Cómo construir una casa sostenible y ecológica
Hay una serie de medidas para que una vivienda sea más ecológica, como cambiar las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo o instalar sistemas de energía limpia y renovable. Pero si se proyecta una vivienda nueva, se puede construir de forma ecológica desde los cimientos.

Las técnicas de construcción mejoran para lograr edificios ecológicos, de forma que se reduce el impacto del ser humano en el medio ambiente. Entre este tipo de técnicas están el uso de materiales que necesitan menos energía o que requieren menos recursos para fabricarse, sistemas de eficiencia energética o la gestión de aguas residuales.

Materiales

La madera es un material ecológico y natural si procede de plantaciones gestionadas de forma sostenible. Se puede usar para la estructura, para los remates, para los muros y, mezclada con otros materiales, también como aislamiento de paredes. Aunque el material más ecológico es cualquiera que se reutilice, como las botellas de plástico rellenas de arena o con botellas de vidrio.

Cómo construir una casa sostenible y ecológica
También hay que tener en cuenta que los materiales que duran toda la vida son más ecológicos, porque no se convierten en desechos. En todo caso, es preferible que sean reciclables. El cemento, la piedra y el ladrillo pueden durar varias generaciones. Por último, hay que usar materiales que no liberen toxinas, lo que pone en peligro la salud de las personas.

Eficiencia energética

Se deben adquirir electrodomésticos de bajo consumo y la calefacción, la refrigeración y los calentadores de agua deben obtener su energía de fuentes renovables. El diseño ecológico tiene que tener en cuenta, por un lado, un buen aislamiento que conserve el calor en invierno, y, por otro, ventanas y otros elementos que permitan una correcta ventilación en toda la casa. La orientación de la casa es también muy importante, dependiendo si interesa que entre el sol en invierno. Se pueden plantar árboles que den sombra en verano y refresquen las estancias.

Energías renovables

Algunos sistemas generan electricidad directamente, como la energía fotovoltaica y los sistemas de energía eólica. Otros sistemas, como la geotermia o la energía solar térmica, utilizan el sol para calentar o precalentar el agua para uso doméstico o para la calefacción y la refrigeración.

Gestión del agua

Hay que aprovechar el agua de lluvia, recogiéndola para regar los jardines y plantas. Además, se pueden instalar sistemas de reciclaje de aguas grises en lavabos y duchas para usar en los jardines. Los inodoros deben tener la posibilidad de baja descarga. Incluso hay sanitarios de compostaje, que no usan agua.