Boom de la economía colaborativa en China
Cuando China adopta una nueva tendencia, los resultados adquieren otra escala. Tratarse de una población tan numerosa, el país con más habitantes del planeta, tiene que marcar un antes y un después, sobre todo cuando además se trata de una cuestión relacionada con la economía. Habida cuenta, además, de que se trata de una economía emergente, que está convirtiéndose en una potencia económica de primer orden.

Otra cosa es el poder adquisitivo de la población, pero de un modo general puede afirmarse que su capacidad de consumo no deja de aumentar, al tiempo que siguen existiendo grandes grupos marginales. Por otra parte, ser el país más poblado y haberse convertido en la fábrica del mundo también significa contaminar de lo lindo, como es bien sabido. Lo cual se traduce en urbes irrespirables y en un entorno degradado a nivel local y también global, pues China es uno de los principales países emisores de gases de efecto invernadero.

Dentro de este contexto, la moda de la economía colaborativa, también llamada consumo colaborativo, está echando raíces en el país. Aunque se trata de un modelo que está abriéndose paso en el mundo, conviviendo con la economía liberal que reina en las relaciones internacionales, en China ha experimentado un avance especialmente fuerte.

Qué es la economía colaborativa

Definir de forma teórica el consumo colaborativo significa hablar de aspectos prácticos relacionados con las personas, las sociedades y también el planeta buscando la sostenibilidad y también el negocio. Es decir, si bien el consumo colaborativo se refiere a los particulares con sus aplicaciones al rojo vivo, siempre listos para sacarles el mayor partido en aras del ahorro y la sostenibilidad, también implica a otros actores.

Boom de la economía colaborativa en China
Porque el trueque y la vida alternativa es también un pastel del que poder sacar un gran partido. En China, son muchas las empresas, sobre todo start ups, que idean maneras de hacer negocio .

Es más, cuando dan con un nicho de mercado jugoso, suelen recibir ofertas no menos suculentas por parte de las multinacionales. Es así como va construyéndose todo un universo empresarial que la fomenta y, al tiempo, se queda con buena parte del pastel. A su vez, ayuda a crear una economía más sostenible.
Seguir leyendo

Este joven tiene un inventazo para limpiar los océanos de plástico
La limpieza de plástico oceánico a gran escala es un sueño cada vez más cercano gracias a un proyecto bautizado con el nombre de Ocean Cleanup, que lleva años avanzando hasta, por fin, estar listo para empezar a limpiar los océanos de basura plástica.

La siguiente fase del proyecto de Ocean Cleanup, bautizada precisamente así, “The neXt Phase”, acaba de inaugurarse en un evento multitudinario protagonizado por su alma mater, el jovencísimo y siempre sorprendente Boyal Slat.

‘The neXt Phase’

Casi un lustro después de su primer diseño, presentado siendo estudiante de ingeniería, con el fin de llevar a cabo el ambicioso y, para muchos, también utópico plan de limpiar la basura plástica de los mares, su proyecto va viento en popa.

Tal y como ha anunciado en su intervención ante cientos o quizás miles de personas, al más puro estilo de Steve Jobs, este soñador incansable metido a salvador de los ecosistemas marinos ha dado una charla salpicada de aplausos retransmitida en Youtube Live.

Este joven tiene un inventazo para limpiar los océanos de plástico
En este post te contamos lo que ha contado a su nutrida audiencia. Apuesto además que el vídeo se convertirá en viral en menos que canta un gallo. O, lo que es lo mismo, daremos un repaso a las principales claves de su proyecto, a punto de entrar en una emocionante fase que podría marcar un antes y un después en la triste, dramática historia de la basura plástica que contamina los océanos.
Seguir leyendo

Oslo, una ciudad sin carbono y sin coches para 2030
Oslo, la capital noruega, podría ser prácticamente neutra en carbono en 2030. Su gobierno municipal, desde 2015 en manos de la izquierda y los verdes, se ha fijado el objetivo de reducir en un 95 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero.

Desde los años noventa se está llevando a cabo una política ambiental que persigue esta meta. Si en 1990 el objetivo era reducirlos en un 50 por ciento en 2020, la siguiente meta es precisamente ésta.

Oslo es una ciudad populosa. No del tamaño de las grandes capitales europeas, como París o Madrid, pero está en constante crecimiento. Hoy, el fenómeno de la urbanización se manifiesta con intensidad en ciudades de todo tipo, y Oslo camina hacia el millón de habitantes.

Su rápido crecimiento no es la razón más importante por la que sus políticos quieren que la ciudad sea una urbe más limpia para mejorar su habitabilidad. “Si el capital de uno de los países más ricos del mundo no es capaz de actuar con rapidez, por lo que va a encontrarse con problemas muy serios “, explica uno de los responsables de política ambiental del consistorio, el ecologista Daniel Rees.

