Cientos de rayas muertas aparecen en una playa de México
Se ha producido un nuevo caso de muerte masiva de animales marinos que aparecen en una playa. Ha ocurrido en diversas ocasiones con ballenas o peces. En este caso, han sido casi 300 rayas, que han aparecido muertas en una playa de Veracruz, en México. Las autoridades mexicanas investigan las posibles causas. Una posibilidad son las actividades de compañías petroleras en la zona del Golfo de México.

El director de pesquería de Veracruz, Tomás Rubio, ha señalado que hay que comprobar si las rayas han sido envenenadas o contaminadas de algún modo por Petróleos Mexicanos (Pemex). De momento, no hay evidencia de ello. Los animales fueron descubiertos por los habitantes del pueblo de Úrsulo Galván en la playa de Chachalacas.

Algunos testigos han asegurado que vieron a pescadores depositando las rayas en la playa al no conseguir un buen precio por su venta. En Veracruz, muchos restaurantes sirven aleta de raya como plato típico.

El secretario de Medio Ambiente del gobierno local, Víctor Alvarado Martínez, ha asegurado que se investigará la muerte de los animales. Especialistas de fauna marina analizarán los cuerpos encontrados en la playa para saber si han sido afectados por cualquier tipo de agente externo que haya provocado su muerte. La Comisión Nacional de Pesca (Conapesca) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) deben investigar los hechos y aclarar las causas del proceso.

Capturas furtivas

Cientos de rayas muertas aparecen en una playa de México
También se investigará a personas que realizan actividades furtivas de pesca. En la región y en la época de migración de las rayas, algunos furtivos las atrapan para vender algunas de sus partes. Algo similar al terrible aleteo de tiburones, práctica que consiste en cortar la aleta y volver a tirar al tiburón al mar.

Hace unos días, en playas del puerto de Veracruz, apareció muerta una ballena de más de dos metros de largo. Aún se desconocen las causas de su muerte.