Día de la Tierra 2016, por un mundo mejor y más verde
Hoy, 22 de abril, el mundo celebra el Día de la Tierra bajo el lema “Los árboles para la Tierra”. Lo hace con el fin de concienciarnos sobre la importancia de los bosques para la salud del planeta y, en fin, para la supervivencia de las personas y de todos los seres vivos que dependen de ellos.

Se cumplen 46 años de su primera celebración, cuando el senador Baylord Nelson propuso la efeméride con intención de despertar conciencias. Ya desde entonces el evento estuvo enfocado a llamar la atención sobre problemas ambientales que, lamentablemente, hoy siguen siéndolo. E incluso se han agravado, poniendo en peligro el futuro del planeta, tal y como lo conocemos.

El desafío de la supervivencia

Son muchas las amenazas que nos acercan a la sexta gran extinción, según advierte la ciencia. A ella parece que estamos abocados por problemas tan graves como la superpoblación, la contaminación o la debacle que sufre la biodiversidad, todos ellos factores antropogénicos. O, lo que es lo mismo, originados por el ser humano, a gran escala y de forma sistemática.

Día de la Tierra 2016, por un mundo mejor y más verde
Aunque la esencia de la celebración sigue intacta, y lo mismo ocurre con las problemáticas en las que se centra, hoy se le suman otras, en especial el gran desafío que supone el cambio climático.

Igualmente, cuando está a punto de cumplir casi medio siglo de historia como evento global, la actual revolución digital ha supuesto otra gran diferencia a su favor. Y es que, a nivel reivindicativo, también han cambiado las cosas desde aquellas primeras manifestaciones que denunciaban problemas ambientales.

David contra Goliat

Actualmente, podemos observar cómo ha evolucionado el movimiento ciudadano a través de ONGs y otras asociaciones conservacionistas que hoy canalizan la reivindicación. Siempre un David contra Goliat, pero a su vez inasequibles al desaliento, luchando en favor de la sostenibilidad de los recursos naturales del planeta.

Día de la Tierra 2016, por un mundo mejor y más verde
En efecto, son minoría en una lucha que se libra en flagrante desigualdad, apenas sin apoyo institucional ni tampoco ciudadano, incapaces de hacer frente a los dramas ambientales que ocurren a diario por doquier. En un contexto marcado por la polución en sus más distintas formas, los eventos extremos o, por ejemplo, la extinción de especies a un ritmo endiablado.
Seguir leyendo

Día de la Tierra: qué es y cómo surgió

Hoy, 22 de abril, se celebra en el mundo el Día de la Tierra. Se trata de una jornada muy importante por su valor simbólico, ya que invita a una reflexión acerca del medio ambiente, de nuestros comportamientos sostenibles y de la forma en la que estamos tratando al planeta. Es un día para rendir homenaje a la Madre Naturaleza, ya asumido por muchísimos países. Vamos a conocer más acerca de este día y la importancia que tiene.

Día de la Tierra: qué es y cómo surgió

Origen del día de la tierra

Comenzó hace relativamente poco, en 1970 y, en su primera participación, logró reunir a 20 millones de personas, hasta llegar a ser la tradición mundial que es ahora. Hay que tener en cuenta que la década anterior, los años 60, fueron años importantes para el ecologismo, en los que se empezaron a concienciar de la importancia de respetar el planeta más que nunca antes. La espesa contaminación empezaba a hacer mella en muchas de las grandes ciudades y la gente estaba enfadada con esa realidad. El medio ambiente estaba sufriendo. Fue la época del activismo y de la indignación generalizada, lo que propició movimientos como el pacifismo, naturismo y ecologismo de los hippies.

En los años 60-70, además, tanto las grandes empresas como los políticos no prestaban mucha atención a la ecología, sino que las cuestiones como la economía o las finanzas eran mucho más importantes. Aunque aún queda mucho por mejorar, hoy en día muchas empresas y gobiernos incluyen importantes propuestas ecológicos y ya en muchos estados o regiones gobiernan partidos ‘verdes’.

