Continúa el desarrollo del avión que vuela con energía solar
Desde el éxito de su primer vuelo el 7 Abril de 2010, el aeroplano Solar Impulse HB-SIA, un avión que vuela con energía solar, ha efectuado ocho vuelos de pruebas. Con estos vuelos se ha optimizado el funcionamiento del aparato y los pilotos se han familiarizado con su comportamiento.

El Solar Impulse comenzará una nueva fase de pruebas con un ambicioso objetivo: demostrar que es posible volar tanto de noche como de día cuando es un avión propulsado únicamente por energía solar. Será la primera vez que un avión de estas características realiza un vuelo de noche y, a la postre, sería el principal paso para validar la posibilidad de vuelos de larga duración sin ningún combustible.

“¡Volar día y noche con un avión solar es un reto humano y tecnológico nunca antes realizado y un paso esencial del proyecto!”, ha declarado André Borschberg, CEO y cofundador de Solar Impulse. “Demostrar que se puede volar día y noche nos permitirá a continuación efectuar varios ciclos consecutivos y de acercarse a la noción del vuelo perpetuo. La gran pregunta es si el piloto podrá ahorrar suficiente energía con el fin de volar toda la noche. Los vuelos nocturnos realizados por un avión propulsado solamente por la energía solar quieren ser una demostración del potencial de las energías renovables y las tecnologías que permitirán ir reduciendo gradualmente nuestra dependencia del petróleo”, concluye Bertrand Piccard, iniciador y presidente de Solar Impulse.

Los resultados de este modelo de avión, el Solar Impulse HB-SIA, permitirán, después del análisis de su comportamiento, configurar y construir un segundo avión cuyo objetivo será dar la vuelta al mundo en cinco etapas. Esto está previsto que se realice a partir de 2013. Estos experimentos, eso sí, requieren un clima favorable y podrán realizarse en cuanto una ventana ideal se presente entre el 20 de junio y el final de julio de 2010. El anuncio de estos intentos serán comunicados con 72 horas de anticipación, la fecha se mantiene o no 48 horas antes y se confirma dentro de las 24 horas que preceden el despegue. Los vuelos se podrán seguir en directo a través de Internet desde la web de la empresa que desarrolla el proyecto, Solar Impulse.