Cómo se limpia un pingüino tras un vertido de petróleo (vídeo)
Lo hemos visto muchas por televisión. Después de un vertido de petróleo, organizaciones ambientalistas recogen diferentes animales, entre otros, pingüinos, embadurnados con el viscoso compuesto contaminante y los trasladan a un lugar adecuado para proceder a su limpieza. Pero, ¿cómo se realiza esa limpieza?

Lo cierto es que la limpieza no cuesta mucho. En poco más de una hora se ha terminado de lavar y enjuagar a un pingüino. Lo difícil viene después: hay que rehabilitar al pájaro antes de volver a llevarlo a su hábitat natural, lo que puede costar hasta cuatro semanas.

La organización Southern African Foundation for the Conservation of Coastal Birds (SANCCOB) lleva a cabo un proceso en cinco etapas:

1. Búsqueda y recuperación

Las aves marinas como los pingüinos que sufren un accidente de este tipo pierden su impermeabilidad natural, por lo que no pueden soportar el frío del océano o hidratarse. Por otra parte, puede ingerir accidentalmente petróleo, lo que dañaría órganos internos. Por ello, la respuesta rápida es esencial para salvar a los pingüinos. Las aves se recogen una a una y a mano y se depositan en cajas para su traslado a un centro de rehabilitación animal.

2. Estabilización

Las aves ingresadas suelen presentar síntomas de deshidratación, estrés y debilidad. El equipo que cura al animal evita acariciar o domesticar a las aves. Los pingüinos estresados ​​pueden morder en un acto reflejo, como mecanismo de defensa. Tras una evaluación inicial, los pingüinos se identifican con una etiqueta que se coloca en su aleta. Entonces, se da una solución electrolítica hidratante. Durante los siguientes dos o tres días, los miembros del equipo rehidratan a las aves tres veces al día, les dan de comer dos veces al día y se les lleva a nadar en piscinas especiales durante periodos cortos. Si se trata de un pollo muy débil debe llevar un régimen estricto a base de pescado y vitaminas para asegurarse de que aumentan de peso.

3. Limpieza

La limpieza o extracción del aceite se produce cuando los pingüinos se han estabilizado y se encuentran fuertes como para ser lavados por el equipo veterinario. Primero, se echa una solución que descompone el aceite. Después, las aves se lavan en una solución jabonosa tibia. El enjuague es un paso importantísimo, ya que es cuando se elimina todo el jabón de las plumas del pingüino, lo que permite que las aves recuperen su impermeabilidad natural. Todo este dura entre una y dos horas. Después, las aves se colocan bajo lámparas de calor infrarrojo para que se sequen lo antes posible.

4. Rehabilitación

Aunque ya limpios, los pingüinos aún no se pueden llevar a su hábitat natural. Durante las siguientes 2 o 3 semanas, siguen un régimen de hidratación, correcta alimentación y un poco de natación, hasta que recuperan su aptitud natural y la impermeabilización total. En esta fase, el equipo veterinario analiza el estado de salud de las aves, poniendo especial atención a las condiciones de las plumas.

5. Suelta

Para poder sobrevivir en su hábitat natural, los pingüinos deben haber recuperado completamente su impermeabilidad natural, además de estar libres de infecciones y haber alcanzado un peso mínimo. Por último, se evalúan las condiciones ambientales antes de liberar a los pingüinos, eligiendo el lugar y la compañía más apropiados (si, por ejemplo, es un ejemplar joven, generalmente se sueltan en una colonia de cría; en cambio, las aves adultas se dejan en una playa o directamente en la colonia de cría).

Como vemos, es un proceso largo y costoso. La próxima vez que veas un pingüino lleno de petróleo, no creas que con un chorro de agua se ha recuperado del desastre ocasionado por el ser humano. Aún le quedan semanas de recuperación, rehabilitación y entrenamiento.

Puedes ver el proceso en este vídeo: