Cómo tener un embarazo ecológico
Si lo que buscas es tener un embarazo saludable la ecología es una buena opción. El embarazo es una de las etapas más importantes y a la vez emocionantes en la vida de una mujer, pero es también el momento en el que surgen más dudas sobre si nuestros hábitos diarios pueden afectar a nuestro bebé. Si sabes que estás haciendo algo que puede perjudicarle ahora es el momento para dar un cambio radical y pensar en la salud. A continuación te damos algunos consejos para llevar un embarazo ecológico que te permita disfrutar de esta época tan ilusionante por la llegada de un nuevo hijo.

Lo que comes o lo que bebes será lo mismo de lo que se alimentará el bebé mientras esté creciendo en tu barriguita. Sigue una dieta baja en grasas. Nuestro consejo es consumir alimentos orgánicos. La mayoría por no decir todos los alimentos que encontramos en un supermercado normal están repletos de químicos, pesticidas y herbicidas que a largo plazo son muy malos para la salud. Por contra, los alimentos orgánicos están libres de químicos, tienen más nutrientes y gran cantidad de antioxidantes. Come muchas frutas y verduras.

Asimismo, evita beber alcohol y café. Además te recomendamos instalar un purificador en al agua para eliminar las posibles partículas de polvo, restos de metales y cloro. La hidratación es fundamental durante el embarazo y es por eso que el agua tiene que estar bien limpia o bien embotellada.

El aire que respiras es también un factor a tener en cuenta. Por ejemplo en la cocina cuando estás preparando la comida o limpiando se liberan sustancias que pueden ser tóxicas por lo que es importante ventilar bien todos los espacios del hogar. Diversos estudios han demostrado que en las casas donde se utilizan ambientadores químicos aumentan en un 32 por ciento los casos de diarrea en los niños y los dolores de cabeza en un 10 por ciento.

Si te gustan las velas que sean de cera natural y los ambientadores de flores naturales o plantas aromáticas. Nunca estés en un lugar cerrado con alguien fumando ya que el humo de los cigarrillos se acumula en nuestro cuerpo y eso hace aumentar su riesgo de padecer cáncer en la edad adulta. De verdad que lo del tabaco durante el embarazo es muy importante y no todas las madres son conscientes del peligro que conlleva.

Cómo tener un embarazo ecológico
Otra buena idea es cambiar un poco la decoración de tu casa y apostar por el verde, las plantas siempre traen alegría y oxigenan el aire. Respirarás mejor, te sentirás más relajada y tu casa lucirá un ambiente más natural y agradable. Es más, si tienes tiempo y espacio te animamos a cultivar tu propio huerto casero en el jardín, puede parecer una gran tarea, pero no necesitas más que unos maceteros y unas semillas de tomate, pepino o lo que te apetezca. Es bueno hacer algo de ejercicio y cuidar el huerto es una actividad sana y reconfortante perfecta para un embarazo ecológico.

La ropa que te pongas es también un factor a tener en cuenta. Si no las tienes compra prendas de algodón orgánico para evitar esas dichosas sustancias químicas o pesticidas que pueden esconderse entre los tejidos de la ropa. La ropa está en continúo contacto con la piel por lo que debemos hacer uso de prendas limpias, suaves y ligeras.

La limpieza es necesaria en cualquier casa pero hay que ir con mucho cuidado porque muchos productos son químicos peligrosos para nuestra salud y, especialmente, para la del bebé que es mucho más sensible puesto que todavía no tiene formadas sus defensas. Utiliza productos orgánicos o soluciones caseras para limpiar como el bicarbonato, el limón, el vinagre o la leche. Te sorprenderá ver lo bien que funcionan.

Para terminar, si durante el embarazo estás aprovechando para decorar la habitación de tu bebé utiliza solamente pinturas que contengan compuestos orgánicos volátiles (VOC), estos son inofensivos para los niños, pues no contaminan el aire liberando toxinas o vapores con malos olores. Los muebles también pueden ser reciclados pero asegúrate que en el caso de ser maderas tengan un buen tratamiento.

En definitiva, se trata de pensar en nosotras, en nuestro hijo y también en el medio ambiente. Sigue estas pautas para un embarazo ecológico y disfrutarás de una maternidad como siempre habías soñado.