica la elevada esperanza de vida de los primates, entre los que nos encontramos.

Sin embargo, ahora no lo hacemos, pero sí nos protegemos de muchos peligros mediante otros sustitutos, como son básicamente la vida en sociedad y las ventajas de la civilización. Para los humanos, las ventajas asociadas a la vida en entornos verdes actualmente viene de otro lado.

Un ambiente natural es benéfico

Entre los principales factores de la longevidad, además de la alimentación, un estilo de vida activo, la genética, el tipo de personalidad o el ambiente socio cultural, entre otros, destaca también el ambiente natural, según Caridad Llanes, geriatra y gerontóloga de la Facultad de Ciencias Médicas Calixto García de La Habana, en Cuba.
Seguir leyendo

Radiografía de la masa forestal en España y Europa
Que los bosques sean sostenibles no significa que no puedan tocarse. Los amantes de los animales y plantas, lógicamente, verán con malos ojos que los árboles se talen o que se cace o pesque, pero técnicamente la gestión de los bosques puede definirse como tal si se lleva a cabo una actuación que conserve sus funciones.

Unas funciones que, como es bien sabido, resultan fundamentales para conseguir que los bosques sean productivos y, por otro lado, un recurso ambiental de primer orden que precisa preservarse.

Una importante masa forestal

Actualmente, las políticas forestales buscan un equilibrio entre explotación económica, enfrentar el cambio climático y preservación. En el caso de España, la superficie forestal ha aumentado durante los últimos 25 años.

Lo ha hecho a un ritmo de 180.000 hectáreas anuales, ocupando actualmente más de la mitad de la superficie nacional (54%), según un informe de Juntos por los Bosques, una iniciativa avalada por distintas entidades del sector, como la Sociedad Española de Ciencias Forestales o la Asociación Nacional de Empresas Forestales (ASEMFO).

Radiografía de la masa forestal en España y Europa
La superficie forestal ocupa unos 27 millones de hectáreas, y sigue creciendo, pero la que de verdad debería medirse es la que está cubierta por bosques, en cuyo caso rondará los 20 millones, como mucho.

En todo caso, el aumento de la masa forestal, según el estudio, obedece tanto a la repoblación y forestación de tierras agrícolas como a un efecto espontáneo, a consecuencia del fenómeno de la urbanización, que entre otros efectos, provoca abandono rural.

En cuanto a su productividad, los bosques españoles generan 16.500 millones de euros en forma de madera, además de ayudar a equilibrar las emisiones de CO2 en un 20 por ciento del total y ser una fuente de producción de resina, resina, así como alimentos. Igualmente, son un atractivo turístico.

Radiografía de la masa forestal en España y Europa
Aunque España tiene la segunda masa forestal de Europa, solo por detrás de Suecia, ésta no se rentabiliza, lamenta Maderea, una plataforma española dedicada al fomento del mercado de la madera.

En términos de Producto Interior Bruto, el sector maderero supone el 1,7 por ciento del PIB de España, dando 300.000 puestos de trabajo directos, además de suponer el 40 por ciento de la energía verde consumida.

Los bosques en Europa

La superficie terrestre de la Unión Europea está cubierta por bosques y otras superficies arboladas en más del 40 por ciento de la misma, si bien la geografía y política en los distintos países tiene sus peculiaridades.

Radiografía de la masa forestal en España y Europa
En general, puede afirmarse que a lo largo de las
últimas décadas, la superficie forestal comunitaria ha aumentado un 0,4 por ciento cada año, en buena parte gracias a al repoblación forestal.
Seguir leyendo

Todo sobre “Before the Flood”, el documental de Leonardo Di Caprio

Aunque son muchos los buenos documentales ecológicos que podemos ver, hoy queremos fijarnos en uno que merece la pena conocer: “Before the Flood” (“Antes de que sea tarde”). Esta cinta documental es una de las más influyentes estrenadas en los últimos años (salió a la luz en octubre de 2016), una llamada a la concienciación con el cambio climático como tema principal. Ha sido presentada por el prestigioso canal National Geographic y producida por una de las celebridades más verdes y más comprometidas por la ecología: Leonardo Di Caprio. Además de que es un documental bastante interesante desde el punto de vista ecológico, que intenta llegar a la sociedad de masas (razón por la cual es disponible de forma gratuita), la colaboración de este actor ganador de un Óscar y del guionista Fisher Stevens (creador de la serie “Perdidos” y de la película “El Gran Hotel Budapest”) hace que el gran público muestre más interés hacia los problemas y los riesgos del cambio climático en nuestro planeta. Hoy analizamos a fondo qué nos ofrece documental y por qué es tan interesante para la labor de concienciación ecológica colectiva.

