Celebridades canadienses contra las arenas de petróleo
Se ha convocado en la ciudad canadiense de Ottawa una protesta para el próximo 26 de septiembre para detener la construcción de un oleoducto que llevará combustible contaminante proveniente de las arenas bituminosas de este país a lo largo de Estados Unidos. La protesta está organizada por diversas asociaciones civiles, entre las que se encuentran Greenpeace o Indigenous Environmental Network (IEN). El evento comenzará en frente del Parlamento. Daryl Hannan fue arrestada por protestar por ese mismo proyecto en su país, Estados Unidos.

Según los organizadores, cuando el envío de cartas y la firma de peticiones no es suficiente, hay que pasar a la acción. Una acción pacífica, eso sí. Hay que decir, éste es nuestro planeta, es nuestra tierra y no queremos que la ensuciéis.

El Gobierno de Canadá quiere exportar hidrocarburos a partir de las arenas de petróleo, quizá la forma más contaminante de producir energía, no sólo por los combustibles en sí que se producen, derivados del petróleo, sino porque tratar las arenas de petróleo supone devastar toda la naturaleza que existe a su alrededor.

Así, muchos canadienses se unirán a las protestas iniciadas en Estados Unidos, país al que se vendería el combustible. Miles de estadounidenses piden a su presidente, Barak Obama, que detenga el proyecto de construcción del oleoducto Keystone XL. Activistas de toda Norteamérica unidos por un fin común: detener la producción y trasvase de una energía sucia que contribuye al cambio climático.

Para muchos canadienses, comerciar con las arenas bituminosas es ensuciarse, supone una mancha imborrable en la reputación como nación. Los organizadores de la protesta quieren que ésta se convierta en el mayor acto de desobediencia civil sobre el cambio climático que se haya producido nunca en Canadá.

Algunas celebridades canadienses apoyan la protesta, como Dave Thomas, Graham Greene (el actor que interpretó al jefe indio en Bailando con lobos, Mia Kirshner, Kate Vernon o Peter Keleghan.

En este enlace se pueden ver fotografías del desastre medioambiental que supone el tratamiento de las arenas del petróleo.