Coches eléctricos de Volkswagen
Pocas son las veces que hablamos de coches, pues durante años han sido el principal causante de la contaminación atmosférica pero por suerte las cosas están cambiado. Los fabricantes de automóviles están trabajando duro para lanzar al mercado modelos cada vez más eficientes, que consuman menos combustible y reduzcan el impacto medioambiental. Las tecnologías están jugando un papel determinante en esta misión. Desde hace unos años se viene hablando de que los coches eléctricos son el futuro pero lo cierto es que ya hay muchos circulando por nuestras calles.

Debido al interés de los conductores en la eficiencia ya son muchas las marcas de coches que han presentado ya sus apuestas para este tipo de vehículos, una de ellas es Volkswagen. Ha llegado la hora de la movilidad eléctrica. De momento ya han llegado a los concesionarios el e-up!, el e-Golf y el Golf GTE. El primero de ellos tiene la etiqueta y el honor de ser el eléctrico más eficiente del mundo, el que más respeta su entorno. El e-Golf es la versión eléctrica de uno de los coches más populares de la marca, mientras que el Golg GTE es un híbrido enchufable con un motor TSI de gasolina complementado con un propulsor eléctrico.

Los que no tuvieron ocasión de probarlos en las presentaciones que se hicieron hace unos días en Madrid o Barcelona, no dudes en acertarte a tu concesionario Volkswagen para solicitar una prueba. A continuación vamos a verlos con un poco más de detalle.

Coches eléctricos de Volkswagen
El primero modelo eléctrico de este año es el nuevo e-Golf que desarrolla una potencia de 115 CV, un coche cuya velocidad ha sido máxima limitada electrónicamente a 140 km/h para garantizar una autonomía que ronda entre los 130 y los 190 kilómetros. El conductor puede controlar este rango seleccionando dos programas de conducción (Eco y Eco +) que ajustan la velocidad máxima y la entrega de potencia para aumentar las prestaciones según las necesidades particulares de la conducción o el trayecto. El e-Golf presenta una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos y tendrá un precio que parte desde los 29.000 euros. Una opción a tener muy en cuenta.

Coches eléctricos de Volkswagen
Por su parte, el Golf GTE es un híbrido enchufable que combina lo mejor del eléctrico e-Golf con la deportividad del Golf GTI. Su precio rondará, incluyendo las ayudas promovidas por el gobierno y que premian a los vehículos respetuosos con el medio ambiente, unos 33.000 euros. Este modelo equipa un sistema propulsor integrado por un motor 1.4 TSI de gasolina de 150 CV y otro eléctrico de 75 kW (equivalen a 102 CV). También funciona con el cambio DSG de seis marchas con levas en el volante y una batería de iones de litio, que se ubica en el suelo de la parte trasera.

El depósito será de 40 litros y el maletero de 272 litros de capacidad. Las prestaciones son buenas, el GTE acelera de 0 a 100 km/h en sólo 7,6 segundos y alcanza una velocidad punta de 222 km/h. Lo más atractivo es que con el Golf GTE se pueden hacer 50 kilómetros en modo 100% eléctrico, es decir, sin contaminar ni un gramo. Respecto a los consumos, 1,5 l/100 km teniendo en cuenta los recorridos cortos por ciudad y unos 4,5 l/100 km si lo sacamos por carretera. El equipamiento es exelente, incluyendo cámara trasera, llantas de 18 pulgadas y navegador de alto rendimiento, entre otras muchas cosas.

Coches eléctricos de Volkswagen
Para terminar con la gama de eléctricos, merece la pena dedicarle unas palabras al Volkswagen e-up! que fue presentado el año pasado. Cuenta con un motor de 82 caballos de potencia y una batería que le otorga una autonomía de 160 kilómetros. Está a la venta desde 20 390 euros con las ayudas del gobierno incluidas (plan MOVELE 2014). Su peso es de 1185 kg, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 12,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h.

El motor eléctrico del e-up! entrega un par máximo de 210 Nm que hace girar las ruedas delanteras. Se alimenta de la energía almacenada en una batería de iones de litio con 18,7 kWh de capacidad y que la marca da una garantía de 8 años o 160 000 kilómetros. Lo mejor de todo es que se puede recargar conectándola a un enchufe doméstico de 230 V mediante el cable que se entrega con la compra del vehículo, por lo que no se necesita ningún enchufe especial.