Bolsas ecológicas: 5 consejos para su mantenimiento
Las bolsas reutilizables suelen ser bastante durables, si bien su resistencia no basta para que podamos considerarlas aptas para su uso. Conforme va pasando el tiempo van precisando de una higiene adecuada, y a su vez podemos aumentar su vida, con lo que gana la salud, nuestro bolsillo y también el planeta.

¿Pero, qué entendemos por bolsas ecológicas? En este post entendemos como tales no tanto aquellas que están fabricadas con materiales orgánicos sino sobre todo las que nos evitan el uso de bolsas de plástico gracias a su durabilidad.

Lógicamente, lo suyo sería que además de estar hechas con material reciclado u orgánico o reutilizando viejas camisetas o retales, pongamos por caso, sean durables y fáciles de mantener. En suma, se trata de minimizar la huella del ciclo de vida de las mismas.

Más allá de estos aspectos, tan importantes e ideales como difíciles de cumplir buena parte de las veces, en el día a día debemos concentrarnos en prolongar la durabilidad de nuestras bolsas, independientemente de que sean más o menos ecológicas.

Consejos para cuidar las bolsas reusables

Haciéndolo, sin duda, estamos teniendo gestos ecológicos que se traducen en sostenibilidad, con lo que sumamos puntos verdes. Veamos, a continuación, algunos consejos para su mantenimiento de cara a mantener sus condiciones higiénicas y su buen estado.

1. Claves antes de adquirirla

Pensar en el buen mantenimiento de la bolsa reusable que vamos a adquirir o hacer nosotros mismos, tanto a la hora de comprarla o de coserla, es un primer paso ecológico clave.

Bolsas ecológicas: 5 consejos para su mantenimiento
Por lo tanto, el buen mantenimiento debe ser, primero, factible (algunos materiales no permiten el lavado) y, todavía mejor, también fácil. No caigamos en el error de comprar una bolsa solo por su estética o por su bajo precio ni olvidemos la necesidad de limpieza, fijándonos solo en su durabilidad.

De igual manera que el hecho de usar una bolsa reutilizable es un eco gesto, elegirla bien y mantenerla también lo son. Tener una mentalidad verde implica pensar en todo, ser prácticos más allá de una actuación puntual.

2. Una ecología saludable

Los gestos ecológicos no solo están motivados por la reducción del impacto ambiental. Un enfoque integral del concepto de ecología también incluye un estilo de vida más saludable.

Bolsas ecológicas: 5 consejos para su mantenimiento
En este caso, la higiene de las bolsas es fundamental, pues no son de usar y tirar, además de estar en contacto con alimentos, entre otras superficies que pueden ser foco de bacterias u otra polución orgánica e inorgánica.

Para evitar que se conviertan en un nido de suciedad y microorganismos potencialmente peligrosos para la salud (entre otros, la Salmonella y E. Coli), los expertos recomiendan no olvidar su limpieza regular.

2. Darles usos concretos

Aunque aparentemente estén en perfecto estado, es esencial darles un repaso cada cierto tiempo para evitar contaminaciones directas y también cruzadas, entre distintos alimentos y objetos que entren en contacto entre sí.
Seguir leyendo

Ser veggie, la nueva tendencia
Ser veggie está de moda. El término está haciendo furor en los platos y en los tentempiés, así como en los cócteles, en los libros de recetas y en los restaurantes. Son los vegetales de siempre, pero dispuestos de tal modo, cocinados y, sobre todo, vistos con ojos nuevos que los hacen brillar y convierten en objeto de deseo culinario.

Consumir demasiada carne o, mejor, empezar a ser conscientes de ello, así como de sus nefastas consecuencias a nivel de salud, ambiental y de sufrimiento animal nos ha llevado a mirar con mejores ojos al reino vegetal.

¿Qué hacer con una triste lechuga, y con unos tomates bien jugosos pero poco sabrosos al lado de un buen bistec? La filosofía veggie, su saber hacer, tiene la respuesta. Su propuesta es rompedora: en lugar de hincharnos a carne, disfrutemos de los vegetales.

Alrededor de un 8 por ciento

Según datos del estudio “The Green Revolution” el 7,8 por ciento de la población adulta en España se considera “veggie” y sus motivaciones son tanto la salud, razones éticas “cruelty-free” o el medio ambiente. En cifras, el 57 por ciento de los vegetarianos lo son por motivos animalistas, un 21 por ciento para mejorar la protección ambiental y un 17 por ciento por motivos de salud.

