Contaminación de las granjas chinas
La industria china, especialmente sus fábricas, eran las causantes de la enorme contaminación que sufre el país asiático. Sin embargo, los agricultores y ganaderos también tienen parte de la culpa, pues se ha demostrado que contaminan incluso más que las propias empresas. Esto es lo que confirma China sobre la polución en el país, el estudio revela que la contaminación del agua es dos veces más grave de lo que se pensaba, pues en las cifras disponibles hasta el momento no tenían en cuenta los residuos agrícolas.

Según el estudio en el que se han recopilado datos de seis millones de fuentes, las tierras que cultivan los agricultores contaminan el agua mucho más que las emisiones de sus fábricas. Por lo tanto, se demuestra que los agricultores no solo son responsables de una pequeña parte del problema medioambiental, sino que son los grandes causantes de la problemática contaminación.

La problemática se centra en los problemas derivados de los métodos de la agricultura intensiva, especialmente por el uso de fertilizantes y pesticidas, utilizados durante décadas para aumentar la productividad, pero su uso inadecuado ha tenido también un grave impacto en el entorno. Por otro lado, el rápido desarrollo de la ganadería y de la acuicultura ha producido gran cantidad de alimentos pero son grandes fuentes de contaminación en nuestras vidas.

Los elevados datos de contaminación procedentes del medio rural se explican también por el enorme tamaño del sector agrícola chino, aunque no dejan de reflejar la enorme dependencia de métodos artificiales altamente contaminantes.