Así es la reserva natural marina más grande del mundo
Tiene un nombre imposible, de 17 letras, y es una reserva natural marina de récord, una visión de auténtico lujo. Ensancha el alma y anima a soñar con un mundo mejor, en el que ser humano y naturaleza pueden vivir en armonía.

Su récord es ser la reserva natural oceánica más grande del mundo, pero además reúne una serie de características que lo convierten en un bonito ejemplo de lo mucho que los países pueden llegar a hacer para crear espacios protegidos de este tipo.

En este post vamos a repasar su ecosistema, así como los detalles más relevantes sobre su creación y posterior ampliación. Un recorrido muy interesante, que nos depara alguna que otra pequeña sorpresa en clave de defensa ambiental.

Una ampliación que la cuadruplica

Antes de comenzar a describir este entorno privilegiado, en realidad indescriptible, es importante conocer su contexto. Es decir, saber qué medidas políticas lo han convertido en lo que es hoy, el santuario marino más grande de todo el planeta.

Así es la reserva natural marina más grande del mundo
Para ello, hemos de remontarnos al mandato del presidente estadounidense George Bush. Su gobierno no fue un ejemplo de compromiso ambiental, y probablemente por ello debe calificarse como una excepción la creación de una inmensa región protegida en el océano Pacífico.

Se trataba de la reserva de Papahanaumokuakea, y su sucesor en la Casa Blanca, Barack Obama la amplió antes de su visita a Hawaï, el 31 de agosto, multiplicando por cuatro su tamaño. Así nacía la reserva marina más grande de todas las existentes.
Seguir leyendo

La naturaleza, tu gran aliada contra el estrés postvacacionalSi la naturaleza puede ayudarnos a sobrevivir al estrés de las mismas vacaciones, igualmente nos ayuda a todo lo contrario. Es decir, también es perfecta como aliada para afrontar la vuelta al trabajo con mucha filosofía, con la clara intención de evitarnos el síndrome conocido como estrés postvacacional.

En este post vamos a proponer unas cuantas ideas que nos ayudarán a aprovechar el potencial que tiene la naturaleza como bálsamo relajante y al tiempo vivificador. El objetivo es ponerlas en práctica para encontrar la paz y el equilibrio o, si se quiere, para no perderlos.

No en vano, estos días de vuelta al cole, vuelta al trabajo y, en definitiva, vuelta a la rutina, son también una oportunidad para iniciar nuevos proyectos. Algunas de las ideas y consejos van en esta dirección, precisamente.

Sobre todo, es clave aprovechar nuestro amor por la naturaleza, necesidad de ella, de sentirla y de buscar esa maravillosa sensación de formar parte de ella. O, si lo nuestro es ser urbanitas por los cuatro costados, quizá ahora sea un buen momento para cambiar las cosas y brindar la oportunidad a nuevas experiencias.

Sea como fuere, lo cierto es que disfrutar de la naturaleza no significa necesariamente. Se trata de un concepto muy versátil que podemos adaptar a nuestras posibilidades, deseos y preferencias. Por lo tanto, negarse desde un principio probablemente sea un error.

Llévate la naturaleza a casa

Os invitamos, por ejemplo, a introducir la naturaleza en nuestro entorno más inmediato. Tanto convirtiéndola en un símbolo decorativo como trayéndola a nuestro hogar u oficina. En el primer caso, las posibilidades pueden ser desde ponernos fondos de pantalla que nos inspiren, en las que la naturaleza sea la absoluta protagonista en cualquiera de sus formas.

Solo con echar un vistazo a una planta, un bosque, un jardín o un campo, la mente se concentra más y mejor, al tiempo que sentimos una estupenda sensación de bienestar y armonía. La razón está en nuestro código genético, como consecuencia de nuestro origen. No en vano, somos primates, y el proceso evolutivo sigue manteniendo intacto ese apego por lo natural, boscoso, verde…

La naturaleza, tu gran aliada contra el estrés postvacacional
Si buscamos una explicación basada en la teoría de los colores y su significado, el verde es un color de baja onda, y como tal promueve la calma, y ​​mejoran la productividad en el trabajo y la concentración. De igual modo, el azul, color del cielo, reduce el estrés y actúa en un sentido similar.

Ya sea un póster, una foto en un lugar visible, plantas de interior, un fondo de pantalla o un salvapantallas o, por ejemplo, una ventaja con hermosas vistas, que muestre paisajes naturales, nos ayudarán a superar el síndrome postvacacional.

Además, según un estudio llevado a cabo por la doctora Kate Lee, estas características atribuidas no solo al color sino a los paisajes verdes convierten su visión en un gran aliado para hacer descansos en el trabajo.

