Cumbre climática COP22: hora de actuar por el planeta
Aunque el primer acuerdo que ha reunido a todo el mundo contra el calentamiento global se adoptó hace casi un año es ahora cuando ha llegado la hora de actuar. Su entrada en vigor significará el comienzo de un camino para su efectiva aplicación de forma paulatina, coincidiendo con la próxima cumbre climática, que se celebrará del 7 al 18 de noviembre.

Comenzará, por lo tanto, a partir del próximo lunes, y será la 22ª reunión de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP22) con un claro objetivo: empezar a convertir las palabras en hechos.

O lo que es lo mismo, la COP22 continuará lo que se inició en la COP21 parisina, en la que se lograron avances históricos para frenar el cambio climático.

Cumbre climática COP22: hora de actuar por el planeta
Seguirá siendo una reunión, y su papel tampoco es establecer un programa concreto, pues aún quedando grandes lagunas, haberlo haylo. Su orientación sí que será distinta, con un claro enfoque hacia la acción. La meta no será otra que llevar a cabo las prioridades recogidas en el Acuerdo de París.

La urgencia de actuar

El hecho de haber llegado a un acuerdo en la COP21 fue un tremendo avance, de eso no hay duda. Gracias a este hito en la lucha contra el calentamiento global la COP22 se inicia con la presencia de 94 países y más de 192 firmantes que ratificaron el conocido como Pacto de París.
Seguir leyendo

El Mar Ross albergará la mayor reserva marina del mundo
Es una de las zonas vírgenes del planeta y uno de los últimos ecosistemas marinos intactos que nos quedan. Esperemos que sea por mucho tiempo, y no es un simple deseo. Por lo pronto, están poniéndose los medios para ello. Y es que el mar de Ross, también conocido como “el último océano” por la importancia de su preservación, va a albergar a la reserva marina más grande del mundo.

Así lo ha anunciado la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA) este viernes, 28 de octubre. Todo un triunfo, sin duda, poner las condiciones necesarias para arrebatar a la explotación humana, a la contaminación en sus mil y una formas este enclave natural tremendamente valioso, de inconmensurable belleza e increíble biodiversidad.

Han sido necesarios cinco años de difíciles negociaciones, para finalmente poder anunciarse la creación de una vasta zona marítima protegida en el mar de Ross, de alrededor de 1,55 millones de kilómetros cuadrados. Una extensión muy cercana a la de la actual reserva marina más grande del mundo, que cuenta con más de 1,51 millones de kilómetros cuadrados.

Un acuerdo histórico

Proteger el mar de Ross, una gigantesca bahía bajo jurisdicción neozelandesa, será posible gracias al acuerdo “histórico” que creará la creación de la mayor reserva marina del mundo. Se trata de una resolución trascendental, tras años infructuosos por la oposición de Rusia.

El Mar Ross albergará la mayor reserva marina del mundo
Finalmente, el acuerdo forjado por la CCRVMA en Hobart, Australia, lo ha hecho posible. Si hace unos días lamentábamos la negativa de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) a crear un santuario en el Atlántico Sur para proteger a las ballenas, apenas unos días después surge esta noticia que es motivo de alegría.
Seguir leyendo

Científicos logran convertir la contaminación en combustible
Los científicos han tenido un éxito inesperado al poder transformar el CO2 en etanol. Ha sido de un modo casual, gracias a un afortunado accidente. Ahora, la pregunta es: ¿el hallazgo podría suponer el principio del fin del problema del cambio climático?

Todavía es muy pronto para responder a esta pregunta, pero plantearla es inevitable. Dicho de otro modo: ¿Este descubrimiento significa una pequeña gran revolución que la ciencia haya logrado convertir el CO2 en carburante? En concreto, en etanol, un biocombustible que si bien no contribuye al calentamiento global, contaminar, contamina lo suyo.

Vaya por delante que no es la primera vez que se consigue algo parecido. Como noticia, eso sí, lo tiene todo para convertirse en viral. No en vano, se está proponiendo el proceso inverso, casi casi la panacea.