Ser veggie, la nueva tendencia
De acuerdo con este mismo informe, un 35 por ciento de la población ha decidido reducir su consumo de carne roja, si bien el mercado español está todavía en mantillas. Se observan rasgos de la tendencia veggie a un nivel mucho menor de lo que lo hacen otros países que lideran este movimiento, como son Reino Unido o Alemania.

En la encuesta también se detecta una falta de oferta veggie en el mundo de la restauración, un sector que todavía no se ha adaptado a la demanda existente. Por otra parte, en contra de lo que suele creerse, no se trata de un movimiento urbano, puesto que casi la mitad de los veggies no viven en grandes ciudades.

Veggie vs veganos

Dentro de la gran familia de los veggies conviven muchas tendencias, algunas más ecológicas que otras. Entre ellas, los vegetarianos y el amplio abanico de posibilidades que incluyen, desde los veganos (vegetarianos estrictos) hasta los flexitarianos (comen frutas y las verduras dentro de un enfoque vegetariano pero sin renunciar a la carne), por poner un par de ejemplos bien distintos.

Ser veggie, la nueva tendencia
Por lo tanto, ser veggie no significa necesariamente ser vegano, y por lo tanto en modo alguno son sinónimos. Sin embargo, sí puede afirmarse al contrario, ya que ser vegano entra dentro de la opción veggie, un tipo de alimentación elegida por las “nuevas clases medias”, siempre según el estudio, en la que abundan las mujeres jóvenes y, en cuanto a posición laboral, se incluye a funcionarios con titulación universitaria, empresarios, directivos, mandos intermedios y profesores universitarios.

¿Ser veggie es ecológico?

Como ocurre con tantas otras cosas, en esto de la ecología también hay grados. Comer más verduras es un buen comienzo, al menos a priori, sobre todo cuando supone reducir el consumo de carne, en especial si es roja, puesto que es sinónimo de más emisiones y de uno explotación agrícola insostenible para dicha industria.
Seguir leyendo

El país más feliz del mundo y su estilo de vida eco amigable
Dinamarca es el país más feliz del mundo, según el estudio World Happiness presentado por Naciones Unidas, y curiosamente su estilo de vida tiene mucho de eco amigable.

En este post vamos a destacar algunos de los principales aspectos que caracterizan a ese modus vivendi danés que se está convirtiendo en tendencia.

En dicho estudio, llevado a cabo por el Earth Institute de la Universidad de Columbia en Nueva York se tienen en cuenta distintos criterios. Entre ellos, el hecho de que la capital, Copenhague, sea considerada una de las urbes más habitables.

¿Pero, qué hace de Dinamarca y, en particular, de Copenhague ese lugar que podríamos llamar Copenhappy? Muchos de los factores que influyen están relacionados con las buenas sensaciones que brinda la práctica del “hygge”, el secreto de la felicidad danesa.

Riqueza, confort y ecología

Para entender qué distingue a los daneses, en efecto, hemos de abordar el concepto conocido como “hygge”, un término comodín que puede aplicarse a un sinfín de situaciones cotidianas en las que la máxima es sentirse bien sin prisas, sacándoles jugo a las pequeñas cosas.

El país más feliz del mundo y su estilo de vida eco amigable
Es decir, se trata de disfrutar de aquello que está a nuestro alcance, dejando a un lado el consumismo voraz que caracteriza a las sociedades modernas. En este caso, se consigue una gran calidad de vida sin necesidad de caer en la compra compulsiva.
Seguir leyendo

Esta idea te hará amar el transporte público (bye, bye coche)
Se llama Sampo Hietanen, es finlandés, un visionario que lucha desde hace años por poner en marcha un modo de transporte público que pueda reemplazar al coche particular. Para ello, lógicamente, ha de plantear una propuesta lo suficientemente atractiva. Revolucionaria, en suma, pero no utópica, porque ya está empezándose a aplicar.

Y lo ha hecho. Hietanen lleva más de una década buscando reunir en una sola plataforma todos los medios de transporte de una ciudad (autobuses, trenes, taxis, bicicletas…) para su acceso fácil y económico a través de una tarifa plana. Incluso podría ampliarse para poder acceder también a coches de alquiler.

Simplificar la movilidad

La idea surgió en 2006, cuando Hietanen buscó con gran acierto una fórmula práctica que permitiera imaginar un futuro del transporte que promocionara la movilidad sostenible.

