Los ciudadanos de Inglaterra contra el fracking
En Inglaterra, como en España o Estados Unidos, hay una enorme brecha entre el Gobierno y los ciudadanos. El primero opina que es muy conveniente llevar a cabo proyectos de fractura hidráulica o fracking, los segundos no lo ven nada claro. El primer ministro británico, David Cameron, se ha posicionado claramente a favor de la extracción de gas de pizarra, asegurando que generará beneficios económicos (¿para él, para las empresas de energéticas?) y que no hay que preocuparse por el daño medioambiental.

Sin embargo, la gente ha salido a la calle para manifestarse en contra de este peligroso método de extracción de hidrocarburos. Un grupo de activistas acudieron a una manifestación en la localidad de Lichfield, en el condado de Staffordshire. También en Londres se produjo una manifestación contra el fracking.

Una activista perteneciente al Partido Verde bloqueó una carretera, por lo que fue detenida. En Lichfield, unos veinte manifestantes bloquearon el acceso a la empresa energética Cuadrilla, que está explorando el terreno de la región en busca de gas de esquisto.

Otros activistas se pegaron con pegamento a la puerta del edificio de otra de las empresas relacionadas con la fractura hidráulica, en este caso, Bell Pottinger, con sede en el centro de Londres y que se encarga de la publicidad de Cuadrilla. Además, otro activista logró colgar una pancarta donde se podía leer: “Bell Pottinger, mentirosos del fracking”.

El fracking no reducirá la factura eléctrica

Los ciudadanos de Inglaterra contra el fracking
Los organizadores de ambas protestas afirman que serán dos jornadas de “desobediencia civil masiva”. Además, aseguran poseer una grabación donde un miembro de la empresa que llevará a cabo el fracking asegura que su efecto en la factura de la luz de los ciudadanos será insignificante. Precisamente ésa es la principal razón que arguye el primer ministro Cameron para defender el fracking, además de que generará empleo. Otra mentira más.

Incluso la Iglesia de Inglaterra ha defendido la técnica y ha apoyado el desarrollo de proyectos para extraer gas de pizarra en esta época de “escasez de combustible”. ¿Apoya con la misma contundencia los proyectos de energía renovable? ¿Es que no generan empleo la solar, la eólica, la geotérmica, etc.?