Competición de fotografías submarinas
La reserva marina de Levante de Mallorca-Cala Rajada ha celebrado en julio el Campeonato de Baleares de Caza Fotosub 2010, organizado por el Club Perlas de Manacor y la Federación Balear de Actividades Subacuáticas. La caza fotosub es una modalidad deportiva en auge, fomentada por la Federación Española de Actividades Subacuáticas como alternativa a la pesca submarina, en la que los participantes tienen que combinar la capacidad de permanecer sumergidos en el agua conteniendo la respitación (apnea), los conocimientos biológicos y fotográficos y las técnicas propias de la pesca submarina, y fotografiar el mayor número posible de especies marinas de la zona. Las puntuaciones otorgadas por el jurado valoran tanto la calidad de la imagen como la dificultad de conseguir la instantánea según el comportamiento de cada especie.

Esta modalidad deportiva, una suerte de pesca submarina sin llegar a matar a los animales, es perfectamente compatible con la protección y gestión de usos ofrecida por las reservas marinas que, además, ofrecen un lugar privilegiado para el desarrollo de la actividad debido a la abundancia de especies y el magnífico estado de conservación de los ecosistemas englobados en estas zonas. Además, este tipo de competiciones permiten acercar al público general, mediante las imágenes captadas por los participantes, la gran variedad de especies existente en estos lugares llenos de biodiversidad que son las reservas marinas. Así, el Club Perlas celebrará, a partir del 18 de julio, una proyección pública de las mejores fotografías de la competición, una iniciativa que servirá tanto para dar a conocer este exigente deporte, como para mostrar la belleza que se esconde en el mar.

En la prueba desarrollada en la reserva de Levante de Mallorca-Cala Rajada participaron ocho deportistas que, durante cinco horas, se movieron entre el espigón del puerto de Cala Rajada y la punta del faro de Capdepera, con el Farallón de Cala Gat como punto de interés principal, muy atractivo para los participantes por la riqueza y variedad de especies que presenta. Los organizadores destacaron el elevado número de especies fotografiadas, que superó con creces al de ediciones previas.