Todo sobre “Before the Flood”, el documental de Leonardo Di Caprio

Seguir leyendo

Así es la reserva natural marina más grande del mundo
Tiene un nombre imposible, de 17 letras, y es una reserva natural marina de récord, una visión de auténtico lujo. Ensancha el alma y anima a soñar con un mundo mejor, en el que ser humano y naturaleza pueden vivir en armonía.

Su récord es ser la reserva natural oceánica más grande del mundo, pero además reúne una serie de características que lo convierten en un bonito ejemplo de lo mucho que los países pueden llegar a hacer para crear espacios protegidos de este tipo.

En este post vamos a repasar su ecosistema, así como los detalles más relevantes sobre su creación y posterior ampliación. Un recorrido muy interesante, que nos depara alguna que otra pequeña sorpresa en clave de defensa ambiental.

Una ampliación que la cuadruplica

Antes de comenzar a describir este entorno privilegiado, en realidad indescriptible, es importante conocer su contexto. Es decir, saber qué medidas políticas lo han convertido en lo que es hoy, el santuario marino más grande de todo el planeta.

Así es la reserva natural marina más grande del mundo
Para ello, hemos de remontarnos al mandato del presidente estadounidense George Bush. Su gobierno no fue un ejemplo de compromiso ambiental, y probablemente por ello debe calificarse como una excepción la creación de una inmensa región protegida en el océano Pacífico.

Se trataba de la reserva de Papahanaumokuakea, y su sucesor en la Casa Blanca, Barack Obama la amplió antes de su visita a Hawaï, el 31 de agosto, multiplicando por cuatro su tamaño. Así nacía la reserva marina más grande de todas las existentes.
Seguir leyendo

La naturaleza, tu gran aliada contra el estrés postvacacionalSi la naturaleza puede ayudarnos a sobrevivir al estrés de las mismas vacaciones, igualmente nos ayuda a todo lo contrario. Es decir, también es perfecta como aliada para afrontar la vuelta al trabajo con mucha filosofía, con la clara intención de evitarnos el síndrome conocido como estrés postvacacional.

En este post vamos a proponer unas cuantas ideas que nos ayudarán a aprovechar el potencial que tiene la naturaleza como bálsamo relajante y al tiempo vivificador. El objetivo es ponerlas en práctica para encontrar la paz y el equilibrio o, si se quiere, para no perderlos.

No en vano, estos días de vuelta al cole, vuelta al trabajo y, en definitiva, vuelta a la rutina, son también una oportunidad para iniciar nuevos proyectos. Algunas de las ideas y consejos van en esta dirección, precisamente.

Sobre todo, es clave aprovechar nuestro amor por la naturaleza, necesidad de ella, de sentirla y de buscar esa maravillosa sensación de formar parte de ella. O, si lo nuestro es ser urbanitas por los cuatro costados, quizá ahora sea un buen momento para cambiar las cosas y brindar la oportunidad a nuevas experiencias.

Sea como fuere, lo cierto es que disfrutar de la naturaleza no significa necesariamente. Se trata de un concepto muy versátil que podemos adaptar a nuestras posibilidades, deseos y preferencias. Por lo tanto, negarse desde un principio probablemente sea un error.

Llévate la naturaleza a casa

Os invitamos, por ejemplo, a introducir la naturaleza en nuestro entorno más inmediato. Tanto convirtiéndola en un símbolo decorativo como trayéndola a nuestro hogar u oficina. En el primer caso, las posibilidades pueden ser desde ponernos fondos de pantalla que nos inspiren, en las que la naturaleza sea la absoluta protagonista en cualquiera de sus formas.

Solo con echar un vistazo a una planta, un bosque, un jardín o un campo, la mente se concentra más y mejor, al tiempo que sentimos una estupenda sensación de bienestar y armonía. La razón está en nuestro código genético, como consecuencia de nuestro origen. No en vano, somos primates, y el proceso evolutivo sigue manteniendo intacto ese apego por lo natural, boscoso, verde…

La naturaleza, tu gran aliada contra el estrés postvacacional
Si buscamos una explicación basada en la teoría de los colores y su significado, el verde es un color de baja onda, y como tal promueve la calma, y ​​mejoran la productividad en el trabajo y la concentración. De igual modo, el azul, color del cielo, reduce el estrés y actúa en un sentido similar.

Ya sea un póster, una foto en un lugar visible, plantas de interior, un fondo de pantalla o un salvapantallas o, por ejemplo, una ventaja con hermosas vistas, que muestre paisajes naturales, nos ayudarán a superar el síndrome postvacacional.