Si un vehículo, pongamos por caso, supone emisiones a la atmósfera, en este caso el proceso sería justo el contrario. Es decir, aspiraríamos el gas de ese coche para convertirlo en carburante, en una suerte de reciclaje constante que no dañaría la atmósfera en lo referente al cambio climático. Además, quizás también podríamos abaratar tremendamente el precio del carburante.

Científicos logran convertir la contaminación en combustible
Suena estupendo, sin duda. Con la ventaja, además de que también podría capturarse el CO2 que se encuentra en la atmósfera y luego transformarlo en biocombustible. Y, para acabar de pintar de rosa el invento, la técnica es sencilla y nada cara, según se explica en la revista científica Chemistry Select.

Convertir el CO2 en combustible

¿Pero, cómo surgió todo? Este prometedor hallazgo vino por casualidad. “Hemos encontrado algo por accidente que ha funcionado”, dice Adam Rondinone, uno de sus inventores, científico del Departamento de Estado de Energía y del laboratorio Oak Ridge.

Estaban intentando estudiar “el primer paso para conseguir la reacción” cuando se dieron cuenta de que no eran necesarios más. “El primer catalizador, formado por carbono, nitrógeno y cobre, hacía todo el trabajo por sí solo”, explica el experto.

Científicos logran convertir la contaminación en combustible
Durante el proceso es suficiente el uso de muy poca energía para revertir el proceso de combustión, al tiempo que se consigue combustible. En concreto, cuando se le aplica al catalizador una corriente de 1,2 voltios obtenemos una mezcla de agua y dióxido de carbono que se traduce en etanol en un 63 por ciento.
Seguir leyendo

Acuerdo histórico para eliminar un potente gas de efecto invernadero
Casi todos los países del mundo, 200 en concreto, han acordado reducir el uso de los hidrofluorocarbonos (HFC), unos gases de efecto invernadero utilizados en el sector de la refrigeración y aires acondicionados como sustitutos de los que dañaban la capa de ozono.

Con el objetivo de eliminarlos de forma progresiva, este sábado se ha llegado a un acuerdo internacional en Kigali (Ruanda) que previsiblemente supondrá una reducción entre un 80 y un 85 por ciento para mediados de siglo.

En el acuerdo se estipula que los países desarrollados darán ejemplo comenzando con los recortes de su uso en 2019, antes que el resto, siendo el último plazo previsto para 2050. Si todo sale según lo previsto, para entonces la reducción estará en torno al porcentaje mencionado.

Una vez se lleve a cabo lo firmado, a finales de siglo se podrá evitar el aumento global de la temperatura hasta 0,5 grados centígrados, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Acuerdo histórico para eliminar un potente gas de efecto invernadero
De lo contrario, el panorama es poco halagüeño. No porque sea un gas de efecto invernadero abundante, porque no lo es. No, por ahora, pero acabará siéndolo si no se actúa, y puesto que retienen más el calor que el CO2, principal gas de efecto invernadero, dispararía el calentamiento global.

El acuerdo, por otra parte, también prevé la creación de un fondo económico que ayude a alcanzar estos ambiciosos objetivos. Sin embargo, todavía no se ha establecido una cantidad, ni tampoco se han tratado de forma detallada qué sustancias podrían ser buenas alternativas. Aún así, el PNUMA ha señalado el amoniaco o el dióxido de carbono como posibles sustitutos.

Qué son los hidrofluorocarbonos (HFC)

Los HFC se empezaron a emplear en los años noventa en sustitución de los gases que dañaban de la capa de ozono y actualmente su uso aumenta en torno al 10 por ciento, con previsiones de que este porcentaje se dispare.

Acuerdo histórico para eliminar un potente gas de efecto invernadero
Su uso se decidió en el Protocolo de Montreal, el tratado de 1987 que buscaba frenar la pérdida de la capa de ozono y ahora, el pacto firmado en Ruanda significa incluir una enmienda a aquel.
Seguir leyendo

Monsanto, en el banquillo acusado de “crímenes contra la humanidad y ecocidio”
La empresa biotecnológica Monsanto se enfrenta a un juicio simbólico en La Haya (Países Bajos) por el “ecocidio” presuntamente causado por sus productos tóxicos. En especial por el glifosato, principio activo del popular y sospechosamente cancerígeno pesticida Roundup.

