Cómo se reproducen las medusas
Durante otras épocas del año, no se habla de las medusas. Pero llega el verano y las noticias sobre estos animales proliferan, como lo hace su presencia en las playas. Los veraneantes quieren disfrutar de un baño en el mar sin molestas picaduras y se interesan por el comportamiento de las gelatinosas criaturas.

Desde hace años, su número aumenta. Las altas temperaturas, así como el cambio de corrientes marinas, son dos de las principales causas de este aumento de medusas, según ha señalado la científica del Instituto de Estudios Oceanográficos (Oceana), Marta Carreras, que prevé un aumento de la presencia de medusas en zonas turísticas como Baleares, con respecto al año pasado, a finales de agosto. Pero, ¿cómo se reproducen las medusas?

Las medusas tienen un ciclo vital poco habitual en el reino animal. Las medusas pertenecen a una clase de fauna llamada hidrozoo, que se caracteriza por una alternancia de generaciones: a una generación sexual le sucede otra asexual. Las medusas tienen género. Los espermatozoides del macho fecundan los óvulos de la hembra y se forma el zigoto, que crece en forma de larva o plánula, como ocurre en mamíferos, aves y peces.

Esta plánula comienza su vida libre, hasta que se adhiere al fondo marino y crece hasta formar un pólipo, que, durante un tiempo, sólo se encarga de coger alimento. Cuando la colonia de pólipos alcanza un estado óptimo de nutrición comienza el proceso de división para la formación de medusas individuales. Los pólipos se dividen mediante surcos transversales, su forma ha cambiado y se asemejan a piñas.

Los pequeños discos se convierten por fin en larvas de vida libre, que crecen y se transforman en una medusa adulta con gónadas en las que se formarán los óvulos o espermatozoides.

Son aparentemente frágiles, pero, en realidad, son peligrosas. Las corrientes marinas las arrastran hasta la playa, donde molestan a los bañistas.

Es al final de otoño, cuando el agua se enfría, la época del año en la que las medusas se reproducen. En primavera, salen las pequeñas medusas, que van creciendo. En verano, llega la proliferación en las playas. Por tanto, el calentamiento global, al aumentar la temperatura de los océanos, causa que haya más medusas cada año.

En caso de picadura, se recomienda aplicar a la herida soluciones con amoníaco y recurrir al socorrista de la playa.