Certificado LEED para edificios ecológicos
A partir de ahora, si un edificio quiere ser catalogado como ecológico deberá solicitar el certificado LEED (Liderazgo Diseño Energético Ambiental), que comprueba los acabados de un inmueble según seis criterios: sostenibilidad, eficiencia en el aprovechamiento del agua, energía e impacto atmosférico, materiales y recursos empleados, calidad del ambiente interior e innovación y proceso de diseño. Si embargo, el criterio que más peso tiene es el de uso eficiente de la energía.

Ya son muchas las viviendas, oficinas, restaurantes o supermercados que reúne este conjunto de estándares que permiten demostrar su grado de sostenibilidad y compromiso con el medio ambiente. Por lo general, estos edificios permiten reducir un 40% el consumo de energía, el 50% de agua, el 80% del coste de los residuos, y el 35% de las emisiones contaminantes, en comparación a otro edificio convencional. En su interior, se pueden contemplar entornos más saludables que mejoran la calidad de vida y la productividad.

Para construir un edificio que cumpla los requisitos para ser LEED, los costes de construcción y diseño suelen ser algo más elevados, pero los expertos aseguran que a partir del tercer año se amortizan los gastos, mediante el ahorro que supone todo su equipamiento y tecnología. Pero lo más importante de todo, es que mejora notablemente la calidad de vida de los ocupantes.