Consejos para la plantación de un árbol

Muchas veces hemos oído decir que hay que hacer tres cosas en la vida: escribir un libro, tener un hijo y plantar un árbol. Hoy, vamos a hablar sobre la más sencilla -¡y ecológica!- de ellas: devolver un poco de vida al Planeta plantando un árbol.

Consejos para la plantación de un árbol

Es mucho más sencillo de lo que pensamos y podemos hacerlo en un solo día. Además, esta bonita actividad se puede llevar a cabo tanto en soledad como con amigos y familia, ¡a tus hijos les encantará la experiencia! Junto a su efecto positivo en el medio ambiente, esta modesta acción nos proporcionará una gran alegría (¿quién se resiste a ver a su árbol crecer?) para toda la vida. Los árboles dan grandes beneficios al medio ambiente: proporcionan oxígeno, limpian el aire, mantienen la temperatura, previenen la erosión y son una fuente de materias primas. Igualmente, sirven de cobijo para insectos y criaturas.

Consejos para la plantación de un árbol

Sin embargo, plantar un árbol no consiste únicamente en hacer un agujero en el suelo y meter la planta. Necesitamos una preparación previa, recolectar información y tener en cuenta una serie de consideraciones para asegurarnos de que lo vamos a hacer correctamente, como el clima en el que lo estemos plantando, el tipo de árbol, el terreno y las condiciones y cuidados que necesita esa planta específica.

Determina el clima de tu área

Existe un mapa de zonas climáticas en nuestro país (también conocidas como ‘zonas de rusticidad’) elaborado por expertos que divide las áreas geográficas según sus condiciones climáticas y el tipo de vegetación que se puede plantar. Te será sencillo encontrar la tuya en Internet o en cualquier libro de botánica dependiendo de la temperatura máxima, mínima y media de tu ciudad. Conocer el clima es muy importante para el desarrollo futuro del árbol que vamos a plantar.

En España, podemos encontrar tres grandes zonas climáticas: la atlántica (húmeda, iría desde Galicia hasta el Pirineo, es en la que más llueve), la mediterránea (el este de España) y subtropical (Islas Canarias). Dentro de las mismas, hay varias zonas de rusticidad, que se muestran en el mapa. A grandes rasgos, la zona 11 sería la más cálida (con temperaturas mínimas de 4º C y la más fría sería la 7, que puede alcanzar temperaturas de -18º.

Consejos para la plantación de un árbol

No podemos, por tanto, plantar un árbol en una zona con temperaturas que van a dañarlo. Si queremos tener una idea más exacta, podemos consultar el tipo climático de nuestro pueblo o ciudad. También depende de las características del mismo (por ejemplo, puede ser una zona de clima cálido, pero estar ubicado entre montañas y esto lo hace más frío).

Además de la temperatura, contemplaremos la humedad, las heladas, la insolación, etc, del terreno.

Conoce el terreno

Además del mapa de las temperaturas, tenemos que conocer el terreno de nuestro jardín, parque o campo donde vayamos a plantar el árbol. Son importantes factores como la pendiente o la erosión del suelo. Ten en cuenta que no es buena idea plantar en un terreno en cuesta (el tronco del árbol podría caer por el peso y romperse), mejor elige un terreno llano. También ayudará observar los árboles ya plantados en esa zona.

Consejos para la plantación de un árbol

Ayudará saber más sobre el suelo, si es ácido, arcilloso, calizo, arenoso… hay que tener en cuenta que estamos plantando un árbol de forma totalmente natural, por lo que todas estas variables importan mucho.

Elige el tipo de árbol que vamos a plantar

No podemos simplemente elegir el árbol que más nos guste y plantarlo, antes tenemos que estar seguros de que esa vegetación es perfecta para nuestro clima. Por eso esta zona de rusticidad mencionada es fundamental. Si un árbol se describe como “resistente a la zona 10” quiere decir que soporta condiciones climáticas frías. Es preferible, por ello, plantar un árbol autóctono, porque así tendremos la seguridad de que esta hecho para nuestro clima. Si nos decantamos por una vegetación exótica y no tenemos en cuenta las variables, es posible que no se desarrolle bien o que se muera.