También se le acusa de crímenes de lesa humanidad. La firma americana es acusada por asociaciones de haber comercializado productos responsables de la muerte de miles de personas.

Así pues, sus cargos no son menores, si bien se trata de un juicio simbólico, llevado a cabo por un tribunal internacional ciudadano formado por ecologistas y activistas de Derechos Humanos.

Se trata, por lo tanto, de un juicio sin validez legal, entre otras razones porque en el derecho internacional no se reconoce el ecocidio como delito medioambiental. Asímismo, no se rata de un juicio al uso.

De hecho, uno de los principales motivos por el que se realiza es precisamente buscar el reconocimiento del mismo. Durante este fin de semana, días 15 y 16 de octubre, se escucharán testimonios relativos al dossier, incluyendo estudios científicos para finalmente deliberar.

Monsanto, en el banquillo acusado de “crímenes contra la humanidad y ecocidio”
Serán los jueces los que lo harán, en concreto un tribunal formado por cinco jueces que conforman un tribunal ciudadano consultivo presidido por Françoise Tulken, jueza durante años de la Corte europea de los derechos del hombre.

Su cometido conjunto será, por lo tanto, emitir una opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia sobre el particular. Si nos centramos en los derechos reconocidos por el derecho internacional, se decidirá sobre vulneraciones al derecho a la alimentación, a la libertad para la investigación científica o, entre otros, al mejor estado de salud posible.

Monsanto, en el banquillo acusado de “crímenes contra la humanidad y ecocidio”
Son derechos que encontramos en distintos textos internacionales, como la Convención relativa a los derechos económicos, sociales y culturales. En la opinión emitida encontraremos su parecer sobre la conformidad o no de las actividades de Monsanto con respecto a esos instrumentos jurídicos de los que dota el derecho internacional.
Seguir leyendo

Avances en la lucha contra el cambio climático
Tras la aprobación y ratificación del acuerdo climático global logrado en París a finales de 2015 y Nueva York hace apenas unos meses, respectivamente, esta semana hemos asistido a dos pasos adelante que bien pueden considerarse avances importantes.

Si no históricos, -eso el tiempo lo dirá- sí decisivos para que frenar el calentamiento global se convierta en una realidad o, al menos, poco a poco deje de ser una utopía, como lo es actualmente.

Avanzar en este sentido no es fácil, qué duda cabe, y precisamente por eso este tipo de noticias son rara avis sobre las que es necesario poner el foco. Una de ellas nos lleva a la India, mientras la otra se refiere al ámbito europeo.

Por otra parte, la Union Europea también ha avanzado gracias a una reciente decisión que busca agilizar el proceso para que la contribución de sus países miembros sea más decidida e influyente y, cómo no, también rápida. No en vano, el cambio climático no se aborda con grandes planes, sino con hechos que deben empezar a demostrarse cuanto antes.

Avances en la lucha contra el cambio climático

La India dice sí al acuerdo climático

Sobre todo, el sí de la República de la India, cuya ratificación ayer, día 2 de octubre, supuso la suma del gran polucionador mundial de emisiones que todavía no lo había hecho. Junto con China y Estados Unidos, ahora sí, la India también se ha comprometido a luchar para la reducción de emisiones de acuerdo con lo establecido en el pacto.

Avances en la lucha contra el cambio climático
Este gran reto para la India se plasma en un compromiso adquirido por el país realmente ambicioso. En concreto, la INdia se ha comprometido a que en 2030 al menos el 40 por ciento de su energía eléctrica no proceda de fuentes fósiles. O lo que es lo mismo, la enregía renovable adquirirá un protagonismo progresivo.

Si todo sale según lo previsto, en 2022 alcanzará los 175 GW. “Es uno de los objetivos de energía renovable más audaces delm undo, por lo que probablemente será uno de los principales actores en los mercados de energía solar y eólica”, dice Manish Bapna, vicepresidente ejecutivo y director general del Instituto de Recursos Mundiales.
Seguir leyendo

Bayer compra Monsanto para dominar el mercado agrícola mundial
La noticia ha ocupado titulares en medios de todo el mundo. No podía ser de otra manera: la compra de Monsanto por Bayer apoquinando la nada despreciable cifra de 59 mil millones de euros ha sido una de las transacciones empresariales más importantes de la historia.