El objetivo era cambiar la situación aprovechando lo que ya tenemos, “un dinosaurio que no ha cambiado nada en épocas”, y hacerlo sin que se resintiese ni el planeta ni el confort o la economía de los usuarios. Una solución redonda basada en las nuevas tecnologías.

Esta idea te hará amar el transporte público (bye, bye coche)
En efecto, aprovechando que prácticamente todo el mundo tiene a mano un smartphone u tablet, las nuevas tecnologías permitirían unificar y coordinar toda la oferta. En otras palabras, el Big Data, el Internet de las cosas y las telecomunicaciones eran capaces de obrar el milagro que buscaba.

De igual modo que se unifican los servicios de las telecomunicaciones, sería factible hacerlo con el transporte. Se trataría, básicamente de concebir la movilidad como un servicio.

Seguir leyendo

5 sorprendentes aplicaciones del cultivo de micro algas
Las micro algas abren todo un mundo de posibilidades a la hora de obtener energías renovables, materias primas o principios activos sostenibles y saludables destinados a un sinfín de usos, como la alimentación, la cosmética o la farmacéutica.

Las micro algas, organismos unicelulares que realizan la fotosíntesis, englobando a las cianobacterias y a las denominadas algas eucariotas, tienen un gran potencial en el campo de la ecología.

Como fuente de energía renovable, probablemente su uso más conocido, se ha revelado como una interesante alternativa a los biocombustibles obtenidos a partir de cultivos alimentarios. Al poderse cultivar sin ocupar ocupar hectáreas no supone competencia para la agricultura, una importante cuestión teniendo en cuenta el problema de la seguridad alimentaria en un mundo cada vez más poblado.

Además de suponer un plus de cara a enriquecer la cadena alimentaria, entre otros usos, incluyendo los que a buen seguro van a descubrirse y desarrollarse en un futuro cercano. Un desarrollo hasta ahora inédito que obedece, sobre todo, a la necesidad de buscar soluciones ecológicas que aúnen sostenibilidad, eficiencia y ventajas relacionadas con cuestiones tan variadas e importantes como la obtención de energía verde, la reducción de emisiones de CO2, alimentación orgánica, la medicina y, por ejemplo, el cuidado personal bio.

1. Producir biocombustibles

Las micro algas pueden producir biomasa para la fabricación de biocombustible de distinto tipo, como el biodiésel, el etanol, el metano o el hidrógeno. Su producción suele iniciarse con la selección de la especie de micro alga que va a utilizarse, por lo general a partir de las disponibles en el entorno local.

5 sorprendentes aplicaciones del cultivo de micro algas
Posteriormente se realiza el diseño y la implementación del sistema de cultivo, realizándose periódicamente la cosecha y la extracción del aceite de la misma. A partir de éste, finalmente, se obtiene la materia prima que se utiliza en la unidad productora de biocombustible.

Como productoras de combustible verde, resulta decisivo que las micro algas sean microorganismos fotosintéticos de estructura unicelular, ya que gracias a ella crecen rápidamente. Básicamente, se reproducen a través de la fotosíntesis realizando la conversión de la luz solar en energía química de forma natural, es decir, como parte de su ciclo de vida.

2. Limpieza de aguas polucionadas

Entre otras ventajas del cultivo de micro algas cabe señalar su gran facilidad a la hora de cultivarlas. Además de poderse desarrollar en tanques que ubicar en mil lugares, como azoteas, naves o espacios especialmente concebidos para tal fin, se alimentan de nutrientes que son contaminantes.

5 sorprendentes aplicaciones del cultivo de micro algas
Entre otras fuentes de las que obtenerlos, además del CO2 del aire, encontramos en las aguas residuales un recurso muy interesante. Por un lado, permite usar aguas no aptas para el consumo humano para su cultivo, al tiempo que pueden cultivarse en lugares naturales solucionados para mejorar la calidad de aguas degradadas.
Seguir leyendo