Consejos para la plantación de un árbol

A la hora de elegir el árbol, podemos tener observar también otros factores: un tipo de árbol en peligro, que proporcione hogar a los pájaros… conocer el árbol nos ayudará en esta importante decisión.

Algunos arboles nativos de España son: el castaño, el abedul, acebo, álamo, sauce, roble, peral… Una vez elegido, hazte con una guía rápida de plantación de esa especie o pregunta a un experto para asegurarte de que todo sale bien, muchas veces el proceso a seguir difiere dependiendo de las características del árbol.

Asegúrate de que legalmente puedes hacerlo

Si vas a plantar un árbol en un lugar público, es posible que tengas que pedir permiso. Asegúrate que no contradices ninguna ley y que puedes hacerlo en el terreno adecuado. Si es la primera vez que lo haces y no estás muy seguro/a, siempre puedes consular a un botánico o contactar con una asociación ecológica que estará encantada de ayudarte y te felicitará por tu iniciativa.

Escoger la mejor época del año para plantarlo

Tan fundamental como conocer las características del terreno y el clima es saber cuándo plantar el árbol. Por supuesto, dependerá de tu zona y del tipo de planta pero, como norma general, el verano es una buena época. Hay una regla nemotécnica para que nunca olvidemos: los mejores meses para plantar árboles son los meses sin “r”; es decir, mayo, junio, julio y agosto. Aunque, según el botánico Eduardo Haeme, el invierno es también un buen momento porque las bajas temperaturas hacen a los árboles menos sensibles.

Comprar el árbol

Una vez que tenemos sobre la mesa toda la información y hemos decidido qué tipo de árbol queremos plantar, procederemos a su compra. Recuerda que los árboles nativos son más apropiados y que un árbol crecerá más si no está dentro de un tiesto o envase.

Consejos para la plantación de un árbol

Puedes comprar árboles a viveros ecológicos, a tiendas de jardinería o preguntar a las asociaciones cual es la opción más recomendable. Los precios varían (los árboles frutales y las especies exóticas cuestan más) pero puedes encontrar, por ejemplo, un castaño pequeñito de una altura de 50-70 centímetros por menos de 5 euros.

Pasos para plantar un árbol

Siguiendo estos pasos, podrás sembrar tu árbol:

– Dibuja un círculo en la tierra calculando cuánto ocupará la planta, dependiendo del tamaño y longitud de ésta. El error más común es que solemos hacer los agujeros o demasiado estrechos o demasiado profundos.

Consejos para la plantación de un árbol

– Cava la tierra hasta unos 40 centímetros de superficie y otros 40 de profundidad, (ten en cuenta el tamaño del árbol para este cálculo)

– Asegúrate de que en el centro cabe la raíz de tu planta perfectamente.

– Por el tallo, delicadamente y con dos dedos, ponemos en el centro del agujero la planta, evitando en todo momento tocar la raíz. Hay que ponerla totalmente recta.

Consejos para la plantación de un árbol

– La colocamos con delicadeza. La parte inferior del tallo tiene que quedar al ras del suelo.

– Con mucho cuidado, cubrimos la raíz de la planta con tierra.

– Compactamos la tierra con las manos, sin apretar demasiado, pero tampoco dejándola demasiado floja.

– Equipamos con un círculo de tierra protector o, si fuera necesario, con una valla o red que evite la llegada de insectos, plagas o pájaros que puedan destruir nuestro aún débil árbol.

Cuidados posteriores

Durante el primer año, el árbol será más frágil que nunca, así que es conveniente que cuidemos mucho de él. Que le reguemos convenientemente (sin pasarnos) y regularmente. Esperaremos 6 meses para ponerle abono y alimentaremos el suelo con un compost casero o una mezcla que podemos encontrar en tiendas de botánica en caso de que el suelo sea demasiado pobre.

Consejos para la plantación de un árbol

A partir de ahora, será como nuestro hijo y sólo tendremos que admirarle y verle crecer bajo un único objetivo: haber sumado una vida vegetal al planeta tierra.