Paris podría ser neutra en carbono en 2050
París lleva tiempo reinventándose en esto de ser más verde. Si perder su esencia, esa que la convierte en una ciudad única, con mucha historia y encanto, va camino de cambiarlo todo para que nada cambie.

Y es que solo así podremos seguir diciendo aquello de que siempre nos quedará el París de antaño o, al menos, su espíritu. Porque muchos de sus problemas ambientales podrían encontrar su solución a través de un activismo municipal que la lleve más allá de los objetivos que recomiendan Europa.

¿Su objetivo? Llevar a cabo una transformación importante, que haga de París una ciudad neutra en carbono. ¿Un objetivo imposible? No tiene por qué serlo, según un nuevo estudio encargado por la alcaldía, si bien hay que actuar cuanto antes y de forma eficaz si se quiere alcanzar dicha meta.

Objetivo: París cero carbono

De acuerdo con un informe para la ciudad de París de Elioth, un gabinete especializado en temas ambientales, la capital podría cumplir su sueño verde de ser una ciudad neutral en términos de emisiones de carbono.

Paris podría ser neutra en carbono en 2050
La ciudad ha pedido el informe estratégico en previsión de la futura revisión de su plan sobre el clima, con las vistas puestas en una transformación hacia una sociedad baja en carbono, con resultado de neutralidad en el año 2050.

Se busca, sobre todo, tener una visión imparcial para ayudar a planear las futuras políticas, previo debate a partir de las conclusiones a las que ha llegado el informe. Un debate que, al margen del modus operandi, sobre todo persigue una transición a una ciudad bajo contenido de carbono.

Las medidas recomendadas para lograr esa neutralidad en carbono se centran en la renovación energética y los métodos de construcción más sostenibles, habida cuenta también de que los edificios dela ciudad fueron construidos casi en un 80 por ciento antes de las primeras regulaciones térmicas de los años setenta.

Eficiencia energética, clave

El plan necesario, siempre según el informe, exige medidas claves como intervenir en el sempiterno problema del tráfico rodado y la rehabilitación de miles de viviendas para mejorar su eficiencia energética, así como la colocación de paneles fotovoltaicos en los tejados y triplicar el uso de madera como material de construcción, además de otros materiales biológicos.

Paris podría ser neutra en carbono en 2050
Igualmente, el informe plantea fórmulas de financiación que permitieran sistematizar su pago con el fin de tranquilizar a propietarios e inversores. Entre otros pormenores, se plantea la financiación mediante incentivos que podrían consistir en préstamos de ayuda del gobierno y la posible participación de terceros.
Seguir leyendo

Leonardo DiCaprio invierte en comida sostenible
Entre película y película, Leo DiCaprio lo mismo ayuda a los animales en peligro de extinción que se convierte en mensajero de la ONU contra el cambio climático o, por ejemplo, se decide a comprar una isla para convertirla en un paraíso ecológico.

Y es que la agenda extra cinematográfica del actor está copada por actos relacionados con causas ambientales, con las que realmente se muestra tremendamente comprometido, razón por la que no deja de ser noticia. En ocasiones aprovecha su experiencia en el cine para producir e incluso protagonizar documentales para concienciar al mundo sobre la gravedad de los problemas ambientales.

Leo quiere proteger los océanos

Pero esto no es todo, como era de esperar cuando se trata de apostar por un planeta más cuidado y, en fin por un mundo mejor. Así pues, Leonardo DiCaprio ecologista sigue generando noticias verdes, y en este caso sus ojos azules como el mar fijan su vista precisamente en la preservación de los océanos.

Leonardo DiCaprio invierte en comida sostenible
“La explotación de nuestros océanos ha dejado a muchos ecosistemas marinos al borde del colapso total, lo que está perjudicando nuestra capacidad de cosechar nuestros mares como una fuente de alimentos confiable como lo hemos hecho durante miles de años”, dice el protagonista de Titanic con motivo de su nueva inversión.

Seguir leyendo

La buena gestión de residuos, una asignatura pendiente
Cumplir los objetivos europeos en gestión de residuos significa, en el caso español, un camino de obstáculos que no logran superarse en distintas áreas, como es la recogida selectiva de desechos, el uso de la fiscalidad ecológica como incentivadora o, por ejemplo, la responsabilidad del productor bajo el lema de “quien contamina, paga”.

En una reciente publicación de la Comisión Europea (CE) se incluyen una serie de recomendaciones (goo.gl/4q0vTl) sobre la gestión de residuos dirigidas al gobierno español con el objetivo de que España no se quede atrás y pueda cumplir los objetivos comunitarios en materia de residuos y reciclaje.