Todo sobre “Before the Flood”, el documental de Leonardo Di Caprio

Aunque son muchos los buenos documentales ecológicos que podemos ver, hoy queremos fijarnos en uno que merece la pena conocer: “Before the Flood” (“Antes de que sea tarde”). Esta cinta documental es una de las más influyentes estrenadas en los últimos años (salió a la luz en octubre de 2016), una llamada a la concienciación con el cambio climático como tema principal. Ha sido presentada por el prestigioso canal National Geographic y producida por una de las celebridades más verdes y más comprometidas por la ecología: Leonardo Di Caprio. Además de que es un documental bastante interesante desde el punto de vista ecológico, que intenta llegar a la sociedad de masas (razón por la cual es disponible de forma gratuita), la colaboración de este actor ganador de un Óscar y del guionista Fisher Stevens (creador de la serie “Perdidos” y de la película “El Gran Hotel Budapest”) hace que el gran público muestre más interés hacia los problemas y los riesgos del cambio climático en nuestro planeta. Hoy analizamos a fondo qué nos ofrece documental y por qué es tan interesante para la labor de concienciación ecológica colectiva.

Todo sobre “Before the Flood”, el documental de Leonardo Di Caprio

Seguir leyendo

Abejas robóticas polinizadoras: ¿realmente son una buena idea?
Las abejas son el polinizador más importante del planeta, un elemento clave para la supervivencia del ser humano y la preservación del medio ambiente, tal y como lo conocemos.

Sin embargo, desde hace más de una década, las abejas están sufriendo un grave declive que podría hacerlas desaparecer y, entre otros desastres ambientales, su extinción supondría un auténtico drama para la seguridad alimentaria.

No en vano, la tercera parte de nuestros alimentos depende directamente de las abejas, puesto que su polinización hace posible los cultivos. ¿Qué hacer, entonces, cómo evitar su declive? Mientras el mundo debate sobre la cuestión y toma medidas timoratas, a todas luces insuficientes, científicos americanos han encontrado la solución en la robótica.

Abejas robóticas polinizadoras: ¿realmente son una buena idea?
Si bien una abeja robótica creada por científicos polacos acaba de ser noticia, no es la primera vez que se lleva a cabo un proyecto de este tipo. Veamos en qué consiste tanto la creación de científicos de la Universidad Politécnica de Varsovia, un insecto robótico ya probado, y el proyecto estadounidense que se lleva a cabo desde hace tiempo en la Universidad de Harvard.

RoboBees, inspiradas en la naturaleza

El proyecto de Robert Wood, un ingeniero eléctrico de Harvard, lleva años trabajando en una clase completamente nueva de robots, incluyendo unas diminutas abejas robóticas multifuncionales.

Aunque no se descartan distintos usos, como la exploración espacial o el rescate, su papel estrella a priori sería el de constituir una alternativa para la polinización.
Seguir leyendo

5 buenos propósitos para cuidar el planeta
Salvar el planeta es una tarea ímproba, qué duda cabe, y poco podemos hacer cada uno de nosotros para lograrlo. Sin embargo, la pequeña contribución que hagamos de forma cotidiana es la única manera de dar un paso adelante que haga la diferencia a largo plazo.

Al margen de la enorme responsabilidad y culpa atribuible a poderes fácticos e intereses económicos de mil y un tipos, entre los que la industria ocupa un papel protagonista, en cada uno de nosotros está el poder del cambio a nivel global.

Aprovechando la nueva entrada de año y sus tradicionales buenos propósitos, enumeraremos diez ejemplos de posibles resoluciones que iniciar para convertirlos en eco gestos tan fáciles de aplicar como cualquier hábito.

No en vano, la rutina tiene esta ventaja. Si bien es un tanto mecánico y monótono, por otra parte nos asegura resultados interesantes. Con la ventaja, en este caso, de aportarnos un punto de novedad a nuestras vidas que, sencillamente, nos traerá cambios que nos ayudarán a decir adiós al aburrimiento.

1. Bajar nuestra huella de carbono

No tenemos millones de dólares como Bill Gates para financiar la investigación en materia de energías verdes, pero sí está en nuestra mano tomar decisiones interesantes al respecto. Si estamos pensando comprar un coche y el presupuesto nos lo permite, primemos los eléctricos, los híbridos o, al menos, aquellos que menos contaminen o, aún mejor, optemos por soluciones de movilidad sostenible que impliquen renunciar al coche.

5 buenos propósitos para cuidar el planeta
Si queremos usar energías verdes pero no entra en nuestros planes instalar un panel solar o una turbina de viento, pongamos por caso, tarde o temprano encontraremos la manera de hacerlo de forma indirecta. Por ejemplo, contratando un hosting ecológico, es decir, aquel cuyo mantenimiento se basa en energía que procede de fuentes renovables, entre otros aspectos que conviene estudiar.
Seguir leyendo