Cinco usos cosméticos del aceite de coco
El aceite de coco es un gran aliado de la belleza natural. Sobre todo cuando, además de optar por este producto natural elegimos su versión organíca, la procedente de cocos cultivados en un entorno biológico controlado y sostenible. De sus pulpas se obtiene el aceite de coco ecológico, simplemente tras prensarlos poco después de recolectarlos.

A la hora de apostar por una belleza verde no solo nos ayuda utilizar productos naturales sin añadidos. En el caso del aceite de coco ecológico, tendrá un gran valor biológico que lo diferenciará del que no lo es, lo que significa que estará sin blanquear, sin refinar y sin desodorizar, por lo que será más rico en vitaminas y minerales esenciales. Eso sí, siempre que lo conservemos a temperatura ambiente y evitemos que reciba luz solar directa.

Como aceite de cocina es muy versátil, pero como tratamiento de belleza también tiene un sinfín de usos. En este post veremos cinco de ellos y descubriremos también su efectividad como ayuda para proteger e hidratar el cabello y la piel, tanto el cutis como el resto del cuerpo.

A efectos prácticos, conviene conservarlo en un recipiente cerrado, a temperatura ambiente. Si desemos usarlo solidificado, habremos de conservarlo a una teperatura inferior a los 24 grados centígrados, es decir, en un lugar fresco, preferiblemente sin recurrir al frigorífico. A continuación, cinco maneras de sacarle partido como producto de belleza, aunque son muchos más, y en cualquier momento podemos descubrir un nuevo uso.

1.Aceite corporal

El aceite de coco puede usarse como crema nutritiva para la piel. Es untosa, por lo que podría resultarnos un tanto molesta si no esperamos lo suficiente hasta que se absorba, a ser posible masajeando la zona para agilizar el proceso. O, por ejemplo, apliquémosla en la ducha y enjuaguemos después o justo al salir del baño, con lo que la temperatura de la piel mantendrá los poros más abiertos y se absorberá antes. Por último, también es interesante como aceite de masaje. Incluso acepta unas gotas de aceites esenciales para potenciar sus efectos y elegir un aroma que nos resulte agradable.

Cinco usos cosméticos del aceite de coco

2.Protector de zonas delicadas

Las zonas delicadas, sobre todo las del rostro, como los labios, el contorno de ojos necesitan un cuidado extra. El aceite de coco nos ayuda a mantener ambas zonas hidratadas y protegidas. Bastará con unas gotitas para conseguir la humectación idónea. Así de sencillo es prevenir las arruguitas alrededor del ojos, la hinchazón y las ojeras como los labios agrietados.

Cinco usos cosméticos del aceite de coco
Su suavidad lo hace idóneo para las zonas delicadas. Antes de aplicar en los ojos calentarlo frotándolo entre los dedos. Por otro lado, nos ayudará a fortalecer las uñas, pues refuerza la delicada piel de la cutícula. En todos los casos se necesita constancia para ver resultados.

3.Pelo más liso e hidratado

Su composición grasa hace del aceite de coco un producto natural muy eficaz para hidratar el pelo. Conseguiremos grandes resultados para prevenir las puntas abiertas y el pelo extremadamente seco, pero hay que tener cuidado con aplicarlo cerca de la raíz si no queremos perder volumen. Su peso hará más complicado que el pelo quede voluminoso, pero aplicado en las medias puntas lograremos un brillo espectacular.

Si lo aplicamos con el pelo seco, será de gran ayuda para protegerlo del resecamiento producido por el viento y el sol. Es ideal para aplicar en la playa, pues al ser biodegradable bañarse no será un problema a nivel ambiental. Y, del mismo modo, podemos darle un uso de mascarilla o acondicionar previa o posterior a la ducha o al baño.

Aplicado después del champú, dejando actuar durante cinco o diez minutos, conseguiremos un efecto más intenso que nos ayudará a alisar luego el pelo. En cabellos rizados el efecto alisado será más fácil de conseguir aplicándolo luego, una vez seco, mientras lo peinamos con el secador o lo dejamos secar al aire libre, peinando con un cepillo redondo.

4.Desmaquillante

Sorprendente, pero cierto: el aceite de coco también sirve como desmaquillador. Puede que no funcione con productos de maquillaje resistentes al agua o de larga duración. En general, sin embarogo, podría sernos de gran ayuda para eliminar el maquillaje. Para lograr los mejores resultados, aplicar el aceite tibio empapado en un algodón, y para finalizar enjuagaremos con agua tibia.

Cinco usos cosméticos del aceite de coco

5.Exfoliante corporal

Hay un sinfín de fórmulas caseras para fabricar nuestro propio exfoliante corporal en las que el aceite de coco sería un ingrediente diez. En concreto, combinará con ingredientes que ayuden a realizar la abrasión, como arroz molido, café molido, lentejas molidas, sal fina o gorda, azúcar blanquilla, azúcar moreno o cualquier otro que cumpla la función de eliminar las capas superficiales de la piel.

Por lo tanto, basatará con combinar dos ingredientes, y que uno de ellos sea el aceite de coco, en su estado sólido preferentemente. En cuanto comencemos a extender la mezcla observaremos que el aceite va derritiéndose y suaviza la piel, con lo que la exfoliación será menos agresiva.

La proporción es de medita taza de aceite de coco y un puñado de azúcar, sal o cualquier otro ingrediente exfoliante. Una manera fácil de conseguir un exfoliante para rostro o para el resto del cuerpo (en especial codos, talones y rodillas) con productos que todos tenemos en la despensa, sin más complicaciones. El resultado será una piel resplandeciente, libre de células muertas y muy suave. Si lo deseamos, añadir unas gotas de nuestro aceite esencial favorito y además la piel quedará sutilmente perfumada.