China no puede espiar a sus ciudadanos a causa de la contaminación
No sé si se podría decir de esta situación que no hay mal que por bien no venga. Que un Gobierno espíe a sus ciudadanos no es democrático y atenta contra los derechos fundamentales de las personas. Pero que no hacerlo sea por la altísima polución, tan densa que parece la famosa niebla de Londres, que no deja ver qué hay a un palmo de tus narices, no parece mucho mejor.

Es lo que está ocurriendo en China. Los ciudadanos se pueden sentir más libres, ya que nadie es capaz de controlar su comportamiento. Pero difícilmente pueden respirar. El oxígeno escasea en el norte de China, como escasea la libertad de prensa: los medios afines al Gobierno (casi todos, China es una dictadura) llaman niebla a la contaminación.

No importa el nombre que se use, niebla, polución, contaminación u otro, el caso es que las cámaras de seguridad de calles y edificios no pueden mostrar lo que tienen enfrente. O, mejor dicho, sólo muestran lo que tienen cerca: aire contaminado, humo tóxico. Ya hay quien habla de un problema de seguridad nacional. De hecho, el Gobierno ha contratado a dos equipos de científicos para encontrar una solución al problema.

La dificultad llega cuando se comprueba que, efectivamente, no es niebla, sino polución. En otros países, se conocen métodos para disipar la niebla. Pero no cómo retirar tal cantidad de contaminación. Los investigadores han descubierto que no se pueden usar los mismos métodos: las partículas de polución son muy diferentes a las pequeñas gotas de agua que conforman la niebla. Por ejemplo, las imágenes de infrarrojos pueden atravesar la niebla o, incluso, el humo, pero no el espesor de las partículas contaminantes del aire de China.

Unos 20 millones de cámaras inservibles

China no puede espiar a sus ciudadanos a causa de la contaminación
El Gobierno chino había instalado, desde enero de 2013, unos 20 millones de cámaras en las calles, parques públicos y en algunos ascensores. ¿Será la seguridad nacional lo que obligue al Gobierno a reducir la contaminación? De momento, no, ya que tratan de resolverlo con un nuevo software que permite a las cámaras “ver” a través de la contaminación.