Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

Todos o la mayoría de nosotros necesitamos cocinar a diario y muchos nos preguntamos cómo hacerlo de forma ecológica. Hoy hablaremos de un aparato creado por una empresa española (Lekúe) que nos hará tener un comportamiento más eco-responsable en la cocina, sin necesidad de perder sabor y calidad en nuestros platos. Si bien hay platos que los cocina con más éxito que otros, este pequeño estuche reutilizable fabricado con silicona será una gran ayuda en la cocina y te hará adoptar hábitos alimenticios más saludables, ya que cocina al vapor. Además, es perfecto para personas con poco tiempo o para esos días en los que no te apetece demasiado cocinar y mucho menos fregar después toda la pila de platos y utensilios. Lo puedes comprar aquí.

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

¿Horno o microondas?

Cuando uno se propone ser ecológico, es una de las primeras preguntas que surge: ¿qué gasta menos energía y contamina menos, el horno tradicional o el horno microondas? Aunque el microondas tiene muy mala fama y no convence a todas las asociaciones ecológicas o a expertos en salud, comparado con el horno gasta bastante menos energía. En hacer un pollo asado al horno, por ejemplo, podemos tardar 1 hora y media o dos horas; en cambio, cocinarlo al microondas es mucho más rápido. Este electrodoméstico moderno contribuye a hacer enormes ahorros de energía y, de media, consume 75 veces menos que un horno clásico. También gasta muchísima menos energía que el fuego de la cocina o la vitrocerámica.

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

Especialmente si tenemos alimentos congelados, el horno es lentísimo en hacerlos (y tarda un tiempo en estar preparado) y además aprovecha mucho menos la energía. Si el horno es eléctrico, sólo el 14% de esa energía se destina a cocinar la comida. Si es de gas, únicamente un 6%. En el caso del microondas, la energía aprovechada sube al 60%. Es lógico que consumirá menos energía diez minutos de microondas que una hora de horno, aunque no todo se puede cocinar en el microondas (por ejemplo, el pan queda blando y correoso, a no ser que tengamos un modelo con función grill de última generación)

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

¿Por qué te contamos esto? Porque la forma de cocinar de la funda Lekúe es en el microondas, (aunque también se puede en el horno pero no lo recomiendo), de ahí que proponga una manera sencilla, rápida y fácil de cocinar todo tipo de platos y alimentos al vapor, destacando los arroces, verduras y pescados.

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

Lema de la empresa

La marca Lekúe ha conseguido abrirse un importante camino en el mercado de los utensilios y productos de cocina. Además de que siempre es bueno apostar por marcas españolas, la filosofía de Lekúe es precisamente crear utensilios que no sólo no dañen al medio ambiente, sino que sean ecológicos y que nos ayuden a mantenernos más saludables, ya que apuestan por la alimentación sana. De hecho, no usan envases contaminantes, sus productos están hechos con silicona platino o cerámica. Comenzaron por el estuche de vapor Lekúe, su utensilio principal y el que vamos a presentar ahora, pero han ido sacando nuevos inventos más específicos para familias y personas a quienes les gusta cocinar. Hace unos días, en nuestro post sobre cómo sustituir al contaminante papel de aluminio, presentábamos su estuche para guardar y conservar bocadillos.

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

Ventajas e inconvenientes de cocinar con Lekúe

El estuche vapor estándar de la marca de 600 mililitros y para dos personas (si tienes familia numerosa, tendrás que adquirir un recipiente más grande, que los hay) cuesta menos de 20 euros y es ideal para cocinar alimentos rápidamente. Ahora ya está disponible para comprar en Amazon. Los conserva mejor, hace que no se pierdan sus nutrientes y potencia los sabores gracias a la silicona de la que está fabricado. Las principales ventajas de cocinar con Lekúe son:

– Es ecológico. Nos hará prescindir muy a menudo de vitrocerámica y horno, lo que resultará en un ahorro enorme de energía.

– Comprándolo, estaremos apoyando a una empresa nacional que se ha fijado como objetivo ayudar al medio ambiente.

– Comeremos más saludable, ya que todos los alimentos se cocinan al vapor, mucho más sano que fritos y libres de grasa.

– Apuesta por la alimentación natural. Con Lekúe, echarás mano mucho menos a menudo de los platos prefabricados, que saben mal, no son sanos, están llenos de conservantes y usan muchísimos envases.

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

– Comerás más verduras. Te sorprendería saber la cantidad de recetas con vegetales y verduras que podemos hacer con Lekúe, así que estaremos invirtiendo en nuestra salud y en la de los nuestros.

– Ahorraremos mucho tiempo. Un plato para dos personas puede estar preparado fácilmente en diez minutos, contando el tiempo de preparación. Si apenas tienes tiempo para cocinar, es tu solución definitiva.

– No tendremos que fregar tanto. Para hacer una simple pasta, a veces manchamos una olla, un escurridor, una cuchara de madera, una paleta, una sartén, una tabla para cortar, un cuchillo y los platos. Con Lekúe, ensuciarás poco más que el envase que es muy sencillo de lavar.

– Previene enfermedades. La mayor parte de los utensilios de cocina están hechos de plástico, un material que contiene sustancias químicas malas para nuestro organismo. Apostando por un instrumento de silicona platina, estaremos usando un material que no produce migraciones a alimentos y que además ayuda a conservar sus nutrientes y su sabor.

– Lekúe contribuye a nuestra economía. No sólo lo notaremos en la factura de la luz y el agua, sino que sus recetas nos enseñan a economizar la comida y se usan alimentos muy baratos y sencillos de conseguir. Además de que el estuche tiene un precio muy competitivo, sólo 20 euros.

– Es perfecto si quieres perder peso o simplemente comer saludable. Como hemos dicho, los cereales y las verduras son muchas de las cosas que se pueden hacer.