Oslo, una ciudad sin carbono y sin coches para 2030
Un objetivo ambiental que, sobre todo, obedece a la necesidad de reacción que impone el avance del cambio climático. “Si queremos que el acuerdo sobre el clima en París para convertirse en una realidad, no hay otra opción”, apunta Rees.

Energía verde y fomento del transporte público

Sus centrales hidroeléctricas son claves para lograrlo, puesto que Oslo quiere producir toda su energía a través de ellas, así como la calefacción, que también serán verdes gracias a sus plantas alimentadas por la quema de biocombustibles y bombas de calor.

Seguir leyendo

5 gestos que contaminan más de lo que imaginas
Echar materiales tóxicos a la basura, cuando deberíamos hacerlo en un punto limpio, especialmente pensado para su correcto reciclaje, pasa una elevada factura al medio ambiente. Y lo mismo cabe decir de otros gestos aparentemente inocentes que, sin embargo, pueden provocar daños ambientales importantes, como ocurre con la romántica idea de soltar globos al aire.

En este post vamos a ver cinco gestos muy habituales sobre los que falta concienciación. Como pensamos que informar es el primer paso para ser más responsables con el medio ambiente, un buen modo de empezar a ser más críticos con nuestras costumbres cotidianas es conocer más sobre las consecuencias que tiene actuar demasiado alegremente en un sinfín de situaciones.

1. Tirar las pilas a la basura

El efecto que provocan las pilas en el medio ambiente es cualquier cosa menos benéfico, con el agravante de que se trata de un producto de uso masivo, con lo que a nivel global el drama ambiental está servido.

5 gestos que contaminan más de lo que imaginas
A la hora de desechar las pilas hemos de tener en cuenta que no hacerlo correctamente significa que contribuir a un proceso de contaminación en suelo y agua. Por poner un ejemplo, se estima que una pequeña pila de mercurio de tipo botón, como las que se usa en relojes o audífonos es capaz de contaminar unos 600 mil litros de agua, mientras la pila de zinc poluciona unos 12 mil litros y la pila alcalina unos 167 mil litros, pongamos por caso.
Seguir leyendo

Guerra al aceite de palma
Los impactos del aceite de palma en la salud y el medio ambiente son dos poderosas razones para regularlo de mejor manera. ¿Y acabar con él, prohibir su consumo vetándolo en tiendas o con legislaciones restrictivas sería la solución?

La situación está al rojo vivo, con noticias tan impactantes como la reciente decisión que han tomado varios supermercados de vetar productos que contengan este ingrediente, y el anuncio de otros muchos que están planteándoselo hacerlo.

A su vez, la Unión Europea se encuentra en un momento decisivo con su votación hoy, 4 de abril, de un informe que aboga por la eliminación progresiva del mismo en los biocarburantes en 2020, así como un único sistema de certificación para avanzar en la tan necesaria sostenibilidad de su cultivo.

Los supermercados, en pie de guerra

Son varias las cadenas de alimentación que acaban de anunciar la retirada del aceite de palma. Primero lo hizo la cadena de productos ecológicos SuperSano, realizando una retirada completa, mientras otras como Alcampo lo retirará de sus marcas blancas y otras grandes compañías están valorando si hacerlo.

Guerra al aceite de palma
Además del problema ambiental que implica su cultivo en cuanto a emisión de gases de efecto invernadero y deforestación, sus propiedades son poco saludables para el consumo, puesto que se trata de un producto rico en grasas saturadas. Además, según un reciente estudio, publicado en Nature a finales de 2016 por el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB) concluyó que el principal componente de esta grasa (ácido palmítico) aceleraba la metástasis cancerosa.

En otras palabras, la proteína clave en la multiplicación de las células tumorales absorbe grasas y el ácido palmítico, en este sentido, pueden considerarse cancerígeno.
Seguir leyendo

Paris podría ser neutra en carbono en 2050
París lleva tiempo reinventándose en esto de ser más verde. Si perder su esencia, esa que la convierte en una ciudad única, con mucha historia y encanto, va camino de cambiarlo todo para que nada cambie.

Y es que solo así podremos seguir diciendo aquello de que siempre nos quedará el París de antaño o, al menos, su espíritu. Porque muchos de sus problemas ambientales podrían encontrar su solución a través de un activismo municipal que la lleve más allá de los objetivos que recomiendan Europa.

¿Su objetivo? Llevar a cabo una transformación importante, que haga de París una ciudad neutra en carbono. ¿Un objetivo imposible? No tiene por qué serlo, según un nuevo estudio encargado por la alcaldía, si bien hay que actuar cuanto antes y de forma eficaz si se quiere alcanzar dicha meta.

Objetivo: París cero carbono

De acuerdo con un informe para la ciudad de París de Elioth, un gabinete especializado en temas ambientales, la capital podría cumplir su sueño verde de ser una ciudad neutral en términos de emisiones de carbono.

