Logran cargar la batería de un teléfono con orina
¿Orina para cargar el teléfono, estamos de broma? Pues va a ser que no. Aunque parezca una locura, en realidad se trata de un experimento científico que simplemente ha conseguido extraer electricidad a través de la orina en cantidad suficiente como para cargar la batería de un teléfono móvil.

El equipo de científicos de Reino Unido que ha logrado tal hazaña ha elegido la orina por ser un combustible que abunda, y que siempre viene con nosotros, por lo que se convierte en una solución perfecta para el sempiterno problema de la carga de los móviles, especialmente de los smartphones.

Investigadores de la Universidad del Oeste de Londres realizaron pruebas con un modelo de Samsung, consiguiendo mandar un mensaje de texto, hacer una llamada e incluso navegar por internet gracias al uso de celdas de combustible biológicas que convierten desechos en energía eléctrica. En esta ocasión, eso sí, se trata de desechos humanos, cuya aplicación en teléfonos es toda una novedad.

Así fue cómo se hizo

¿Pero, cómo lo hicieron? Cultivaron bacterias que, al romper los componentes químicos de la orina a su paso por unos cilindros de cerámica -donde se encontraban éstas-, generó una carga eléctrica. Una vez almacenada, puede utilizarse directamente para cargar el teléfono u otro dispositivo.

Logran cargar la batería de un teléfono con orina
Ahora, el reto es conseguir aplicaciones distintas para las celdas, que actualmente tienen un tamaño demasiado grande para un uso portátil, que sería lo suyo para cargar teléfonos. Por lo demás, sólo restaría comercializarlo como un cargador único, que recicla o, si de quiere, reutiliza agüita amarilla (nuestra o de quien sea, ahí puede estar también la gracia) para que nuestro smartphone no se desmaye. O, lo que viene a ser lo mismo, para cargar hay que descargar, así de simple, barato y ecológico. ¿Alguien da más?