El trabajo concluyó que solo con descansar durante 40 segundos mirando paisajes en los que había espacios verdes se trabaja más y mejor, ayudando a desconectar y ser más creativos.

La naturaleza, tu gran aliada contra el estrés postvacacional

Los sonidos de la naturaleza

El efecto reparador de la naturaleza también se puede obtener a través del oído. Idealmente, en vivo y en directo, pero por lo general, cuando volvemos de las vacaciones la naturaleza suele quedarnos lejos.
Seguir leyendo

5 razones para disfrutar de la naturaleza todos los días

Que vivamos en núcleos urbanos, que tengamos poco tiempo o que trabajemos mucho no son excusas válidas para renunciar a disfrutar cada día -sin excepciones- de la naturaleza. Tenemos que sacar el mayor partido al maravilloso regalo que la tierra nos da, incluso en días fríos, aunque nos confesemos personas “caseras” y pese a que podamos encontrar un gran placer en estar en casa. Disfrutar de la naturaleza a diario, el mayor tiempo que nos sea posible, nos reporta beneficios a la salud y a nuestro estado de ánimo. De hecho, esta conclusión está basada en estudios clínicos y de expertos de distintos sectores. Hoy te proponemos un objetivo, disfrutar de la naturaleza entre 10 y 30 minutos diarios como mínimo. Diez minutos serán mejor que nada, pero lo ideal es poder sacar media hora para fundirte en entornos naturales y disfrutar de ellos a diario, todo lo que puedas.

5 razones para disfrutar de la naturaleza todos los días

Convertirlo en un acto cotidiano te hará sentir mucho mejor y, por si aún lo tienes claro, te damos cinco poderosas razones por las que todos debe riamos marcarnos ese objetivo (que más que un desafío, resultará un enorme placer al que no podrás renunciar) sin pretextos. El verano es una época maravillosa para empezar a hacerlo, sin excepciones.
Seguir leyendo

Cómo reducir el daño ambiental en la utilización de cosméticos

Adoptar una rutina eco en el cuarto de baño sí se puede. Aún en muchos hogares y en baños sobre todo femeninos puede verse esta imagen: más de 20 productos y accesorios para el aseo y la belleza, ni bio ni ecológicos, con envases que acaban en la papelera y hechos con productos que dejan residuos contaminantes. Es posible eliminar con facilidad hasta el 70 % de todos estos productos, ganando en espacio y teniendo la seguridad de que estamos siendo eco-responsables.

Cómo reducir el daño ambiental en la utilización de cosméticos

El primer paso es comprender que no necesitamos todo lo que compramos mensualmente. A veces, las propias industrias son las que nos venden la necesidad, y con ella el propio producto. Por eso, que nuestros neceseres suelen estar llenos de cremas o compuestos hidratantes, anti sequedad, limpiadores, blanqueadores y un largo etcétera. Con una buena alimentación y la ingesta de agua adecuada, podremos estar más sanos por dentro y reducir el uso de estos productos, como decimos a menudo innecesarios.

Paso uno: prescindir de todo aquello que, en realidad, no necesitamos

Por ello, desde hoy podemos hacer una “limpieza” de nuestros productos y dejar sólo los imprescindibles. Piensa qué te hace falta realmente y de lo que puedes prescindir, para evitar comprarlo nuevamente. Deshazte de los envases que sólo ocupan espacio en tu cuarto de baño y recíclalos, así como los botes de cremas y otros productos vacíos. La próxima vez que necesites adquirir un producto determinado para tu piel o cabello, sopesa las opciones de productos naturales.

Cómo reducir el daño ambiental en la utilización de cosméticos

Puedes adquirirlos en tiendas de higiene y belleza naturales o incluso fabricarlos tú mismo/a, como mascarillas naturales para el pelo, dentífrico o jabones. Por ejemplo, el jabón natural en pastillas te servirá para la limpieza corporal y te durará muchísimo tiempo, sin apenas ocupar espacio en tu cuarto de baño y evitando que expongas tu piel a productos naturales de grandes laboratorios. El objetivo es elegir productos “multi-función” en lugar de específicos (por ejemplo, una crema hidratante para pies y otra para manos; muchas veces la misma nos servirá para todo el cuerpo). Intentaremos que nuestro ritual de belleza camine hacia el minimalismo, lo que no comportará un menor cuidado de nuestro cuerpo, sino todo lo contrario.
Cómo reducir el daño ambiental en la utilización de cosméticos
Seguir leyendo

Respetar la naturaleza para crear un mundo mejor
Crear conciencia sobre la importancia de cuidar la naturaleza implica también aprender a disfrutarla como a obtener de ella beneficios no destructivos. Lógicamente, a hacerlo con respecto, conectando con ella de un modo inteligente, en las antípodas de la filosofía de vida capitalista, basada en la explotación tanto a la hora de su disfrute como de su aprovechamiento.

