Ciudades o comunidades de transición
La disminución de las reservas de petróleo en todo el mundo y su consiguiente escalada de precios, así como el cambio climático son graves problemas que se conocen hace muchos años. Pocos gobiernos, empresas y ciudadanos hacen algo al respecto. Pero existe un movimiento llamado “comunidades o ciudades de transición” que quiere enfrentarse valiente y decididamente a la circunstancia.

El concepto de comunidades de transición fue creado por Louise Rooney1 y popularizado por Rob Hopkins. La propuesta comenzó en Kinsale, Irlanda, y luego fue extendida a Totnes, Inglaterra, por el mencionado ambientalista Rob Hopkins durante 2005 y 2006. El objetivo de estas comunidades de transición es conseguir que las ciudades puedan soportar el desafío del cambio climático y el pico de producción del petróleo que hará que su precio aumente todavía más. El movimiento se está extendiendo por comunidades de todo el planeta.

En la ciudad de origen de esta idea, Kinsale, se celebran reuniones públicas el tercer jueves de cada mes. En estas reuniones discuten y desarrollan el Kinsale Energy Descent Action Plan 2021. No muy lejos, en Inglaterra, algunas ciudades se unen al proyecto. El Reino Unido ha sido uno de los países productores de petróleo, pero la producción de petroleo en el Mar del Norte llegó a su máximo histórico en 1999. Desde entonces, cae sin parar.

La idea de convertirse en una ciudad de transición significa luchar por reducir el gasto energético, mientras se mantiene la producción local de recursos. En definitiva, se convierten en comunidades autosuficientes, de modo que sus habitantes podrán resistir y recuperarse con garantías de cualquier crisis energética, alimenticia o económica, no importa que se trate de la escasez repentina de alimentos, el incremento de los precios de cualquier bien de primera necesidad o de los combustibles fósiles. También estarán mejor preparados para enfrentarse a los efectos negativos del calentamiento global. Un medio ambiente protegido y una economía sostenible. Lo extraño es que este tipo de ciudades sean una minoría en el mundo.

En Estados Unidos, donde también están adoptando la idea, han surgido iniciativas de transición en muchas comunidades y se ha creado, para ayudar a llevar a cabo el cambio, una organización de Transición de Estados Unidos. En su web, transitionus.org, se puede encontrar información útil.