Coches de gas natural
Las ventajas medioambientales de utilizar vehículos de gas natural son enormes:
– Reducción de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en más de un 85%.
– Reducción en un 25% del monóxido de carbono (CO).
– No se emiten partículas sólidas ni dióxido de azufre (SO2).
– No aumenta las emisiones de dióxido de carbono (CO2).
– No contiene plomo ni trazas de metales pesados.
– Garantiza un menor nivel de otras emisiones toxicas.
Con todos estos datos, países como Argentina o Italia están apostando por este elemento como combustible, dadas las ventajas medioambientales y económicas de su tecnología.
En España su utilización se reduce a autobuses y camiones de recogida de basura, pero la idea es incrementar su uso en todo tipo de vehículos y particulares. Algunas instituciones ofrecen subvenciones para su compra.

El gas natural permite un ahorro medio de más del 28% en euro/km respecto al gasoil.

Los motores funcionan igual que los motores de gasolina. En cuanto a los sistemas de carga, el llenado del GNC puede realizarse de manera rápida desde estaciones preparadas para ello.