Contaminación en China con millones de cápsulas de medicamentos
Muchas empresas lanzan sus vertidos químicos al medio ambiente. Habitualmente a las corrientes de las aguas residuales. En la mayoría de los casos son compuestos químicos que no son visibles: hay que analizar el agua para comprobar y demostrar que, efectivamente, el agua está contaminada. Estas prácticas pueden suponer un grave peligro para la salud de la población.

En China, se ha producido un vertido, sólo que, en este caso, ni siquiera han tenido la decencia de esconderlo. Millones de cápsulas vacías que sirven para envolver medicamentos han aparecido en los canales de las aguas residuales, formando un río multicolor, espectacular, la verdad sea dicha, pero también muy contaminante.

La imagen no está exenta de belleza. Pero el daño al medio ambiente se produce igual. Millones de cápsulas vacías de medicamentos que se arrojan ilegalmente a un canal de aguas residuales, formando una capa de color que se extiende a través de más de 300 metros, en un canal paralelo a la carretera, cerca de la localidad de Zhengshang Ligang, no muy lejos de Zhengzhou, en la provincia de Henan.

Contaminación en China con millones de cápsulas de medicamentos
Las cápsulas, de varios colores, aparecieron en el canal durante la noche. Dom Baozhou, jefe del comité de la aldea, dijo que estas cápsulas puede provenir de talleres ilegales en el pueblo. La policía china ha detenido a 45 personas y se incautaron de más de 77 millones de cápsulas contaminadas con cromo.

La pila de cápsulas desechadas han cubierto por completo los canales por donde discurre el agua. Es doblemente perjudicial. En primer lugar, porque pueden producir atascos en el canal. Y, por otra parte, puede contaminar el agua con los productos químicos que se usan en la industria farmacéutica. Un arcoíris de contaminación, tan bello como terrible.

Lo cierto es que la industria farmacéutica es una de las que más contamina el planeta. Los contaminantes emergentes, que incluyen compuestos químicos orgánicos como fármacos, productos de higiene personal (detergentes, desodorantes), filtros ultravioleta utilizados en cremas solares o fragancias sintéticas utilizadas en productos de limpieza, son muy perjudiciales para el medio ambiente.