¿Una utopía, una visión demasiado bonita para ser verdad, o simplemente fuera de la realidad? Si tenemos en cuenta la gran necesidad de ser utópicos, la importancia de poner en tela de juicio el estatus quo y de dar alas al tan necesario espíritu crítico, el cristal con el que se ve esta cuestión da la vuelta como un calcetín.

Donde antes veíamos utopía, gracias a ese cristal, ahora vemos una apuesta por un mundo mejor. Y, tal y como están las cosas a nivel ambiental, también encontramos una puerta abierta a la esperanza para la viabilidad de la especie humana a medio y largo plazo.

Además de soñar este modelo de sociedad respetuoso con el entorno podemos pensarlo, así como darle un enfoque académico realmente interesante, como el que le ha dado un reciente estudio llevado a cabo por Irene Comins, profesora del departamento de Filosofía y Sociología de la Universitat Jaume I, en Castellón.

La naturaleza no es un objeto

En un claro intento por conseguir un modelo de sociedad menos instrumental con el entorno, el trabajo aboga por una sociedad muy diferente a la actual. Para llegar a ella, lógicamente, es necesario replantearse muchos paradigmas y, en general, mirar de igual a igual a nuestro alrededor, al otro.

Respetar la naturaleza para crear un mundo mejor
Se trata de una apuesta por un mundo más solidario en lo que respecta al trato del individuo y también del medio ambiente, demostrando sensibilidad hacia flora y fauna. Es decir, la investigación propone olvidar jerarquías y antropocentrismos. O, al menos, dejarlos a un lado para que no impidan que el ser humano y el medio ambiente estén a un mismo nivel a la hora de relacionarse.

Además de olvidar la pretendida superioridad del ser humano, causa de tantos desmanes, Comins critica que justifiquemos un uso utilitario de los recursos, hasta el punto de haber acabado legitimando esa “manipulación instrumental de los recursos naturales, a la vez que la naturaleza se ha convertido en un objeto más del capitalismo”.

El camino a seguir

Partiendo de estas premisas, el estudio considera deseable caminar hacia una nueva autoconciencia ecológica. Para ello, se apoya en las contribuciones de la filosofía relacionadas con este pensamiento ecológico conservacionista.

Respetar la naturaleza para crear un mundo mejor
Conseguirlo no es fácil, lógicamente. Cambiar las cosas nunca lo fue, y en este caso a nadie se le escapa que están en juego grandes intereses económicos. Sea como fuere, la investigadora señala que es fundamental partir de una revisión de “centrismos excluyentes y reduccionistas de la realidad, como por ejemplo la jerarquía de superioridad del ser humano por encima del medio ambiente”.

El punto de partida sería, a su juicio, construir una ecosofía o filosofía ecológica capaz de producir ese gran cambio de ideas que sería necesario para transformar nuestra forma de relacionarnos con la naturaleza. Y, lógicamente, hacerlo de forma contraria a la que históricamente ha tenido lugar, causante del deterioro del medio ambiente.

El ser humano no es superior

El estudio, publicado en Daimon, Revista Internacional de Filosofía, también cita la Carta de la Tierra de las Naciones Unidas como ejemplo de declaración internacional que participa de esta filosofía orientada a la protección ambiental, los derechos humanos, un desarrollo equitativo y la paz.

Respetar la naturaleza para crear un mundo mejor
Yendo en busca de esa nueva conciencia ecológica, por lo tanto, la Carta sería un buen marco para su construcción. Habida cuenta de que la historia del pensamiento occidental sobre todo “se ha caracterizado por el antropocentrismo, es decir, por situar al ser humano en un plano superior al de la naturaleza”.

Naturaleza: madre viva que nos alimenta

Comins considera que el ser humano es individualista. “Ha olvidado su terrenalidad, su conexión íntima con el entorno” y el resultado es cosificarla, entenderla como un objeto:
Seguir leyendo

Los 10 parques naturales más bellos del mundo

Cuánta belleza es capaz de proporcionar la madre naturaleza. Seguro que ya te habías dado cuenta de esta afirmación, pero lo creerás aún más al descubrir algunos de los 10 parques naturales más impresionantes del mundo. En el Planeta, aún existen bellísimos lugares naturales que el ser humano no ha convertido en complejos hoteleros. Son unos de esos sitios que hay que ver -al menos- una vez en la vida. Te presentamos diez de nuestros preferidos, por continentes.

