China protege sus bosques
No sólo las empresas se están dando cuenta de la importancia de cuidar los bosques de todo el mundo (aunque lo hagan por márketing verde o por convenientes desgravaciones fiscales), también países enteros valoran sus recursos forestales como la mejor inversión de futuro. Uno de los países que ha decidido proteger sus bosques y recursos forestales es China. Y, cuando hablamos del país más poblado del mundo, uno de los que más contamina y cuya economía crece de forma imparable, puede afectar a todo el planeta.

El gigante asiático ha anunciado que prolongará y ampliará su programa de protección forestal en los próximos diez años. La decisión se ha tomado con el objetivo de reforzar la salvaguardara de la seguridad ecológica nacional y la lucha contra el cambio climático.

Este programa de protección forestal, iniciado en 2000 en las regiones del curso superior del río Yangtsé, los cursos medio y superior del río Amarillo y las zonas nororientales del país, ha mejorado considerablemente los ecosistemas locales, reduciendo la erosión del suelo y protegiendo la biodiversidad de las áreas.

La presentación de los datos del programa tuvo lugar en una reunión presidida por el primer ministro Wen Jiabao en la que, además, se acordó poner en marcha la segunda fase del programa, que se desarrollará entre 2011 y 2020. Así mismo, se añadieron al plan once ciudades y distritos de los alrededores del embalse de Danjiangkou.

Por otra parte, el Gobierno se ha comprometido a aumentar a 5,2 millones de hectáreas el área forestal durante esta segunda fase, que obtendrá 219.500 millones de yuanes (unos 25.000 millones de euros) de las arcas del estado.

El gobierno continuará la moratoria sobre la tala de árboles en los bosques naturales a lo largo de los cursos superiores del río Yangsé y los cursos superior y medio del Amarillo, y seguirá reduciendo la producción maderera en las regiones nororientales y la región autónoma de Mongolia Interior, en el norte. Por último, el Gobierno chino tratará de impulsar la reforestación e incrementar los ingresos de los trabajadores forestales.