Día de la Tierra: qué es y cómo surgió

El Día de la Tierra (‘Earth’s day’) comenzó en Estados Unidos, de la mano del senador Gaylord Nelson de Wisconsin, que hacía continuadas campañas y llamadas a la acción durante la década de los 60 sin que nadie le hiciera mucho caso. Por eso, en 1969, organizó una protesta masiva de defensa al media ambiente, recogiendo la idignación de los manifestantes que se lanzaban a la calle para quejarse de la guerra de Vietnam. Un año después, el 22 de abril de 1970, junto con el activista Denis Hayes (una importante figura del movimiento ecologismo), organizó una protesta en la que participaron 20 millones de personas.

Día de la Tierra: qué es y cómo surgió

Seguir leyendo

La primera aldea del mundo construida con botellas de plástico
Es una aldea pionera, el primer pueblecito que se ha levantado botella a botella, reciclando envases PET de forma masiva como principales materiales de construcción. Bautizado con el elocuente nombre de Plastic Bottle Villae, esta comunidad eco amigable nos recuerda al concepto de ecoaldeas , entre otras razones por su apuesta por este material reciclado, pero también a consecuencia de su privilegiada ubicación, en plena naturaleza.

La Plastic Bottle Villae se autodeclara como una “comunidad eco residencial” diseñada para coexistir con la naturaleza, es decir, la selva tropical, pues está establecida en el corazon de la exhuberante selva tropical de la Isla Colón, en Panamá. Se trata de la isla principal del archipiélago de Bocas del Toro, situado al noroeste del país, en el mar Caribe.

El proyecto está diseñado para minimizar su impacto ambiental y, a diferencia de lo que tantas veces ocurre, no es un proyecto de ayuda a damnificados por un desastre natural. En esta ocasión, el proyecto se plantea como una inversión y, a su vez, como un ejemplo global de lo mucho que se puede hacer para ayudar al planeta mediante inversiones rentables gracias al bajo coste de sus materias primas.

La primera aldea del mundo construida con botellas de plástico
De hecho, este ecopoblado se halla en una de las propiedades más privilegiadas de la isla, una comunidad exclusiva gracias a esta particularidad, única en el mundo. Con este fin de distinguirla de las construcciones de salvamento que se hacen en barrios marginales, en esta ocasión a los compradores de la casa y el terreno sobre el que se edifica se les garantizará ROI positivo (rentabilidad o retorno de inversión), “mientras colaboran para cambiar el mundo en una dirección positiva”, apunta su impulsor, Robert Bezeau, un empresario canadiense reconvertido a ecologista.
Seguir leyendo

La población de tigres salvajes aumenta por primera vez en un siglo
Un tigre, dos tigres, tres tigres… El famoso trabalenguas podría empezar a aumentar su extensión y dificultad, para contento de conservacionistas y amantes de los animales en general. No hasta el infinito, pero sí lo suficiente como para que el número de estos grandes felinos alcance una cifra que les permita empezar a respirar tranquilos.

La buena nueva ha venido en forma de un comunicado del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), en el que se afirma que la población de tigres salvajes es cada vez mayor, especialmente en Rusia, Bután, Nepal y la India, todos ellos países que participaron en el establecimiento de un programa de protección.

Se trata de un programa de WWF adoptado en noviembre de 2010 por los gobiernos de 13 países en los que se encuentra el hábitat natural del tigre. Una iniciativa pionera en coordinar estrategias a nivel nacional y regional para intentar evitar la extinción del tigre, en grave peligro de extinción.

