Clonar animales en peligro de extinción
La clonación de células madre de animales que se encuentran en peligro de extinción podría ser una solución para conservar muchas especies. Se está probando la técnica con dos especies: el rinoceronte blanco del norte, uno de los animales más amenazados del planeta, y el dril, un mono que habita en el oeste del continente africano y que se encuentra amenazado por la pérdida de su hábitat natural y la caza furtiva.

Los científicos han revelado en la revista Nature Methods que se podrían utilizar sus células madre y convertirlas en otras células del organismo. Si se consiguen convertir en óvulos y espermatozoides, se podrían crear bebés en el laboratorio. Aún no se ha conseguido, pero la jefa del equipo de investigación, Jeanne Loring, ha comentado que se siente muy optimista por los resultados obtenidos, en concreto, por las pruebas con las células del rinoceronte.

Las células madre fueron creadas de la piel mediante un proceso de “reprogramación”, en el que los retrovirus y otras herramientas de la biología celular moderna se utilizaron para llevar las células a una fase más temprana de su desarrollo. Es en esta etapa cuando se pueden transformar para que formen diferentes tipos de células especializadas, como neuronas o cartílago.

Los experimentos implican muchos ensayos y otros tantos errores. Los investigadores tenían más fe en los experimentos con el dril, ya que tienen más experiencia en experimentos con primates, mientras que se sentían más pesimistas con el rinoceronte. Pero, finalmente, el experimento funcionó.

Antes de una clonación que recupere la especie, se podrá usar con fines estrictamente medicinales. Algunos animales sufren enfermedades degenerativas como la diabetes y las células madre pueden funcionar como sustitutos de las células que dejan de funcionar. También se investiga con los humanos en esta línea: se trata de curar enfermedades como la insuficiencia cardíaca, la ceguera, los problemas cerebrovasculares o las lesiones de médula.

El paso siguiente será crear gametos de las células madre. Ya hay algunos informes que señalan que se está haciendo con animales de laboratorio. Un equipo japonés ha convertido, por ejemplo, células madres de ratones en esperma, que luego fue utilizado para procrear embriones de ratón.

Pero hay que señalar que la clonación no ha funcionado bien para las especies en peligro de extinción. Es probable que los siete rinocerontes blancos que viven en cautiverio sean los únicos que quedan en el planeta. Clonar sus células podría salvar ésta y otras especie.