Conciencia ecológica durante las fiestas navideñas
Las fiestas navideñas, celebraciones y festejos ponen a prueba la conciencia ecológica de los ciudadanos. ¿Sabes qué hacer con los envoltorios de papel o plástico? ¿Y con los regalos? ¿Y con el abeto de Navidad? Ser ecológico después de las Navidades es algo cada vez más importante para respetar el medio ambiente, ya que son unos días en los que se generan la mayor parte de los residuos.

Los días que tenemos que ir con más cuidado son el de Navidad, Año Nuevo y Reyes. Por suerte, los Ayuntamientos suelen ampliar la recogida de basuras durante estas fechas, pero no siempre es suficiente. Suele ser bastante habitual ver contenedores desbordados. Lo ideal para que esto no suceda es que los consumidores almacenen en casa envoltorios que acumulen e introducirlos en el contenedor azul (papel y cartón) o en el amarillo (plásticos) una vez pasadas las fiestas.

Por otro lado, también queremos fomentar el reciclado, fundamental para el ecologismo. Aunque siempre es mejor reducir la cantidad de residuos, y después, reutilizar los productos para alargar su vida útil. Cada vez son más los que aprovechan las cajas, el papel de regalo o las tarjetas de felicitación. Todo puede servir para envolver otros regalos.

Respecto a los regalos, con el fin de reducir al máximo su impacto ambiental, es preferible que sean productos “verdes”. Los juguetes ecológicos son aquellos que están hechos con materiales no contaminantes. Además, lo que suele suceder es que el nuevo producto sustituye a otro que ya no se va a utilizar, en vez de tirarlo a la basura, plantéate la posibilidad de si alguien lo puede utilizar, dárselo tal cual a un amigo o familiar. También puedes donar los regalos no deseados a ONG solidarias.

En cuanto al árbol de Navidad, si se trata de un abeto natural, un correcto cuidado evitará que se muera y permitirá que pueda ser trasplantado de nuevo. En casi todas las ciudades existe la recogida selectiva de estos abetos naturales para trasplantarlos en el bosque o bien para triturarlos y usar el humus resultante como abono.