La población de tigres salvajes aumenta por primera vez en un siglo
El programa se planteó detener la caída en picado que sufren estos animales, pues en los últimos años su situación se había agravado de un modo que parecía insalvable. Pero quizás no lo sea, si bien las amenazas que hacen peligrar su supervivencia son huesos duros de roer.
Seguir leyendo

Lobo ibérico: ¿cazarlo o amarlo?
Las preguntas son las de siempre: ¿El lobo ibérico debe ser blanco de las balas o un animal protegido? ¿Y, merece toda una protección total o solo en parte?

Son disquisiciones que han enfrentado a partidarios de unas u otras posturas, esgrimiendo argumentos disímiles, si bien ahora sus defensores se han alzado en pie de guerra en la calle, redes sociales e incluso en el mismo Congreso.

Mientras aquellos hacen gala de una empatía cero con el animal que va más allá de la antipatía, -condenándolo a correr delante de las los rifles y, en fin, abogando y realizando un control poblacional mediante la caza-, éstos reclaman respeto por el lobo, al que consideran en peligro de extinción.

Lo defienden a capa y espada. Le profesan aprecio y amor. En definitiva, dos posturas enfrentadas que son la cara y la cruz de una misma moneda y su futuro depende en buena medida de lo que ocurra con ella… ¿De qué lado caerá si la echamos al aire?

Los vientos cinegéticos (sin olvidar la caza furtiva) soplan fuerte y el huracán levantado por el sector ganadero quiere acabar con él, sin contemplaciones. Directamente, lo tienen en el punto de mira. Y, de hecho, tanto delante de las armas como en sus peticiones al gobierno, buscan asegurar la puntería.

En este segundo aspecto, los ecologistas critican que éste se haya doblegado a sus peticiones. Pero no solo a ellos, porque la organización de batidas de caza contra el lobo es algo habitual. Sin contar con las ilegales, cada año se caza a un buen número.

Lobo ibérico: ¿cazarlo o amarlo?
Solo en Asturias y Castilla y León, donde su caza es legal, se da permiso para matar a alrededor de dos centenares cada año. Son autonomías en las que las batidas se subastan, a diferencia de lo que ocurre en otras regiones, como en Galicia o el País Vasco, donde su control es un cometido del funcionariado. Al sur del Duero, sin embargo, es una especie protegida.
Seguir leyendo

¿El principio del fin de las orcas en cautividad?
En SeaWorld, el parque temático más representativo de los espectáculos con orcas las cosas van a cambiar, y mucho. “La era de las orcas en cautividad ha iniciado su cuenta atrás”, han anunciado en un comunicado en el que se compromenten a dejar de reproducirlas en cautividad, y también a no organizarán espectáculos con ellas.

Esta semana, el famoso parque ha dado su brazo a torcer. Tras años de presiones y denuncias por parte de las asociaciones, han dedicido poner fin a su controvertido programa de reproducción de orcas, una de las primcipales demandas de las asociaciones de defensa de los animales.

Una gran victoria

Su campaña contra SeaWorld ha conseguido su objetivo por triple partida: no a la cría de orcas, no a su captura y también nones a los tradicionales espectáculos con ellas. Solo se exhibirán las que actualmente están en cautividad, puesto que no pueden liberarse sin que su vida corra peligro, y se hará de un modo menos agresivo para los animales.

Además, SeaWorld se ha comprometido a donar 50 millones de dólares en los próximos cinco años para ayudar a reinserción de animales marinos. A su vez, el dinero se emplerará en financiar una campaña de sensibilización junto con PETA y The Humane Society of the United States.

Blackfish, un documental decisivo

Para llegar hasta aquí ha habido que batallar mucho. Las asociaciones proteccionistas no han dejado de hacerlo, y gracias a ello están empezando a recoger frutos.

¿El principio del fin de las orcas en cautividad?
El documental “Blackfish” (2013) marcó un antes y un después. En la cinta se denuncian las duras condiciones de vida de las orcas en cautividad. Se decidió hacer tras el suceso protagonizado por una de ellas, Tilikum, una orca que mató a su adiestradora en pleno espectáculo en Orlando.

