Cifras sobre el agua embotellada
Mientras algunos países no tienen disponible agua limpia y saludable para todos sus ciudadanos, los países ricos, con Estados Unidos, Europa y Japón a la cabeza, producen y gastan miles de millones de botellas de agua cuando tienen la posibilidad de consumir agua del sistema público casi gratuita y totalmente salubre. El agua embotellada es uno de los productos más contaminantes del planeta, tanto por lo que se necesita para producirla como por la dificultad en desecharla como residuo. Aquí van algunas cifras.

  • El coste de producir agua embotellada es 10.000 veces más caro que el agua corriente.
  • Sólo en Estados Unidos, anualmente, se consumen más de 30.000 millones de litros de agua embotellada.
  • El consumo mundial de agua embotellada se acerca a 200.000 millones de litros.
  • Este consumo de agua embotellada genera unos beneficios 61.000 millones de dólares.
  • El 40 % del agua embotellada proviene del agua suministrada por los servicios públicos municipales, es decir, es agua del grifo.
  • El 22 % del agua embotellada analizada contiene productos químicos contaminantes por encima de los niveles permitidos de salubridad.
  • El agua pública tiene que pasar estrictos controles de calidad, mientras que el agua embotellada depende de las decisiones de la empresa que la produzca y de la cantidad de costes que se quiera ahorrar.
  • Además, para generar una sola botella de agua embotellada se necesita la cantidad de agua corriente que cabe en tres botellas.
  • En cuanto al final del ciclo de uso, sólo una de cada cinco botellas de plástico se reciclan.
  • La producción de las botellas de agua es uno de los procesos más contamiantes que existen. Cada año se usan 17 millones de barriles de petróleo para producir todas las botellas de plástico que contendrán el agua embotellada que se venderán en tal periodo. Esa cantidad de petróleo es el mismo que usan un millón de coches en un año.