Pero no solo eso, porque comprador y vendedor tienen un perfil muy delicado, que tiene de ecológico lo mismo que yo de astronauta. O, si se quiere, dejémoslo en inquietante, lo cual convierte la operación en un asunto clave tanto para nuestra salud como para la del planeta.

Así las cosas, la pregunta era inevitable: ¿Qué nos espera ahora? En este post vamos a intentar responder a esta pregunta en la medida de lo posible, si bien el título ya nos da una clara pista. Para ello, empecemos por el principio.

La compra se concretará en 2017

La cifra apuntada da vértigo, y lo mismo ocurre con solo barruntar que la compra de la multinacional química y productora de semillas Monsanto por la también química y farmacéutica Bayer marcará el nacimiento del mayor gigante agroquímico mundial.

Bayer compra Monsanto para dominar el mercado agrícola mundialEl acuerdo de compra se hizo con tal fin, en realidad. A tal punto, hemos de tener en cuenta que podría no acabar de concretarse, en cuyo caso el gigante alemán se verá obligado a pagar una importante multa.

El contexto en el que se produce el acuerdo de compra es significativo. En particular, por un lado Monsanto no se encuentra en su mejor momento económico por distintas cuestiones coyunturales, como la bajada de las exportaciones por la subida del dólar o los precios a la baja de las materias primas agrícolas.
Seguir leyendo

La biodiversidad, por debajo de su nivel crítico de seguridad
Suena apocalíptico, pero estos reputados científicos no dudan en afirmarlo. Para los biólogos que han llevado a cabo un estudio global sobre la biodiversidad, ésta ha caído por debajo de un mínimo vital en más de la mitad de la superficie terrestre y, por lo tanto, los ecosistemas pueden derrumbarse.

Tras haber pasado revista a casi dos millones y medio de datos relativos a unas 40.000 especies de más de 18.000 sites, el resultado que explican en la revista Science es tan desalentador como alarmante. No para las especies en vías de extinción, obviamente, pues ellas no precisan de nuevos estudios para saber lo letal que resulta la reducción y deterioro de su hábitat.

Peligra nuestra supervivencia como especie

Las conclusiones están enfocadas a la supervivencia del ser humano. Desde esta visión, este equipo internacional de científicos advierten que la biodiversidad está cayendo por debajo de los niveles seguros para mantener las sociedades humanas.

La biodiversidad, por debajo de su nivel crítico de seguridad
Es decir, para apoyarlas y garantizar un mínimo bienestar de las mismas, afirma el informe, publicado esta semana en la prestigiosa publicación, donde se afirma que aún siendo conclusiones generales, no podemos olvidar que como especie estamos íntimamente conectados a los ecosistemas locales.

Dependemos de ellos, de sus procesos, afirman los expertos. Entre otros, citan la regulación del ciclo de carbono, la polinización de cultivos o la biodegradación de los residuos. Así pues, una significativa merma de la biodiversidad, tal y como está ocurriendo, provoca un grave declive, ya que estos ecosistemas dependen de la diversidad biológica para funcionar de forma adecuada. Sin ese equilibrio, peligra la estabilidad de nuestro entorno vital.

Ecosistemas en riesgo

En el trabajo se especifica que una pérdida de la biodiversidad superior al 10 por ciento coloca a un ecosistema en la zona en riesgo. Un umbral que se ha superado, y las expectativas de futuro no hacen ser optimistas, sino todo lo contrario. El informe concluye que la mayoría de la cobertura terrestre de la Tierra está por debajo de los valores seguros del 90 por ciento de preservación de biodiversidad.

La biodiversidad, por debajo de su nivel crítico de seguridad
Es decir, el deterioro ambiental está yendo más allá de lo que un ecosistema puede soportar, pero por otro lado apuntan que se hace necesario un estudio pormenorizado para determinar de forma concreta cuál es se nivel crítico en cada uno de ellos.
Seguir leyendo