Además, según un estudio llevado a cabo por la doctora Kate Lee, estas características atribuidas no solo al color sino a los paisajes verdes convierten su visión en un gran aliado para hacer descansos en el trabajo.

El trabajo concluyó que solo con descansar durante 40 segundos mirando paisajes en los que había espacios verdes se trabaja más y mejor, ayudando a desconectar y ser más creativos.

La naturaleza, tu gran aliada contra el estrés postvacacional

Los sonidos de la naturaleza

El efecto reparador de la naturaleza también se puede obtener a través del oído. Idealmente, en vivo y en directo, pero por lo general, cuando volvemos de las vacaciones la naturaleza suele quedarnos lejos.
Seguir leyendo

5 razones para disfrutar de la naturaleza todos los días

Que vivamos en núcleos urbanos, que tengamos poco tiempo o que trabajemos mucho no son excusas válidas para renunciar a disfrutar cada día -sin excepciones- de la naturaleza. Tenemos que sacar el mayor partido al maravilloso regalo que la tierra nos da, incluso en días fríos, aunque nos confesemos personas “caseras” y pese a que podamos encontrar un gran placer en estar en casa. Disfrutar de la naturaleza a diario, el mayor tiempo que nos sea posible, nos reporta beneficios a la salud y a nuestro estado de ánimo. De hecho, esta conclusión está basada en estudios clínicos y de expertos de distintos sectores. Hoy te proponemos un objetivo, disfrutar de la naturaleza entre 10 y 30 minutos diarios como mínimo. Diez minutos serán mejor que nada, pero lo ideal es poder sacar media hora para fundirte en entornos naturales y disfrutar de ellos a diario, todo lo que puedas.

5 razones para disfrutar de la naturaleza todos los días

Convertirlo en un acto cotidiano te hará sentir mucho mejor y, por si aún lo tienes claro, te damos cinco poderosas razones por las que todos debe riamos marcarnos ese objetivo (que más que un desafío, resultará un enorme placer al que no podrás renunciar) sin pretextos. El verano es una época maravillosa para empezar a hacerlo, sin excepciones.
Seguir leyendo

Cómo reducir el daño ambiental en la utilización de cosméticos

Adoptar una rutina eco en el cuarto de baño sí se puede. Aún en muchos hogares y en baños sobre todo femeninos puede verse esta imagen: más de 20 productos y accesorios para el aseo y la belleza, ni bio ni ecológicos, con envases que acaban en la papelera y hechos con productos que dejan residuos contaminantes. Es posible eliminar con facilidad hasta el 70 % de todos estos productos, ganando en espacio y teniendo la seguridad de que estamos siendo eco-responsables.

Cómo reducir el daño ambiental en la utilización de cosméticos

El primer paso es comprender que no necesitamos todo lo que compramos mensualmente. A veces, las propias industrias son las que nos venden la necesidad, y con ella el propio producto. Por eso, que nuestros neceseres suelen estar llenos de cremas o compuestos hidratantes, anti sequedad, limpiadores, blanqueadores y un largo etcétera. Con una buena alimentación y la ingesta de agua adecuada, podremos estar más sanos por dentro y reducir el uso de estos productos, como decimos a menudo innecesarios.

Paso uno: prescindir de todo aquello que, en realidad, no necesitamos

Por ello, desde hoy podemos hacer una “limpieza” de nuestros productos y dejar sólo los imprescindibles. Piensa qué te hace falta realmente y de lo que puedes prescindir, para evitar comprarlo nuevamente. Deshazte de los envases que sólo ocupan espacio en tu cuarto de baño y recíclalos, así como los botes de cremas y otros productos vacíos. La próxima vez que necesites adquirir un producto determinado para tu piel o cabello, sopesa las opciones de productos naturales.

Cómo reducir el daño ambiental en la utilización de cosméticos

Puedes adquirirlos en tiendas de higiene y belleza naturales o incluso fabricarlos tú mismo/a, como mascarillas naturales para el pelo, dentífrico o jabones. Por ejemplo, el jabón natural en pastillas te servirá para la limpieza corporal y te durará muchísimo tiempo, sin apenas ocupar espacio en tu cuarto de baño y evitando que expongas tu piel a productos naturales de grandes laboratorios. El objetivo es elegir productos “multi-función” en lugar de específicos (por ejemplo, una crema hidratante para pies y otra para manos; muchas veces la misma nos servirá para todo el cuerpo). Intentaremos que nuestro ritual de belleza camine hacia el minimalismo, lo que no comportará un menor cuidado de nuestro cuerpo, sino todo lo contrario.
Cómo reducir el daño ambiental en la utilización de cosméticos
Seguir leyendo