Paris podría ser neutra en carbono en 2050
La ciudad ha pedido el informe estratégico en previsión de la futura revisión de su plan sobre el clima, con las vistas puestas en una transformación hacia una sociedad baja en carbono, con resultado de neutralidad en el año 2050.

Se busca, sobre todo, tener una visión imparcial para ayudar a planear las futuras políticas, previo debate a partir de las conclusiones a las que ha llegado el informe. Un debate que, al margen del modus operandi, sobre todo persigue una transición a una ciudad bajo contenido de carbono.

Las medidas recomendadas para lograr esa neutralidad en carbono se centran en la renovación energética y los métodos de construcción más sostenibles, habida cuenta también de que los edificios dela ciudad fueron construidos casi en un 80 por ciento antes de las primeras regulaciones térmicas de los años setenta.

Eficiencia energética, clave

El plan necesario, siempre según el informe, exige medidas claves como intervenir en el sempiterno problema del tráfico rodado y la rehabilitación de miles de viviendas para mejorar su eficiencia energética, así como la colocación de paneles fotovoltaicos en los tejados y triplicar el uso de madera como material de construcción, además de otros materiales biológicos.

Paris podría ser neutra en carbono en 2050
Igualmente, el informe plantea fórmulas de financiación que permitieran sistematizar su pago con el fin de tranquilizar a propietarios e inversores. Entre otros pormenores, se plantea la financiación mediante incentivos que podrían consistir en préstamos de ayuda del gobierno y la posible participación de terceros.
Seguir leyendo

Leonardo DiCaprio invierte en comida sostenible
Entre película y película, Leo DiCaprio lo mismo ayuda a los animales en peligro de extinción que se convierte en mensajero de la ONU contra el cambio climático o, por ejemplo, se decide a comprar una isla para convertirla en un paraíso ecológico.

Y es que la agenda extra cinematográfica del actor está copada por actos relacionados con causas ambientales, con las que realmente se muestra tremendamente comprometido, razón por la que no deja de ser noticia. En ocasiones aprovecha su experiencia en el cine para producir e incluso protagonizar documentales para concienciar al mundo sobre la gravedad de los problemas ambientales.

Leo quiere proteger los océanos

Pero esto no es todo, como era de esperar cuando se trata de apostar por un planeta más cuidado y, en fin por un mundo mejor. Así pues, Leonardo DiCaprio ecologista sigue generando noticias verdes, y en este caso sus ojos azules como el mar fijan su vista precisamente en la preservación de los océanos.

Leonardo DiCaprio invierte en comida sostenible
“La explotación de nuestros océanos ha dejado a muchos ecosistemas marinos al borde del colapso total, lo que está perjudicando nuestra capacidad de cosechar nuestros mares como una fuente de alimentos confiable como lo hemos hecho durante miles de años”, dice el protagonista de Titanic con motivo de su nueva inversión.

Seguir leyendo

La buena gestión de residuos, una asignatura pendiente
Cumplir los objetivos europeos en gestión de residuos significa, en el caso español, un camino de obstáculos que no logran superarse en distintas áreas, como es la recogida selectiva de desechos, el uso de la fiscalidad ecológica como incentivadora o, por ejemplo, la responsabilidad del productor bajo el lema de “quien contamina, paga”.

En una reciente publicación de la Comisión Europea (CE) se incluyen una serie de recomendaciones (goo.gl/4q0vTl) sobre la gestión de residuos dirigidas al gobierno español con el objetivo de que España no se quede atrás y pueda cumplir los objetivos comunitarios en materia de residuos y reciclaje.

Más reciclaje

La CE reclama a España incrementar los porcentajes de reciclaje, así como la gestión de la materia orgánica mediante sistemas de recogida selectiva, sistemas de retorno de envases o la toma de medidas de fiscalidad ambiental.

Tanto el diagnóstico como las recomendaciones de mejora para la gestión de los residuos dirigidas a España y a otros estados miembros, concretamente a un total de 7, coinciden con demandas ya antiguas de las organizaciones ecologistas.

La buena gestión de residuos, una asignatura pendiente
No en vano, las recomendaciones se han dirigido a países que no están haciendo bien las cosas, por lo tanto, no resulta extraño que así sea. Así lo resumen desde la ONG Amigos de la Tierra:

El diagnóstico concreto de España no es novedoso para Amigos de la Tierra; se separa y recicla poco y se vierte la gran mayoría de los residuos . Tan solo se recicla un 30 por ciento, se vierte un 60 por ciento y se incinera un 10 por ciento.

Las recomendaciones abarcan muy distintas áreas, tanto a nivel legislativo como de implementación a nivel local, autonómico y nacional, sin olvidar la planificación. Entre otros campos, los consejos se refieren a aspectos tan importantes como la aplicación de tasas disuasorias y homogéneas de vertedero, aplicar modelos de recogida puerta a puerta o, pongamos por caso, la separación en origen de la parte orgánica de los residuos para que el compostaje sea de calidad.
Seguir leyendo