Más reciclaje

La CE reclama a España incrementar los porcentajes de reciclaje, así como la gestión de la materia orgánica mediante sistemas de recogida selectiva, sistemas de retorno de envases o la toma de medidas de fiscalidad ambiental.

Tanto el diagnóstico como las recomendaciones de mejora para la gestión de los residuos dirigidas a España y a otros estados miembros, concretamente a un total de 7, coinciden con demandas ya antiguas de las organizaciones ecologistas.

La buena gestión de residuos, una asignatura pendiente
No en vano, las recomendaciones se han dirigido a países que no están haciendo bien las cosas, por lo tanto, no resulta extraño que así sea. Así lo resumen desde la ONG Amigos de la Tierra:

El diagnóstico concreto de España no es novedoso para Amigos de la Tierra; se separa y recicla poco y se vierte la gran mayoría de los residuos . Tan solo se recicla un 30 por ciento, se vierte un 60 por ciento y se incinera un 10 por ciento.

Las recomendaciones abarcan muy distintas áreas, tanto a nivel legislativo como de implementación a nivel local, autonómico y nacional, sin olvidar la planificación. Entre otros campos, los consejos se refieren a aspectos tan importantes como la aplicación de tasas disuasorias y homogéneas de vertedero, aplicar modelos de recogida puerta a puerta o, pongamos por caso, la separación en origen de la parte orgánica de los residuos para que el compostaje sea de calidad.
Seguir leyendo

La práctica de deportes ecológicos

El deporte es una práctica beneficiosa para la salud que a todos nos viene bien y, en principio, hacer deporte no está reñido con no ser ecológico, pero hay algunos ejemplos humanos en los que diversas prácticas deportivas han resultado en un daño para el Planeta. Por ejemplo, los Juegos Olímpicos de Londres produjeron en dos semanas tantas emisiones de gas como lo hubieran hecho 200.000 hogares europeos en todo un año; 12.000 toneladas de residuos produce la organización del Tour de Francia de ciclismo y las escuelas de vela francesas utilizan al año 800.000 metros cúbicos solo para limpiar el material.

La práctica de deportes ecológicos

Además, lamentablemente, el proceso de fabricación del material que se usa para algunos deportes (skate, patinaje, vela…) suele ser extremadamente dañino para el medio ambiente.

La práctica de deportes ecológicos

Por lo cual, a partir de hoy, podemos poner en práctica pequeños trucos para hacer deporte del modo más respetuoso posible con el Planeta. Recuerda que hacer ejercicio comporta grandes beneficios para nuestra salud y nos permite disfrutar de momentos de relajación y bienestar en contacto con la naturaleza.
Seguir leyendo

Un hogar en el bosque, inspiración para la construcción de casas ecológicas
La construcción de casas ecológicas tiene muchas vertientes, y las de madera pueden ser un buen ejemplo de este tipo de apuestas verdes que, fundamentalmente, buscan el logro de un hogar confortable sin que ello suponga un daño ambiental.

Lógicamente, no en términos absolutos, sino más bien comparativos, puesto que la mejor manera de no dañar el entorno es abstenerse de construir. O talar lo menos posible, si de casas de madera se trata.

Una casa ecológica

Sin embargo, respetando o cumpliendo aspectos claves como son la certificación de la madera, el uso de materiales locales para reducir la huella de carbono o, por ejemplo, la integración de la construcción con el entorno ganamos puntos verdes.

Otras formas de llevar a cabo una construcción ecológica consiste, pongamos por caso, en la elección de su orientación teniendo en cuenta la distribución de unas u otras estancias o la inclusión de elementos pasivos. Finalmente, al margen de estándares ecológicos que exijan el cumplimiento de determinados requisitos, la suma de decisiones acertadas en el terreno de lo ecológico dará un mejor o peor resultado.

Un hogar en el bosque, inspiración para la construcción de casas ecológicas
El término de casa ecológica, en suma, engloba una gran cantidad de tipos, sistemas constructivos y materiales, pudiendo serlo en mayor o menor medida. Una vez finalizadas, lo serán en mayor o menor medida, del mismo modo que habrá que tener en cuenta también el impacto ambiental que supone su habitabilidad. Es decir, la huella que implica el día a día en un sinfín de aspectos.

Una casa de madera hecha por un carpintero

La casa que nos ocupa cumple la definición general de casa ecológica, entendida como una construcción que respeta el entorno en la medida de lo posible, además de estar construida con materiales naturales.

