Clonan pinos más resistentes
La Associació d’Amics de Palanques (ADP) ha conseguido clonar árboles resistentes a graves alteraciones del medio. El principal objetivo del proyecto llamado Fènix Verd es aislar una raza de árboles que lograra, junto con otras especies, proteger mejor las montañas del litoral mediterráneo, así como otras zonas de la Península Ibérica y del arco mediterráneo. Estos nuevos “superárboles” (como les llaman en la asociación) son más resistentes a la permanente amenaza de los incendios, las sequías, la erosión, la pérdida de hábitats (mejorando la recarga de acuíferos), y, además, mejoran la biodiversidad de zonas degradadas en extremo. El próximo objetivo es poder obtener un rendimiento económico con el aprovechamiento directo de la excelente madera producida por esta nueva generación de árboles, así como otros productos obtenidos a partir de ellos.

Tras siete largos años de trabajo y un apoyo mínimo, aunque crucial, la Associació d’Amics de Palanques (ADP) ha conseguido crear unos treinta diminutos pedacitos de tejido vivo, que se están desarrollando, obtenidos a partir de una compleja selección de árboles que han demostrado en infinidad de pruebas y evidencias que están mucho mejor adaptados que sus congéneres a unas condiciones extremadamente hostiles para toda la especie. La asociación de Castellón ha logrado estas treinta copias de ejemplares de la especie pinus alba. “Se trata de obtener copias de los mejores árboles, mezclarlos entre ellos para no perder variabilidad genética porque así se multiplican las posibilidades de que se adapten a los cambios ambientales», ha comentado David Molinos, portavoz de la Associació d’Amics de Palanques.

El siguiente paso consiste en plantar la colección de clones en un determinado lugar “con el fin de que se polinicen entre ellos. La semilla hereda la carga y el potencial genético de sus padres y se fomenta una especie mejor adaptada a las condiciones de la zona mediterránea, sobre todo, a los incendios y a las sequías”, continúa Molinos, ingeniero forestal de ADP. Los clones del pinus alba presentan, además de la tolerancia a las condiciones adversas, “una producción de piñones aptos para el consumo humano y una madera muy resistente, lo que puede facilitar un aprovechamiento económico de este recurso”.