Cemento que atrapa la contaminación
La mejor solución para combatir la contaminación que emiten los coches es no usarlos o comenzar a usar masivamente los vehículos eléctricos, pero, mientras tanto, se buscan otros métodos para purificar el aire. Científicos belgas están estudiando en Bruselas un nuevo método para descontaminar el aire basado en cemento recubierto por una sustancia química especial que se compone de óxido de titanio y está iluminada con luces ultravioletas. Se está probando la eficacia de tal método en un túnel.

La luz es necesaria porque es lo que activa el compuesto que absorbe la contaminación. Cuando la partícula contaminante entra en contacto con el material, queda oxidada o, al menos, su tamaño se reduce. Se pueden capturar esas partículas y expulsarlas fuera del túnel. Han llamado al nuevo material cemento anti-contaminación.

Los científicos han recubierto una parte del túnel Leopoldo II de Bruselas con este cemento anti-contaminación y han iluminado la zona con luces ultravioletas. Si la experiencia resulta un éxito, es bastante probable que se traslade el método a otros túneles de la capital de Bélgica.

Una de las ventajas de este método descontaminador es que el químico que usa, el óxido de titanio, es un elemento muy común. Se puede encontrar incluso en la arena. Por tanto, el proyecto, en este aspecto, es totalmente viable. La inclusión del óxido de titanio encarece, lógicamente, el proceso de fabricación de este cemento especial, pero sólo un 12% más que el convencional. La diferencia se ve más que compensada por su comportamiento descontaminador.

Según los científicos que desarrollan el proyecto, este sistema podría llegar a reducir hasta en un 20% las partículas contaminantes existentes en el interior de cualquier túnel.

Pero no sólo se puede usar en túneles. Ya se ha usado este supercemento en el aeropuerto Charles de Gaulle de París y en una iglesia de Roma. De hecho, haría falta muchos bloques de este cemento para disminuir el nivel de contaminación de algunas capitales europeas.