A su vez, está construida pensando en el aprovechamiento de los recursos naturales del sol y el paisaje (el bosque, las pistas de esquí del Monte Glen y el río) para el confort y bienestar de sus habitantes. Es una casa que, además, representa la culminación de un sueño personal.

Un hogar en el bosque, inspiración para la construcción de casas ecológicas
Se encuentra en un entorno idílico, y es una casa hecha artesanalmente, aunque viéndola cueste creerlo. Y es que la historia que lleva a su construcción es, cuanto menos, curiosa, puesto que la ha construido un joven carpintero canadiense que quería tener una casa hecha con sus propias manos.

¿Y qué menor manera de hacerlo que aprovechando su talento para trabajar la madera? Eso sí, contó con la ayuda de un estudio de arquitectura, concretamente L’Atelier l’Abri para la confección del diseño, cuyos principales elementos eran la madera y el concepto de integración con el entorno desde adentro y afuera.
Seguir leyendo

Descubre cuáles son los países más tóxicos del planeta
La contaminación atmosférica es un problema global, que afecta de forma desigual a las distintas regiones del planeta. ¿Qué países ocupan las posiciones más elevadas del ranking, siendo especialmente tóxicos? Un nuevo mapa de The Eco Experts hace luz al respecto.

Las imágenes que acompañan este post pertenecen a este estudio, a partir del cual se han realizado mapas que nos indica cuáles son los países más tóxicos del mundo. Si quieres descubrir lo que respiras, busca tu país en el primer mapa, quizá te sorprenda, o puede que ocurra todo lo contrario.

Para su realización se ha trabajado con datos externos relativos a la mortandad ocasionada por la contaminación del aire y las emisiones de CO2. En concreto, los datos de la investigación proceden de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Descubre cuáles son los países más tóxicos del planeta
Yendo a aspectos técnicos, además de la contaminación del aire, para la clasificación entraron en juego otros factores. Es su suma el que actúa de tamiz para ofrecer los resultados que se ven en el mapa.

Entre otros, se tuvo en cuenta qué datos tenía cada país en cuestiones clave como la producción de energía verde, el consumo de energía y las emisiones de CO2 por combustión de combustible, ambos factores según sus cifras per cápita, así como las muertes por contaminación del aire que se producen por cada 100.00 habitantes.

Los países más tóxicos

El estudio ha incluido en la lista a 135 países por lo que quedan fuera más de medio centenar, ya que en el mundo hay 198 países distribuidos en los cinco continentes, pero aún así ofrece datos tremendamente representativos del problema que sufre la humanidad.

Descubre cuáles son los países más tóxicos del planeta
De esos 135 países, los que encabezan la lista son potencias petroleras y productoras de gas, por lo general con escasa inversión en renovables. Básicamente, aquellos más ricos en petróleo. En efecto, algunos de ellos se encuentran también entre los países más ricos del mundo.
Seguir leyendo

Bolsas ecológicas: 5 consejos para su mantenimiento
Las bolsas reutilizables suelen ser bastante durables, si bien su resistencia no basta para que podamos considerarlas aptas para su uso. Conforme va pasando el tiempo van precisando de una higiene adecuada, y a su vez podemos aumentar su vida, con lo que gana la salud, nuestro bolsillo y también el planeta.

¿Pero, qué entendemos por bolsas ecológicas? En este post entendemos como tales no tanto aquellas que están fabricadas con materiales orgánicos sino sobre todo las que nos evitan el uso de bolsas de plástico gracias a su durabilidad.

Lógicamente, lo suyo sería que además de estar hechas con material reciclado u orgánico o reutilizando viejas camisetas o retales, pongamos por caso, sean durables y fáciles de mantener. En suma, se trata de minimizar la huella del ciclo de vida de las mismas.

Más allá de estos aspectos, tan importantes e ideales como difíciles de cumplir buena parte de las veces, en el día a día debemos concentrarnos en prolongar la durabilidad de nuestras bolsas, independientemente de que sean más o menos ecológicas.

Consejos para cuidar las bolsas reusables

Haciéndolo, sin duda, estamos teniendo gestos ecológicos que se traducen en sostenibilidad, con lo que sumamos puntos verdes. Veamos, a continuación, algunos consejos para su mantenimiento de cara a mantener sus condiciones higiénicas y su buen estado.

1. Claves antes de adquirirla

Pensar en el buen mantenimiento de la bolsa reusable que vamos a adquirir o hacer nosotros mismos, tanto a la hora de comprarla o de coserla, es un primer paso ecológico clave.

Bolsas ecológicas: 5 consejos para su mantenimiento
Por lo tanto, el buen mantenimiento debe ser, primero, factible (algunos materiales no permiten el lavado) y, todavía mejor, también fácil. No caigamos en el error de comprar una bolsa solo por su estética o por su bajo precio ni olvidemos la necesidad de limpieza, fijándonos solo en su durabilidad.

