Cinco curiosas maneras de reciclar botellas de plástico
La reutilización de las botellas de plástico PET es uno de los reciclajes creativos más populares. Tener una botella de este tipo a mano para transformarla en cualquier objeto es fácil, tanto que en realidad lo extraño sería no tenerla.

Darle esa segunda vida también resulta sencillo, si bien las botellas son una materia prima que admite desde los trabajos más básicos (una sola botella puede acabar siendo “otra cosa” sin necesidad de nada, y las posibilidades aumentan si tenemos varias, y aún más si reunimos muchas) hasta auténticas obras de arte e incluso arquitectónicas: casas invernaderos preciosos…

Las posibilidades son casi infinitas. Como instrumental básico, simplemente se necesita un cuchillo afilado y/o unas tijeras y, para algunos proyectos, también cinta adhesiva y algún que otro complemento para sujetar la botella o para fijarla en algún que otro lugar. Cada proyecto tiene sus características, y como ocurre con el reciclaje creativo, la dosis de imaginación, lo necesario y supérfluo dependen muy mucho de su creador.

Un gesto en favor del medio ambiente

Si apostaos por el reciclaje de plástico PET estamos haciendo un gran favor al medio ambiente, pues no se descompone sino cientos, miles de años después de que lo echemos a la basura. En la práctica, serán más o menos biodegradables en función de distintos factores, como la variación de temperaturas y la humedad.

Cinco curiosas maneras de reciclar botellas de plástico
Además, en muchos casos no se reciclan, por mucho que los depositemos en en el contenedor adecuado, simple y llanamente porque no hay presupuesto o por otras inverosímiles razones, en muchos casos relacionadas con la corrupción.

Ideas de reciclaje originales

Lógicamente, lo suyo sería minimizar el uso de plástico y envases en general, pero también es cierto que actualmente no es necesario recurrir a lo que uno consume. En este caso, es fácil reunir botellas ajenas, sobre todo cuando nos echan una mano familiares y conocidos. Así, una vez reunidas, simplemente pongámonos manos a la obra. A continuación, te proponemos cinco ideas para transformar botellas PET de un modo original:

1. Un espantapájaros ruidoso: Convertir la botella o botellas en un objeto ruidoso puede espantar a animalillos indeseados en los jardines. Para ello, bastará con colocar una botella en la parte superior de un palo, de forma que el viento pueda moverla, con lo que la ataremos o fijaremos suavemente a él. A continuación, lo plantamos allí donde tengamos el cultivo o las flores plantadas, y el viento la moverá. El ruido se transmite a través del aire y también del palo, con lo que ahuyentaremos a insectos y animales que pudan pulular cerca.

Cinco curiosas maneras de reciclar botellas de plástico
Como puede verse en las imágenes, son muchas las versiones. Siempre que se respete la idea, pueden hacerse variaciones para mejorar los resultados. Incluso podemos añadir un molino de viento, una especie de molinillo o un ingenio tipo veleta para que el ruido sea más escandaloso y ahuyente también a los pájaros. Si el diseño es estiloso además será muy decorativo. O, por ejemplo, al hacer agujeros como si fuesen ventanitas, el viento soplará y emitirá un sonido igualmente disuasor.

2. Contrapeso para distintos usos: Llenar las botellas de agua, arena o gravilla hasta un determinado nivel las convertirá en unos contrapesos muy útiles para un sínfín de usos. según convenga. Colgarlos en las ramas nuevas para que crezcan en la dirección deseada o evitar que un tronco joven se tuerza son dos posibles opciones.

3. Tuberías caseras: Si introducimos una botella dentro de otra, interconectándolas de tal modo que pueda fluir el agua dará como resultado una tubería improvisada que será de gran utilidad para dirigir el agua desde la bajante a un estanque o a un lugar de almacenaje, pongamos por caso.

Cinco curiosas maneras de reciclar botellas de plástico
4. Simpáticos muñecos:Ensamblar botellas o simplemente decorar una botella PET puede dar vida a un nuevo ser: graciosos muñecos, cada uno de ellos único y exclusivo. Si, además, nos atrevemos a aplicar calor conseguiremos moldear el plástico, con lo que las posibilidades creativas se multiplican…

5. Bebederos y comederos para aves:En los jardines diseñados para atraer la biodiversidad no puede faltar comederos y bebederos para las aves silvestres, e incluso algún que otro nido. Todo podemos hacerlo con las botellas PET, sólo es cuestión de proponérselo y dar con el diseño perfecto para colgar de una rama o fijar en una pared. Sea como fuere, no olvidemos colocar un buen punto de apoyo para que puedan comer y beber más fácilmente.