– El sabor es muy aceptable. Puede parecer que este tipo de cocina no va a dar lugar a guisos sabrosos en nuestro plato, pero no es así. Con la cantidad adecuada de especias y quizá aprendiendo a ajustar el tiempo según nuestro microondas, el resultado es bueno de verdad. No llegará al nivel del guiso casero de tu madre, pero los alimentos saben bien y quedan jugosos.

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

Llevo un tiempo cocinando con este aparato y sólo le encuentro las siguientes desventajas:

– Es cierto que no todo se puede cocinar con Lekúe, hay platos en los que seguiremos teniendo que usar la vitrocerámica.
– Hay que tener cuidado cuando se saca y cuando se abre porque el vapor puede quemarnos.
– Al cabo de un tiempo, el envase se oscurece ligeramente.
– El envase sencillo es sólo para dos personas, por lo que si cocinamos para mucha gente no nos servirá, dejará de ser funcional.

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

Algunas recurrentes recetas con Lekúe

Si te animas a dar un nuevo paso ecológico, te diré que este estuche de vapor es muy sencillo de utilizar. Aunque hay cientos de recetas por Internet (y el envase viene con un libro de las más básicas), en seguida te aficionas a probar y probar. Como todo, algunas salen más buenas y otras nos salen peor. Por ejemplo, a pesar de que muchas personas hacen huevos fritos en el estuche Lekúe, yo no logro controlar en tiempo para que la yema no se me cuaje ni se me quede sin hacer. Algunas de las recetas más fáciles y que dan mejor resultado son las siguientes:

Salmón con espárragos y tomates cherry

Si tuviera que elegir, diría que probablemente lo que mejor sale con este estuche son los pescados, que quedan en su punto, además de las verduras. El truco es sólo conocer el tiempo de cocción de cada una, lo que resulta muy sencillo una vez que tenemos la receta y el estuche viene con los tiempos de cocción de cada alimento. ¡Verás qué tiernas quedan las verduras!

– Colocar los espárragos trigueros crudos en la bandeja del estuche con algo de aceite y salpimentar.
– Añadir dos cucharas de agua, cerrar la tapa y calentar en el microondas a máxima potencia por 4 minutos (4′).
– Colocar el filete de salmón encima con sal y sus especias, como eneldo.
– Calentar 3 minutos más.
– Cortar los tomates y les ponemos perejil y ajo, un chorrito de aceite.
– Añadir al estuche y calentamos dos minutos más ¡Listo!

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

También la merluza con patatas y cebolla queda muy bien. Es curioso cómo en Lekúe las patatas (uno de los alimentos que más desesperan por lo que tardan en hacerse al horno) se cuecen en seguida.

Hamburguesa de pavo con patatas

Una receta que encantará a los niños.

– Colocar una hamburguesa de pavo (lo mismo, aderezamos con sal y especias como nos guste). Añadir un cuarto de vaso de agua y lo programamos para 2 minutos y medio. Sacar y servir.
– Colocar la patata pelada en rodajas, como para tortilla, un poco de aceite de oliva y unos 4 minutos en el microondas.

Anillas de calamar con tomate

– Cortar un pimiento y una cebolla y poner sobre la bandeja. 2′.
– Añadir medio bote de tomate natural, aceite, sal y azúcar. Nuevamente 2′. Reservar.
– Introducir anillas de calamar con ajo en polvo. 2′, añadir la salsa y cocinar un minuto más. El agua del calamar y del tomate quedará debajo de la bandeja, por lo cual sólo nos quedaremos con lo bueno de los alimentos.

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

Arroz con verduras variadas

Este estuche también es muy bueno para hacer arroz y por supuesto hay muchas recetas vegetarianas que podemos elaborar.

– Meter una taza de arroz basmati, 4 de agua, 1 zanahoria cortada en dados, judías verdes cortadas, brécol, un trocito de pastilla de caldo de verduras y un poco de aceite de oliva. 14′ y dos de reposo.

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

Berenjenas rellenas de atún

Una receta baja en calorías que sólo tarda unos 20 minutos en hacerse.

– Hacer cortes en las berenjenas. Cocinar en el estuche durante 11′.
– Cortar pimientos en trozos pequeños y escurrir el atún. También lavar y cortar los tomates.
– Sacar las berenjenas y cocinar 5′ los pimientos.
– Añadir atún, tomates y la pulpa de las berenjenas. 5′ más.
– Rellenar la berenjena y espolvorear parmesano.

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

Merluza con salsa de gambas al vapor

– En el fondo del estuche, poner las cabezas de unas gambas o langostinos que habremos pelado (unas 6 por persona), con la cebolla y zanahoria troceadas, un diente de ajo, guindilla, un chorro de vino blanco, una cucharada de harina y un vaso de agua con sal. 5 minutos a máxima potencia.
– Batir y colar los ingredientes.
– Colocar en el estuche las rodajas de merluza con gambas, mejillones y cubrir con la salsa que hemos hecho. 3′ y listo.

Además podemos hacer recetas como éstas:

– Mejillones enteros con cebolla en salsa e tomate.
– Sushi

Cocinar de forma ecológica gracias al estuche Lekúe

– Masa para bizcocho casero.
– Brochetas de pollo y cordero con patatas
– Acelgas con patatas rehogadas
– Arroz con leche
– Timbal de verduras
– Es ideal si viene gente improvisada a comer y quieres preparar un puré de patata casero en tiempo récord
– Tarta de manzana
– Muslitos de pollo con puré de patatas
– Espinacas con pasas
– Salsas para pasta o incluso pasta carbonara
– Patatas bravas o patatas con perejil y ajo
– Gofres de fresa y chocolate
– Calabacines rellenos de espinacas y gambas.