De igual manera que el hecho de usar una bolsa reutilizable es un eco gesto, elegirla bien y mantenerla también lo son. Tener una mentalidad verde implica pensar en todo, ser prácticos más allá de una actuación puntual.

2. Una ecología saludable

Los gestos ecológicos no solo están motivados por la reducción del impacto ambiental. Un enfoque integral del concepto de ecología también incluye un estilo de vida más saludable.

Bolsas ecológicas: 5 consejos para su mantenimiento
En este caso, la higiene de las bolsas es fundamental, pues no son de usar y tirar, además de estar en contacto con alimentos, entre otras superficies que pueden ser foco de bacterias u otra polución orgánica e inorgánica.

Para evitar que se conviertan en un nido de suciedad y microorganismos potencialmente peligrosos para la salud (entre otros, la Salmonella y E. Coli), los expertos recomiendan no olvidar su limpieza regular.

2. Darles usos concretos

Aunque aparentemente estén en perfecto estado, es esencial darles un repaso cada cierto tiempo para evitar contaminaciones directas y también cruzadas, entre distintos alimentos y objetos que entren en contacto entre sí.
Seguir leyendo

Ser veggie, la nueva tendencia
Ser veggie está de moda. El término está haciendo furor en los platos y en los tentempiés, así como en los cócteles, en los libros de recetas y en los restaurantes. Son los vegetales de siempre, pero dispuestos de tal modo, cocinados y, sobre todo, vistos con ojos nuevos que los hacen brillar y convierten en objeto de deseo culinario.

Consumir demasiada carne o, mejor, empezar a ser conscientes de ello, así como de sus nefastas consecuencias a nivel de salud, ambiental y de sufrimiento animal nos ha llevado a mirar con mejores ojos al reino vegetal.

¿Qué hacer con una triste lechuga, y con unos tomates bien jugosos pero poco sabrosos al lado de un buen bistec? La filosofía veggie, su saber hacer, tiene la respuesta. Su propuesta es rompedora: en lugar de hincharnos a carne, disfrutemos de los vegetales.

Alrededor de un 8 por ciento

Según datos del estudio “The Green Revolution” el 7,8 por ciento de la población adulta en España se considera “veggie” y sus motivaciones son tanto la salud, razones éticas “cruelty-free” o el medio ambiente. En cifras, el 57 por ciento de los vegetarianos lo son por motivos animalistas, un 21 por ciento para mejorar la protección ambiental y un 17 por ciento por motivos de salud.

Ser veggie, la nueva tendencia
De acuerdo con este mismo informe, un 35 por ciento de la población ha decidido reducir su consumo de carne roja, si bien el mercado español está todavía en mantillas. Se observan rasgos de la tendencia veggie a un nivel mucho menor de lo que lo hacen otros países que lideran este movimiento, como son Reino Unido o Alemania.

En la encuesta también se detecta una falta de oferta veggie en el mundo de la restauración, un sector que todavía no se ha adaptado a la demanda existente. Por otra parte, en contra de lo que suele creerse, no se trata de un movimiento urbano, puesto que casi la mitad de los veggies no viven en grandes ciudades.

Veggie vs veganos

Dentro de la gran familia de los veggies conviven muchas tendencias, algunas más ecológicas que otras. Entre ellas, los vegetarianos y el amplio abanico de posibilidades que incluyen, desde los veganos (vegetarianos estrictos) hasta los flexitarianos (comen frutas y las verduras dentro de un enfoque vegetariano pero sin renunciar a la carne), por poner un par de ejemplos bien distintos.

Ser veggie, la nueva tendencia
Por lo tanto, ser veggie no significa necesariamente ser vegano, y por lo tanto en modo alguno son sinónimos. Sin embargo, sí puede afirmarse al contrario, ya que ser vegano entra dentro de la opción veggie, un tipo de alimentación elegida por las “nuevas clases medias”, siempre según el estudio, en la que abundan las mujeres jóvenes y, en cuanto a posición laboral, se incluye a funcionarios con titulación universitaria, empresarios, directivos, mandos intermedios y profesores universitarios.

¿Ser veggie es ecológico?

Como ocurre con tantas otras cosas, en esto de la ecología también hay grados. Comer más verduras es un buen comienzo, al menos a priori, sobre todo cuando supone reducir el consumo de carne, en especial si es roja, puesto que es sinónimo de más emisiones y de uno explotación agrícola insostenible para dicha industria.
Seguir leyendo