Cómo reciclar o reutilizar el papel de aluminioEl reciclaje creativo encuentra una buena materia prima en el papel de aluminio, pero vaya por delante que su fabricación es poco ecológica y que su uso no es del todo inocuo, por lo que si queremos guardar u hornear alimentos se recomiendan los envases o fuentes de vidrio o porcelana o silicona. Por su parte, para envolverlos, usar alternativas más ecológicas, como fundas especiales de silicona o de telas plastificadas reutilizables, especialmente diseñadas para este uso.

Hecha esta salvedad, puesto que su uso está tremendamente extendido, darle una segunda vida ayuda a cuidar el medio ambiente y también puede ahorrarnos un dinerito, ya sea mediante su reutilización y/o reciclaje.

Manualidades y usos prácticos

Si queremos ir a lo fácil, simplemente guardemos todo el papel que sobre (siempre y cuando no haya restos de alimentos que no se vayan con un simple lavado, como ocurre con la grasa) en forma de hojas o formando una pelota cada vez más, y más grande.

Cuando la bola sea lo suficientemente hermosa para jugar con nuestra mascota (vigilemos que no se la coma) o con niños pequeños (también con precaución), si bien podemos forrarla con tela o usar el relleno para hacer muñecos con retales.

Cómo reciclar o reutilizar el papel de aluminio
Las manualidades con papel de estaño pueden ir desde los grabados artísticos hasta la confección de flores, adornos navideños, cadenas para colgar del techo y ambientar una fiesta o, por ejemplo, para moldear pequeñas figuras.

Por otra parte, una bola de papel de aluminio ayuda a eliminar la electricidad estática en el tambor de la secadora y cortarlo a tiras con tijeras con ayudará a mantener las hojas afiladas. Si nos atrevemos, vayamos cortándolo para adaptarlo a un patrón que habremos realizado previamente para hacer un disfraz o, si nuestra osadía es aún mayor, un estrambótico vestido de fiesta.