La belleza de África

Parque natural de Namib-Naukluft (Namibia)

¿Te gustaron los paisajes de la película “Memorias de África”? Eso se quedará en nada comparado con lo que puede ofrecernos este continente. Namibia, uno de los países más diferentes del África austral, es cuna de maravillosos paisajes. Eso sí, desérticos.

Los 10 parques naturales más bellos del mundo

Sus arenas blancas y abrasadoras resultan en un contraste perfecto con los tonos del cielo. Allí encontrarás las dunas de Sossusvlei, las más antiguas del mundo. Es una zona de mucho viento, por lo que a lo largo de los siglos éste ha esculpido el desierto y permitido la formación de dunas que pueden llegar a los 300 metros.

Los 10 parques naturales más bellos del mundo

Allí, se puede descubrir el parque en globo, y desde allá arriba podrás ver paisajes que te dejaran sin aliento. Es muy recomendable porque el país Namibia parecerá un océano de exóticas sombras anaranjadas.

Los 10 parques naturales más bellos del mundo

Este país guarda otras grandes joyas, como Etosha, donde podrás ver más de 350 variedades de animales.

Nos da pena no incluir más lugares naturales de África, pero esperamos tus sugerencias si conoces más a fondo este bello continente.

América, un continente por descubrir

Seguir leyendo

La guía definitiva para comer frutas y verduras de temporada

Estamos en una época del año perfecta para comer vegetales y frutas, alimentos ligeros que nos permitirán hacer nuestra vida más rica y saludable, llenas de vitaminas, para afrontar todas las actividades del verano, y refrescantes e hidratantes. Sin embargo, las frutas y verduras pueden disfrutarse durante todo el año. Partiendo de este punto, convendría saber cuáles son las frutas o verduras mas adecuadas para comer dependiendo de la época del año que sea. Conociéndolas, conseguirás:

– Aprovechar todo el sabor de los vegetales. Éstos son de mucha mejor calidad en su época de recolección y van a conseguir ofrecerte lo mejor de la madre naturaleza. Se acabó esa triste sensación de pelar una fruta y que no sepa “a nada”.

– Comer los alimentos más saludables. Desconfía de las uvas en verano o de los melocotones en invierno. Si están en el supermercado es porque han sido cultivados con infinidad de químicos y pesticidas, por lo que ni su sabor ni el efecto en tu salud serán óptimos. Tienen por tanto mayor valor nutritivo y, si los consumes en su estación, habrán conservado todos sus nutrientes.

La guía definitiva para comer frutas y verduras de temporada

– Tener un comportamiento ecológico. Por esa misma razón, va contra-natura comer frutas y verduras de otra temporada y estaremos contribuyendo a dañar el medio ambiente si lo hacemos así. Además, como ya hemos mencionado en otros posts, intentaremos siempre que estas frutas y vegetales se hayan cultivado lo más cerca posible de casa, para minimizar las cantidades de dióxido de carbono enviadas a la atmósfera por el transporte.

La guía definitiva para comer frutas y verduras de temporada

– Precio. Las frutas de temporada, como cuesta menos traerlas o conservarlas, suelen ser más baratas. ¡Dale un respiro a tu bolsillo a cambio de mayor calidad!

Por todos esos motivos, hoy queremos compartir contigo un calendario y una completa guía de frutas y verduras según temporada que te permitirá que nunca más dudes y que lleves lo mejor de la naturaleza a tu mesa dependiendo del mes en el que te encuentres.

Obviamente, no vamos a poder citar los miles de variedades de vegetales que existen, pero sí te podemos proporcionar una clasificación muy completa de los más comunes.

Enero, un mes ideal para sopas y guisos

Seguir leyendo

pano

Afortunadamente, en los últimos años, se ha desarrollado interés en dedicarse profesionalmente al mundo del medio ambiente y en ganarse la vida protegiendo a nuestro Planeta. Si tu sueño sería trabajar con este bonito objetivo, hay una serie de profesiones que podrías hacer, algunas de ellas requieren una formación académica universitarias, mientras para otras no lo necesitas. Exponemos una lista de los “empleos verdes” más apreciados.

Turismo medioambiental

A medida que crece el interés por este tipo de turismo respetuoso con el medio ambiente, aumenta la demanda de profesionales formados en esta actividad.

Empleos verdes bonitos y valorados

La gente que se dedica a esto tiene la posibilidad de trabajar en contacto con la naturaleza, de proteger y difundir los intereses medioambientales y además dedicarse a la bonita profesión del turismo. Podrás trabajar en ello si has estudiado Turismo, si estás diplomado/a en Ciencias Medioambientales o bien mediante otros títulos como la licenciatura en Arte y Diseño.

Empleos verdes bonitos y valorados

Seguir leyendo