Células solares más baratas, que pueden pintarse o imprimirseAhora mismo son un proyecto, pero si todo marcha según lo previsto, estas revolucionarias células solares no tardarán en poderse adquirir a un bajo precio y su consumo se prevé masivo.

Las claves de este nuevo avance tecnológico en el campo de las renovables las tienen los investigadores de la Universidad de Toronto que han diseñado y probado una nueva clase de nanopartículas sensibles a la luz solar, llamadas puntos cuánticos coloidales.

Un 8 por ciento de eficiencia

Al no perder sus electrones cuando se exponen al aire, la gran ventaja de este material, se alcanza una interesante eficiencia de hasta un 8 por ciento y pueden imprimirse o pintarse en superficies como, por ejemplo, paredes o techos, según un reciente artículo de la revista científica Nature Materials.

Ello significa que, literalmente, podríamos pintar nuestra fachada o techo para obtener energía solar como alternativa a los costosos y complejos paneles fotovoltaicos actuales. Hasta entonces, el equipo de Zhijun Ning y Ted Sargent, directores de la investigación, se centran en trabajar a partir de este excelente rendimiento, no superado por tecnologías análogas.

En última instancia, estas células solares basadas en puntos cuánticos serían ser mezcladas con un líquido o pasta con la que poder pintar superficies e imprimir en ellas. El resultado sería eficiencia, flexibilidad de uso y bajo coste, es decir, la cuadratura del círculo en renovables.

Celulas solares baratas y flexibles
Además de popularizar el uso de las células solares de forma drástica y tremendamente ventajosa para el medio ambiente, “se abre todo un mundo de posibilidades para desarrollar y mejorar el funcionamiento de sensores, Internet de las cosas, comunicaciones por satélite y muchos otros sistemas”, dijo Ning. Un invento redondo como el sol, que promete grandes cosas. Estaremos al tanto para poder contarlo y disfrutarlo.