Fue en febrero de 2010, en el SeaWorld Shamu Stadium, en Florida, y el suceso le costó la vida a Dawn Brancheau, una experimentada entrenadora, cuando ambas descansaban de la exhibición. Ya desde entonces las opiniones de los expertos daban pistas sobre la causa del ataque.
Seguir leyendo

Una hora de oscuridad por el planeta: ¿Y tú, te apuntas?
Curiosamente, poner el foco en un problema que tiene en jaque al planeta, en esta ocasión significa apagar todas las luces. Será cuando anochezca, durante una hora. Con ello el mundo se movilizará contra el cambio climático, y de paso cebraremos los diez años de Earth Hour, una iniciativa de WWF que empezó en Sidney en 2007.

Este evento fue concebido por la organización ecologista WWF y el The Sydney Morning Herald, un importante periódico de Sídney, Australia, y se produjo por primera vez el 31 de marzo del 2007 en dicha ciudad. Más de dos millones de australianos se unieron y desde entonces no ha dejado de batir records de participación, año tras año.

Actualmente, apagar las luces durante una hora se ha convertido en un evento planetario al que sumarse es tan fácil como apagar las luces. Es una oportunidad de oro para demostrar nuestro compromiso por un planeta más verde con un gesto simbólico muy sencilo de llevar a cabo, casi desde cualquier lugar.

Una hora de oscuridad por el planeta: ¿Y tú, te apuntas?
El evento también tiene un fuerte componente institucional, que se manifiesta a través del apagón de numerosos monumentos emblemáticos, igualmente como muestra de apoyo. La torre Eifeel, la Alhambra, la ópera de Sídney, el Empire State Building de Nueva York, la Alhambra de Granada o, por ejemplo, el Taipéi 101, en Taiwán.

París, de nuevo protagonista

Destaca especialmente la iniciativa parisina. Tras ser los anfitriones de la cumbre climática, de nuevo brillan con luz propia con su genial idea de hacer un apagón de su famosa torre que implica a los ciudadanos.
Seguir leyendo

‘Stellarator’, el sol artificial que genera energía limpia
Tenemos un nuevo sol en nuestro sistema solar. Nacer le ha costado casi una década y no hay que ir muy lejos para verlo. Es más, ni siquiera es necesario andar con telescopios o subirse a un cohete. Simplemente hemos de poner rumbo a tierras germanas.

Tampoco hay nada que temer con respecto a la competencia que pudiera suponer para el astro rey. Ni de lejos tiene la masa suficiente para que su gravedad lograra que los planteas girasen alrededor de él. Eso sí, podría suponer toda una revolución energética que haría que las energías limpias empezasen no tanto a girar a su alrededor, pero sí a mirarse en su espejo.

‘Stellarator’, el sol artificial que genera energía limpia
¿Pero, de qué se trata? Ha recibido el nombre de Stellarator (reactor estelar), y es una máquina alemana de gran complejidad que podría revolucionar la energía. ¿Su secreto? Es energía atómica segura, limpia e inagotable, y por primera vez parece factible.

Sin embargo, es un invento relativamente antiguo. Aunque acaba de lanzarse como un inventazo, tras 9 años de trabajo en el Instituto Max Planck de Física de Plasma de Alemania, ya lo inventó el astrofísico estadounidense Lyman Spitzer en 1950.

¿Por qué es un sol artificial?

El desarrollo de este dispositivo se basa en un funcionamiento similar al del sol mediante la fusión de núcleos atómicos. Lleva a cabo el mismo proceso que nuestro sol gracias al logro que ha supuesto recrear el plasma de helio existente dentro del mismo a través de un reactor atómico.

‘Stellarator’, el sol artificial que genera energía limpia
Su forma de rosquilla busca enjaular plasma (gases ionizados) en campos magnéticos a la vez que lo calienta a temperaturas altísimas para que los núcleos de hidrógeno se fusionen.
Seguir leyendo